En la naturaleza existen muchos animales curiosos que atraen nuestra atención por sus particulares comportamientos y aspectos. En ocasiones podremos asombrarnos y otras veces, nos horrorizamos ante sus conductas. La mantis religiosa por ejemplo, es un insecto muy extraño y hermoso, aunque debes saber que hay uno aún más hermoso. En Supercurioso queremos acercarnos a una mantis muy especial: La Mantis Religiosa Orquídea. Te invitamos a descubrir la singular belleza de uno de los animales raros del mundo.

La Mantis Orquídea, una belleza letalmantis orquidea

Los insectos, los más grandes pobladores de la tierra (3/4 de los seres vivos), han existido en el mundo desde hace millones de años gracias a sus mecanismos de supervivencia que, les permiten adaptarse con gran facilidad a cualquier entorno. Su capacidad de mímesis es tal, que incluso al ojo de un experto puede llegar a confundirse.

Según Michael Chinery, las mantis predadoras desarrollaron dos métodos de uso del mimetismo para poder capturar sus presas. En uno, la mantis usa el color de las flores donde habitan para confundirse con las mismas. Tal es el caso de la mantis Orquídea, que gracias a su camuflaje atrapa a sus presas cuando ellas se acercan a alimentarse de las «flores». El insecto confunde la mantis Religiosa Orquídea con una flor y literalmente vuela hacía las «mandíbulas de la muerte».

¿Cómo logran su color?insectos carnivoros

La Mantis Orquídea pertenece a la familia Hymenopodidae y su mimetismo agresivo permite que sean depredadoras muy hábiles al cazar. Algunos expertos aseguran que el término correcto para el «camuflaje» de la Mantis Orquídea es el de cripsis.

Es decir, el fenómeno críptico corresponde a que un organismo (en este caso la Mantis Religiosa Orquídea) presenta características que le hacen pasar inadvertido a los sentidos de otros animales. ¿No crees que parecerse a una flor puede llegar a ser muy complicado? Esta Mantis sobrepasa los límites ¡su camuflaje es perfecto!.

La Hymenopus coronatus o bien, Mantis Orquídea tiene en sus dos pares de patas traseras unas formas que recuerdan los pétalos de la orquídea. Cuando son ninfas sus colores son negro con las patas rojas, pero conforme van creciendo, se van aclarando hasta alcanzar la tonalidad final que resulta, una gama de colores entre el púrpura vivido, pasando por el rosa hasta llegar al blanco puro.

El hábitat de la Mantis Orquídea

Este tipo de Mantis habitan en zonas húmedas y cálidas. Son endémicas del sudeste de Asia, esta es una de las curiosidades de Asia, porque es allí donde más insectos raros se pueden encontrar. Generalmente habitan la selva de Tailandia, Indonesia, Malasia, Birmania o Sumatra. Pueden encontrarse naturalmente en las orquídeas de las selvas tropicales y también en los árboles de papaya florecidos.

8 Curiosidades de la Mantis Orquídeamantis religiosa orquidea

Para que conozcas un poquito más de este increíble animal, te queremos contar algunas curiosidades que tiene y que lo hacen particularmente hermoso y peligroso.

1. Su nombre técnico es «Hymenopus coronatus», aunque también se la conoce como «Mantis orquídea malaya» o «Mantis orquídea rosada».

2. Su alimento habitual son las presas que consigue camuflada como una flor. Suelen comer pequeños insectos como moscas, grillos, mosquitas de la fruta, escarabajos, abejas e incluso a los de su misma especie de menor tamaño. También pueden comer pequeñas lagartijas o sapos. Sin embargo, no solo consume animales, sino que una de las curiosidades que la caracterizan es que también puede alimentarse de plátanos maduros y es la única especie de Mantis Religiosa que los come.

3. Cuando encuentra el lugar idóneo, se coge a las ramas con las patas de atrás y se balancea de un lado a otro como cualquier flor medida por el viento. Además, su cuerpo presenta una pequeña mancha negra en el extremo de su abdomen que es confundida por las moscas con una de su propia especie y por ese motivo se acercan tranquilas para ser, acto seguido, devoradas por la Mantis.

4. La Hymenopus coronatus presenta uno de los dimorfismos sexuales más grande entre todas las especies de mantis. En general, las hembras son más grandes que los machos, pero en el caso de la Mantis Orquídea la diferencia entre unos y otros es muy pronunciado, de manera que un sexo es de la mitad del tamaño que el otro. Las hembras miden de 7 a 8 cm y los machos entre 3 y 4 cm. En general, se ha observado que las mantis hembras se comen a los machos especialmente en cautividad ya que de ellos obtienen los nutrientes que necesitan para sus crías. En libertad, el 83% de los machos de mantis no son consumidos por sus parejas sexuales.

5. El camuflaje de este insecto tan peculiar tiene una doble finalidad. Por un lado es una manera de mimetismo agresivo con el que atraer a sus presas y por el otro es una manera de engañar a sus depredadores.

6. Existe una leyenda urbana que dice que las mantis son peligrosas. No es cierta. Las mantis son agresivas y en especial la Mantis Orquídea también, pero no pican ni tampoco son venenosas. En algunos países incluso se las comen y en otros se consideran animales sagrados debido a su postura en la que parece que están rezando.

7. La esperanza de vida de una mantis está entre los ocho meses y un año. Las ninfas, con el fin de no ser depredadas, antes de desarrollarse son de color rojo y negro para parecerse a los insectos de la familia Reduviidae (a la que pertenecen los chinches) y que tienen un sabor desagradable, además de un mordisco potente. Cuando van mudando, toman los colores blancos y rosas que las asemejarán a flores de orquídea, aunque tanto la luz como la humedad influirán en su color final.

8. La Mantis Orquídea y muchas otras mantis florales son muy populares como mascotas, pero parece que hay cierta dificultad en conseguir que se reproduzcan en cautividad y son muy caras.

Los mantodeos, conocidos popularmente como «mantis» son un orden de insectos neópteros que cuenta con más de 2.450 especies. Viven por todo el planeta, pero con preferencia en las zonas tropicales. Una de sus principales características es la facilidad para camuflarse o mimetizarse en el entorno en el que viven. El caso de la Mantis Religiosa Orquídea resulta ser fascinante y muy particular, ella responde a sus necesidades y ha tenido una gran capacidad evolutiva para adaptarse.

Cuéntanos ¿Conoces otra especie de Mantis tan particular? Si quieres seguir leyendo sobre las Mantis, te recomendamos leer por qué las Mantis macho quieren ser devoradas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here