Valora este post

Hace unos días te presentábamos en supercurioso la primera parte de los lugares más extraordinarios de nuestro planeta. Esos que deberías visitar al menos una vez en la vida con el fin de envolverte de sus bellezas incomparables, de esos espacios donde uno se siente pequeño ante semejantes grandezas naturales. Hoy te ofrecemos la segunda parte, así que presta atención y déjate sorprender, deja que estos parajes te cautiven con sus particularidades para, al menos, hacerte soñar. 

1. Las cuevas de hielo de Mendenhall en Alaska, Estados Unidos

Cuando la luz atraviesa el cristal azul del glacial, te aseguramos que pocas cosas pueden ser tan espectaculares. Para conocer este lugar único deberás viajar a Alaska, a unos 20 km del centro de una ciudad llamanda Juneau. Mendenhall Glacier es un glaciar de cerca de 19 kilómetros de largo, en Mendenhall Valley. ¿Lo imaginas? también se le llama «el glaciar de detrás de la ciudad», y dicen, que quien entra en su interior y ve un amanecer a través de sus paredes… nunca vuelve a ser el mismo.

Cuevas de hielo Mendenhall

2. Monte Roraima en Venezuela, Brasil y Guyana

Nos situamos ahora en América del Sur. En la sierra Pacaraima. El monte, o cerro Roraima es el punto más alto de una cadena montañosa tabular emplazada entre Venezuela y Brasil. Descrito por primera vez por el explorador inglés Sir Walter Raleigh en 1596, sus montes de la época del Precámbrico miden tienen unos 31 km².

Acantilados de vértigo, vacíos de 400 metros de altura por todos sus lados que dibujan, la que se considera, la formación geológica más antigua de la Tierra.

Monte roraima venezuela

3. La región antigua de Anatolia en Cappadocia, Turquía.

La palabra  «Capadocia» deriva del vocablo  Katpadukya, que viene a significar «Tierra de bellos caballos». Y es que en esta árida pero espectacular zona, los caballos eran muy apreciados, y era común ofrecérselos a reyes como Asurbanipal, de Asiria, y Darío y Jerjes, de Persia.
El paisaje es sencillamente único, Capadocia es el maravilloso resultado la erosión a lo largo de los milenios de las fuerzas naturales. Un ejemplo de ello es la cadena montañosa Tauro, formada hace 60 millones de años y rodeada por impactantes depresiones rellenadas por magma y otros elementos volcánicos. Esta zona parece arrancada de otro tiempo y otra época, una región que bien merece la pena visitar.

Cappadocia

4. El mar de estrellas en la isla Vaadhoo, Maldivas

Si tienes la suerte de ahorrar el suficiente dinero como para viajar a las Maldivas, y en concreto a la isla Vaadhoo, tendrás la oportunidad de hacer algo extraordinario: contar todas y cada una de las estrellas que tejen nuestro manto nocturno.  ¿No te lo crees? Desde supercurioso te lo aseguramos: las noches en esta isla inhabitada de Raa Atoll, en el océano Índico, son algo inolvidable. Es un paraje sencillamente poético. Los puntos de luz aparecen reflejados en el mar como diamantes de fuego, una belleza única que muchos turistas visitan cada año en compañía de sus parejas. Estos puntos de luz provienen de unas pequeñas criaturas bioluminiscentes que las olas arrastran hasta la playa.

Mar de estrellas Vaadhoo maldivas

5. Las cataratas Victoria entre Zimbabwe y Zambia en África

África es un continente lleno de contrastes, de bellezas y arideces, de pueblos extraordinarios y de parajes tan míticos, que con solo pronunciar su nombre empezamos a soñar: Cataratas Victoria. ¿Qué te sugieren?

Más de sesenta millones de litros de agua cayendo cada minuto y a toda velocidad desde una altura de 107 metros. Quienes las han visitado dicen que el sonido es atronador, imposible escuchar nada más que el grito de la naturaleza. Los nativos lo llaman «El humo que truena», ahí donde caen las aguas del río Zambeze, dibujando desde hace cientos de años uno de los espectáculos más increíbles de la naturaleza africana, y que el gran David Livingstone quiso bautizar con el nombre de la reina de aquella época: Victoria.

Cataratas victoria

Si te has quedado con ganas por conocer más países y esas joyas únicas que guardan en sus tierras, no te pierdas la próxima entrega de Lugares extraordinarios. Te aseguramos que seguiremos sorprendiéndote.

13 Comentarios

  1. El monte Roraima es el lugar que según yo Steven Spielberg requería para mostrar a los dinosaurios mas grandes y raros en Jurassic Park o para que la tipifica avioneta se estrelle ahí !!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here