El cerebro humano es asombroso. Sus funciones son complejas e importantes, nos permite hacer prácticamente todo. Es increíble cómo en él se guarda tanta información, lo que lleva a preguntarnos: ¿dónde se guarda la memoria? ¿En qué parte del cerebro está? En Supercurioso tenemos la respuesta a esas interrogantes.

Memoria: ¿en qué parte del cerebro está?

La memoria es la capacidad que tiene nuestro cerebro de almacenar y recuperar información, además se relaciona con los pensamientos. Esto se debe a las repetitivas conexiones intercelulares entre las neuronas, permitiendo la retención de experiencias pasadas que, se clasifican en memoria a corto plazo y largo plazo, según el alcance del significado que tenga para nosotros dichas experiencias.

cerebro y memoria

Los recuerdos no los guardamos en una parte del cerebro en específico, están en varios lugares. Para saber dónde localizarlos, es necesario determinar a cuál de las dos memorias –de allí se desprenden las demás– nos referimos. La memoria a corto plazo es la que mantiene la mente activa y nos permite recordar cosas durante poco tiempo, está ubicada en la corteza prefrontal. Para los recuerdos a largo plazo, que son guardados incluso por décadas, el hipocampo –en los lóbulos temporales– es donde se almacenan.

Tiene un rol fundamental en el sistema límbico, el que controla las emociones, memoria, hambre e instintos sexuales, esparcidos en el hipotálamo, tálamo y la amígdala cerebral. Desde nuestro nacimiento, se van formando los recuerdos a medida que crecemos y aprendemos cosas nuevas, por este motivo, además del corto y largo plazo, también hay memoria relacionada con los sentidos, la lógica y lingüística.

recuerdos

Cabe destacar que hay otros tipos de memoria y por ende, están en varias zonas del cerebro. Por ejemplo, la episódica está relacionada a nuestra autobiografía, la responsable de trasportarnos a lugares donde ya estuvimos. Está también la semántica, encargada de almacenar el entendimiento y conocimientos conceptuales. Ambas dentro de la memoria declarativa.

Todos nuestros recuerdos se conectan entre sí por las redes neuronales que actúan en varias partes del motor del sistema nervioso. Tenerla nos ayuda a establecer relación con los elementos que nos rodea y son conocidos, incluso si no los vemos, ya sabemos cómo son. Nuestro estilo de vida tiene mucho que ver en cuanto a la capacidad que tengamos para recordar las cosas, sobre todo si se trata de la inmediatez. Lo mejor que podemos hacer para mantenerla es siendo más activos, comiendo saludable y ejercitando esta capacidad tan esencial para el ser humano.

Ejercita tu memoria a corto plazo y recuerda compartir el artículo.

Y si quieres seguir leyendo, ¡descubre la Memoria Autobiográfica Altamente Superior!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here