Valora este post

Seguro que en tu vida ya has hecho viajes extraordinarios, países donde habitan grandes monumentos y fascinantes escenarios. Pero es posible que te limites a  esas capitales más o menos turísticas que todos conocemos: Londres, París, Venecia, Praga, Nueva York… destinos comunes que aunque fantásticos, son quizá sobradamente conocidos por todos. Permítenos entonces que te hablemos un poco de otros lugares igual de interesantes, escenarios simplemente extraordinarios que deberías visitar al menos una vez en tu vida. Así que ¿Preparado para soñar?

1. Zhangye Danxia en Gansu, China

Está situado en la provincia de Gansu. Lo primero que creerás es que te encuentras dentro de un fascinante cuadro impresionista satinado de colores increíbles: rosado, azul, rojo, gris… Es aquí donde se encuentran estas impresionantes montañas donde se alza este fabuloso escenario multicolor y digno de habitar en nuestros propios sueños. A penas llueve, y los  colores aleatorios en los estratos se van formando por los sucesivos depósitos de minerales de diversa pigmentación en las capas rocosas.

Es un fenómeno que se ha originado a lo largo de los años, millones y millones de años donde la colisión indo-australiana y la placa tectónica de Eurasia se encargaron en su momento de dibujar estas increíbles ondulaciones propias de un cuadro de Van Gogh.

Zhangye Danxia en Gansu, China

2. El columpio de “El fin del mundo” en Baños, Ecuador

¿Te atraen las alturas? ¿Te gusta columpiarte? Entonces debes conocer este fabuloso lugar, lo llaman el Columpio del fin del mundo, un nombre que ya de por sí suscita mucha expectación. Deberás ir a por la carretera de la zona de Bellavista de Baños, en Ecuador, hasta llegar a aun mirador de vigilancia sísmica llamada La Casa del Árbol.

Si eres adicto a la adrenalina no dudarás en subirte en ese columpio que cuelga de tal sobrecogedor escenario. No hay medidas de seguridad, por lo tanto debes ir con especial cuidado a la hora de columpiarte y dejar tus piernas en sobre ese abismal vacío, donde las nubes, y la cercanía del volcán Tungurahua, serán tus únicos compañeros.

El columpio de “El fin del mundo” en Baños

3. El Gran Hoyo Azul en Belize

Otro de los lugares más increíbles del mundo es sin duda este idílico círculo azul intenso con bordes del más increíble  turquesa, tiene 305 m de diámetro, y se haya inscrito en un paraje de ensueño: El Caribe. Se encuentra en el atolón del Faro, a unos 100 km de la costa de Belice, ahí donde se encalla este fabuloso agujero acuático  de 123 m de profundidad, desde donde se accede  a un sistema de cuevas calizas en la última Edad de Hielo. ¿Preparamos ya las maletas?

Si quieres saber más sobre este interesante agujero, no te pierdas este interesante artículo: Agujeros Azules: Los recuerdos de la era del hielo.

El Gran Hoyo Azul en Belize

4. Las praderas de tulipanes en Holanda

Infinitas líneas multicolor, interminables tonalidades pintando las verdes praderas de Holanda, donde aquí y allá, se alzan esos bellos molinos mecidos por viento. Si no has visto nunca este fabuloso espectáculo tu vida no está completa. Te aseguramos que incluso la brisa desprende un perfume de ensueño, un regalo para los sentidos que no debes dejar escapar.

Las praderas de tulipanes en Holanda

5. La cueva de Hang Son Doong en Quang Binh, Vietnam

Parque Nacional Phong Nha-Ke Bang, en la provincia vietnamita de Quang Binh, cerca de la frontera con Laos. Otro de los lugares más estremecedores y fascinantes del mundo: una inmensa cueva con río subterráneo, tan gigantesco que tendrás la sensación de estar en otro mundo: una cámara de 5 kilómetros de largo, 200 metros de altura y 150 metros de anchura. Sencillamente increíble.

La cueva de Hang Son Doong en Quang Binh, Vietnam

 6. Parque Hitachi, Japón

Imagina: Su nombre traducido significa “amanecer”. Parcelas interminables de diferentes colores tejidos a base de cerezos en flor, tulipanes, narcisos, amapolas, lirios, y nemofily. Se dice que el perfume de este escenario es sencillamente embriagador, de hecho cuesta pensar que no hace mucho fue una base militar de EE.UU, hasta que a principios de los años 70 se ofreció de nuevo al Gobierno del Japón, quienes ansiosos por eliminar cualquier rastro bélico, lo transformaron en un verdadero paraíso donde las suaves colinas están satinados de fabulosos colores y embriagadores perfumes… ¿cómo resistirse?

Parque Hitachi, Japón

El mundo está lleno de lugares extraordinarios, parajes de ensueño que seguiremos mostrándote en próximas entregas…

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here