La Mantis Orquídea | 10 Curiosidades de esta bella asesina
5 con 1 voto

En la naturaleza existen muchos animales que atraen nuestra atención por sus curiosos comportamientos. Nos asombramos y en ocasiones nos horrorizamos ante situaciones que vienen biológicamente determinadas, pero que nos resultan incomprensibles. La mantis religiosa y su acción tras el apareamiento es una de ellas. En este artículo queremos acercarnos a otra mantis muy especial: La Mantis Orquídea. Descubre 10 Curiosidades de esta bella asesina.

Los mantodeos, conocidos popularmente como “mantis” son un orden de insectos neópteros que cuenta con más de 2.450 especies. Viven por todo el planeta, pero con preferencia en las zonas tropicales. Una de sus principales características es la facilidad para camuflarse o mimetizarse en el entorno en el que viven. En el caso de la Mantis Orquídea, toma una forma y colorido similar al de estas plantas, pero no vive únicamente entre ellas, sino que se camufla entre diferentes tipos de flores.

10 Curiosidades de la Mantis Orquídea

1. La Mantis Orquídea pertenece a un grupo de mantis que imita a las flores y forman parte de la “familia Hymenopodidae”. Su rasgo principal es el mimetismo agresivo, lo que significa que son depredadores que se camuflan con colores y patrones para atraer a sus presas. Su nombre técnico es “Hymenopus coronatus”, aunque también se la conoce como “Mantis orquidea malaya” o “Mantis orquidea rosada”.

La Mantis Orquídea | 10 Curiosidades de esta bella asesina

2. El hábitat de estas curiosas criaturas son las selvas lluviosas de Indonesia, Malasia, Birmania, Tailandia o Sumatra.

3. Su alimento habitual son las presas que consigue camuflada como una flor. Suele comer pequeños insectos como moscas, grillos, mosquitas de la fruta, escarabajos, abejas e incluso a los de su misma especie de menor tamaño. También pueden comer pequeñas lagartijas o sapos. Sin embargo, no solo consume animales, sino que una de las curiosidades que la caracterizan es que también puede alimentarse de plátanos maduros y es la única especie de mantis religiosa que los come.

La Mantis Orquídea | 10 Curiosidades de esta bella asesina

4. Para mimetizarse, el cuerpo de la mantis, de colorido brillante, consigue asemejarse a una orquídea. Esto es lo que la ayuda a camuflarse entre las flores propiciando que pueda atacar a sus presas. Las cuatro patas que utiliza para caminar se parecen mucho a los pétalos de las orquídeas y en cambio, las delanteras, que son dentadas, tienen la función de agarrar a sus presas.

La Mantis Orquídea | 10 Curiosidades de esta bella asesina

5. El cuerpo de la mantis orquídea es tan parecido al de una flor que el insecto sube y baja por las ramas de las plantas hasta que encuentra una que tenga flores entre las que pueda camuflares. Cuando encuentra el lugar idóneo, se coge a las ramas con las patas de atrás y se balancea de un lado a otro como cualquier flor medida por el viento. Además, su cuerpo presenta una pequeña mancha negra en el extremo de su abdomen que es confundida por las moscas con una de su propia especie y por ese motivo se acercan tranquilas para ser, acto seguido, devoradas por la mantis.

6. La Hymenopus coronatus presenta uno de los dimorfismos sexuales más grande entre todas las especies de mantis. En general, las hembras son más grandes que los machos, pero en el caso de la mantis orquídeas la diferencia entre unos y otros es muy pronunciado, de manera que un sexo es de la mitad del tamaño que el otro. Las hembras miden de 7 a 8 cm. y los machos entre 3 y 4 cm. En general, se ha observado que las mantis hembras se comen a los machos especialmente en cautividad ya que de ellos obtienen los nutrientes que necesitan para sus crías. En libertad, el 83% de los machos de mantis no son consumidos por sus parejas sexuales.

La Mantis Orquídea | 10 Curiosidades de esta bella asesina

7. El camuflaje de este insecto tan peculiar tiene una doble finalidad. Por un lado es una manera de mimetismo agresivo con el que atraer a sus presas y por el otro es una manera de engañar a sus depredadores.

8. Existe una leyenda urbana que dice que las mantis son peligrosas. No es cierta. La mantis son agresivas y la mantis orquídea también, pero ni pican ni son venenosas. En algunos países incluso se las comen y en otros se consideran animales sagrados debido a su postura en la que parece que está rezando.

La Mantis Orquídea | 10 Curiosidades de esta bella asesina

9. La esperanza de vida de una mantis está entre los ocho meses y un año. Las ninfas, con el fin de no ser depredadas, antes de desarrollarse son de color naranja y negro para parecerse a los insectos de la familia Reduviidae (a la que pertenecen los chinches) y que tienen un sabor desagradable, además de un mordisco potente. Cuando van mudando, toman los colores blancos y rosas que las asemejarán a flores de orquídea, aunque tanto la luz como la humedad influirán en su color final.

10. La Mantis Orquídea y muchas otras mantis florales son muy populares como mascotas, pero parece que hay cierta dificultad en conseguir que se reproduzcan en cautividad y son muy caras.

La mantis orquídea tiene un comportamiento muy similar al de otras mantis, pero tiene la particularidad de su belleza. ¿Conocías a este curioso insecto? ¿Tienes más datos sobre él? Compártelo con nosotros y así podremos ampliar esta lista de curiosidades. Si quieres conocer otros animales de aspecto extraordinario, te invitamos a leer:

Imágenes: Luc ViatourRaffi Kojian, Sara Bea Delgado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here