Ramsés y Moisés | ¿Qué ocurrió realmente entre ellos?
4.6 con 16 voto[s]

Posiblemente, Ramsés II es uno de los faraones más famosos del Antiguo Egipto. Muchos de los vestigios encontrados de esta maravillosa civilización, tienen relación con este faraón. Además, los expertos en la materia aseguran que es él quien aparece en el libro del Éxodo junto con Moisés, debido a que las fechas más o menos coinciden. Pero, ¿qué hay de cierto en la relación de estos dos medio hermanos? Si quieres conocer lo ocurrido realmente entre Ramsés y Moisés, tendrás que seguir leyendo este artículo.

Los primeros capítulos del segundo libro de la Biblia cuentan que Moisés fue abandonado en el Nilo debido a la matanza que estaban sufriendo los bebés hebreos, a causa a un edicto del faraón Seti I. La hija del faraón rescató al pequeño y ocultó su procedencia, por lo que Moisés se convirtió en príncipe de Egipto junto con Ramsés. Desde ese momento empezó su complicada relación, pero… ¿qué hay de cierto en todo ello?

Ramsés y Moisés. 3 hipótesis sobre ellos

1. Moisés fue un egipcio

Ramsés y Moisés, jugadores de ajedrez egipcios 1865 Sir Lawrence Alma-Tadema
«Jugadores de ajedrez egipcios» (1865) por Sir Lawrence Alma-Tadema

Algunas hipótesis hablan de que Moisés pudo haber sido un egipcio con un cargo importante que rechazaba las costumbres de la época.

Joel S. Baden, profesor asociado de la escuela de teología de la Universidad de Yale, apunta a varios aspectos que hacen pensar que Moisés fue realmente egipcio. Para empezar el nombre «Moisés», «Mosheh» en hebreo aparece de algún modo en los nombres de algunos faraones como «Tutmosis» o «Tutmoses«.  Además, considera que es muy posible que la historia de Moisés como un hombre de origen hebreo que es criado por los egipcios sea una forma de justificar sus costumbres y aspecto egipcios, ya que en realidad lo era.

De hecho, el nombre Moisés deriva de la palabra egipcia «Mes» que significa hijo y príncipe. Según todo esto, cabría la posibilidad de que la relación entre Moisés y Ramsés hubiera sido realmente de odio entre iguales y podría llegar a tener sentido que fuera un príncipe de Egipto, «condenado» a vivir bajo la sombra de su pariente Ramsés, que hubiera decidido rebelarse e ir contra el sistema.

2. Moisés y Ramsés nunca coincidieron

ramsés y moisés, sir lawrence alma tadema, primogénitos
«La muerte de los primogénitos» (1872) por Sir Lawrence Alma-Tadema

Otros sugieren que Moisés existió, pero que no llegó a coincidir con Ramsés el Grande. El polémico investigador Immanuel Velikovsky y el historiador David Rohl están de acuerdo en que el nombre de Ramsés que aparece en la Biblia es usado de modo genérico para referirse a un faraón, pero que no fue Ramsés II quien vio suceder el Éxodo. Según ellos, fue Dedumes de la XIII dinastía quien sufrió estos acontecimientos.

Ramsés, por su parte, existió posteriormente y fue uno de los faraones más destacados del Antiguo Egipto, ya que fue un gran constructor, además de un guerrero victorioso.

Para defender que Moisés y Ramsés no coincidieron los historiadores se apoyan también en que, o se borró esta parte de la historia de los registros egipcios, o no fue en tiempos de Ramsés el Grande cuando sucedió todo. Calculan que el ahogo de gran parte del ejército egipcio en el Mar Rojo, las plagas y la huida de tantísimos esclavos hubiera afectado muy negativamente a la economía de la sociedad egipcia y no hay rastro de estas consecuencias en la época del faraón bíblico.

Así, la historia de odio entre Ramsés y Moisés -según esta hipótesis- sería más una forma de presentar la relación entre dos pueblos, más que un nexo real.

3. Moisés nunca existió

moisés y ramsés, moisés hallado por la princesa egipcia
Detalle de «El hallazgo de Moisés en el río» por Sir Lawrence Alma-Tadema (1904)

Es importante tener muy presente que la existencia histórica de Moisés no está totalmente probada. Algunas hipótesis hablan de que el personaje se creó muchos siglos después de los sucesos acaecidos en Egipto, ya que en los escritos antiguos egipcios no aparece la figura de Moisés por ningún lado.

Vistas todo estas hipótesis sobre cuál pudo ser realmente la relación entre Moisés y Ramsés, vamos a analizar cómo la describen las Sagradas Escrituras.

Relación de Ramsés y Moisés según las Sagradas Escrituras

Desde su más tierna infancia, la relación entre ellos fue muy difícil. Henutmira, hermana de Ramsés y princesa de Egipto, rescató a Moises del Nilo por lo que automáticamente éste se convirtió en príncipe. Podrás imaginar que Ramsés era el único niño y la llegada inesperada de Moisés causó muchos cambios en la vida del futuro faraón. En la Biblia se habla de que la relación entre Ramsés y Moisés era la típica relación entre hermanos, a pesar de que las riñas que pudieran tener se querían mucho y tenían una estrecha relación. Aunque todo cambió cuando ambos príncipes comenzaron a crecer y a desarrollar sus aptitudes. Tras la adolescencia, pronto comenzaron las envidias y la competición por ver cual de los dos ostentaría el sagrado trono del Antiguo Egipto. No en vano, Ramsés tenía el derecho de nacimiento aunque Moisés se fue ganando poco a poco al faraón.

Ramsés y Moisés

Todo cambio cuando Moisés fue a supervisar las obras de la nueva ciudad dedicada a Seti. En las obras, comprobó la dureza con la que se trataba a los esclavos e incluso se enfrentó a los capataces egipcios, matando a uno de ellos. Este hecho hizo que se enfrentase a Ramsés y al propio faraón. Tras investigar sus orígenes, Moisés descubrió quien era realmente y así se lo comunicó a su familia egipcia sin que nadie diera crédito. Ramsés se sintió traicionado y amenazado, por lo que desterró a Moisés prohibiéndole volver a Egipto bajo pena de muerte. La relación entre hermanos estaba totalmente rota.

Ramsés y Moisés

Según la Biblia, el odio y las diferencias aumentarían mucho más con el tiempo, debido a que Moisés recibió el encargo divino de liberar a su pueblo que vivía en la esclavitud sirviendo a Egipto. Ramsés y Moisés se encontraron varias veces después, ya que este último pidió a su antiguo hermano que dejara libre a su pueblo. El faraón se negaba siempre en rotundo, hasta que todo Egipto sufrió las plagas que Dios mandó para castigarles. Ramsés se vio obligado a liberar a los esclavos, cuando la décima y última plaga mató a todos los primogénitos de las familias egipcias, incluyendo al hijo del faraón. Este último hecho hizo que el odio de Ramsés a Moisés fuera visceral y que le persiguiera con la intención de acabar con sus vidas, pero finalmente el pueblo de Dios consiguió librarse del yugo egipcio. Después de conseguir la libertad, Moisés dirigió a su gente hacía la tierra prometida. Mientras que Ramsés perdió a su hijo y el amor de su reina. Todo estos es la versión contada por las Sagradas Escrituras y la mayoría de superproducciones que se han basado en ellas.

La relación entre Ramsés y Moisés, según la Biblia, fue de amor-odio. Al principio se querían como hermanos, pero las circunstancias futuras les obligaron a vivir enfrentados como lo hacían sus pueblos. Muchos han sido los hermanos que a lo largo de la historia han experimentado una relación parecida a la de Ramsés y Moisés, sin ir más lejos en el Antiguo Testamento existe el caso de otros dos llamados Caín y Abel. En esa historia, el hermano mayor también es preso de la envidia y los celos que acaban haciendo que asesine a su hermano pequeño.

Como siempre te decimos, nos encantaría que nos dieses tu opinión. ¿Crees que Moisés existió realmente? ¿Cómo te imaginas tú la relación entre Ramsés y Moisés? ¿Conoces alguna relación histórica de amor-odio entre hermanos? ¡Estamos deseando leer tus comentarios!

4 Comentarios

  1. Mi opinión es que tanto en el título como en la cabecera vendéis que vais a desvelar un gran hecho histórico para luego contarnos lo que todo hijo de vecino sabe ya, lo que se traduce en un artículo sin contenido alguno y que solo busca generar tráfico.

    Un despropósito y una lástima la verdad.

    • Bueno Luis, si quieres algo «novedoso» te cuento que se postula que en realidad Moisés si era egipcio y no judío. Celoso de que su hermano fuera faraón y el no tuviera poderes se dice que convenció al pueblo judío a través de su historia de adopción (muy común en la época que líderes espirituales tuvieran este tipo de historias) que era su mesías y le presentó la historia del dios único que (según los defensores de esta teoría) tomó de Akhenatón.

    • ¡Hola Luis!

      Hemos reenfocado el artículo, ya que realmente se desviaba del tema propuesto en el título y creemos que ahora sí aporta más información sobre el tema planteado.

      ¡Gracias por escribirnos!

      ¡Un cordial saludo!

  2. bueno…. un saludo para el que lo lea….. en realidad lo que yo buscaba es el significado de el cayado de moisés y su ultimo saber de el… nose si se han dado cuenta: que en la santa biblia todos los profetas o los dichos llamados por dios que tienen una misión espiritual son ¡¿pastores?!si tiene dudas… les dejo unos ejemplos; como, david y goleath (un clásico), también tenemos a jesus mismo que se denominan pastor de corderos(o cordero de dios), luego tenemos al mismo moisés que después de perderlo todo coincidente mente se convirtió en pastor y milagrosamente de la nada convertía el cayado en serpientes; el poder dividir el rió en dos y mantenerlo así por un cierto periodo de tiempo. no le parecen extraños que todos los que dejaron una historia milagrosa por «así decirlo» eran pastores de ganados, así como también nhoe, yo nose; pero en si me enfocaría en saber mas de ese cayado que ellos portaban en esas épocas.
    gracias por tener la amabilidad de leer mi punto de vista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here