Valora este post

Puede que a simple vista te parezca que no es real, que está disecado. Que es una extraña criatura creada en algún departamento de efectos especiales para el cine o la televisión. Pero no, te aseguramos que Peanut es real, y que sin lugar a dudas debe estar bastante contento por ser uno de los perros más famosos del mundo. Aunque eso sí, su reinado está en el Olimpo de los perros más feos del mundo, pero cabe la posibilidad de que él aún no lo sepa. Así pues, te presentamos al flamante ganador de este año, una criatura peluda tan encantadora como «extraña».

el-perro-más-feo-del-mundo

Conociendo a Peanut, el perro más feo del mundo y todo un superviviente

Cada año se celebra en California un curioso concurso que vale la pena conocer. En él se presentan los más fascinantes, extraños, deformes, y sugerentes canes que sus dueños tienen a bien de presentar para lograr obtener el galardón del «perro más feo del mundo». La verdad es que muchos de ellos tienen algo de encantador, un aire desvalido que hace que los veamos con otros ojos y no solo por ese aspecto a veces esperpéntico,  terrible… y también triste.

Dan miedo y lástima a la vez, o así es como lo explica la propia dueña e Peanut, flamante ganador de este año. La belleza está en el ojo de quien mira, nos dice Holly Chandler. Su animalito es un simpático perro de raza mestiza, en él se pueden entrever varias razas, pero la verdad es que se desconoce su verdadera ascendencia. Peanut tiene dos añitos, y aunque a simple vista te parezca que esté enfermo, la verdad es que ahora está bastante fuerte y goza de muy buena salud gracias sobre todo a sus dueños y a la propia Holly que lo recogió cuando era solo un cachorro.

Perro-feo

Peanut es feliz ahora, pero muchas de las pequeñas taras que vemos en él responden a los malos tratos que recibió por parte de sus antiguos dueños. Esa es la auténtica realidad. Un terrible maltrato del que pudo salir tras que fuera recogido, tratado, mimado y muy querido. Ahora está bien, pero se notan algunas de sus quemaduras y lesiones… así que, como puedes ver, este concurso de belleza esconde en ocasiones su parte más oscura y lamentable. Pero si sirve para que durante un año Peanut se sienta reconocido y valorado merece la pena, es un pequeño superviviente que a pesar de disponer del cetro del perro más feo del mundo, son muchos los que lo vemos con buenos ojos, esperando que tenga una vida plena y feliz tal y como merece todo animal.

Así que… ¡Feliz reinado, Peanut!

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here