Ramsés II y el misterio de los vasos canopos
5 con 1 voto

El Antiguo Egipto cuenta con miles de misterios, entre ellos una cultura llena de rituales fascinantes de los que todavía se nos escapan los detalles. Entre todos ellos, aunque no demasiado conocido, está el misterio entorno a los vasos canopos de Ramsés II. Si te pareció curioso el artículo sobre los tests de embarazo durante el Antiguo Egipto, esta historia tampoco te dejará indiferente.

El hallazgo que horrorizó a la prensa

Durante el siglo XX el mundo creyó que los vasos canopos con las vísceras de Ramsés II estaban guardados en el Louvre.

ramses II
Ramsés II

4 preciosos vasos canopos de cuarzo y cerámica vidriada en color azul con el nombre del faraón y las invocaciones a los dioses Mut y Amón.

¿Para qué servían los vasos canopos?

Los vasos canopos representaban a 4 divinidades y contenían: Imset (el hígado), Hapy (los pulmones), Duamufet (el estómago) y Qebehsenuf (los intestinos). En el Antiguo Egipto los vasos canopos eran una especie de vasijas donde se depositaban las vísceras del difunto previamente lavadas y dejadas en reposo con aromas antes de introducirlas en los mismos. Las divinidades que representaban estos vasos serían las encargadas de garantizar el funcionamiento de los órganos fuera del cuerpo.

vasos canopos

El corazón, por su parte, se dejaba intacto en el cuerpo momificado, porque en él residían los sentimientos, la conciencia y la vida.

Declaraciones y reacciones

El Louvre adquirió dichos vasos en 1905 y se proclamó que, además, uno de estos jarrones contenía ni más ni menos que el corazón del faraón (a pesar de no seguir el procedimiento ritual común que hemos descrito previamente). La presencia del corazón en un “jarrón”, añadido a la ya impactante función de los vasos canopos, provocó que algunos periodistas de la época calificaran la adquisición de “macabra“.

¿De verdad está el corazón en los vasos canopos? ¡No sigue el ritual!

Sorprendentemente, un estudio científico de 1976, llevado a cabo en París, reveló que el corazón del faraón sí estaba en su momia, en el lugar correspondiente. Para terminar de cerciorarse, el Museo del Cairo volvió a confirmarlo en 1985.

Momia de Ramsés II
Momia de Ramsés II

 

Así que, en lo que respecta a este órgano vital, los rituales de momificación se habrían respetado sin incidencias y lo dicho en un primer momento sobre el corazón del faraón fue o un error o una pequeña mentira para crear sensación. Entonces, ¿qué contienen los vasos canopos de Ramsés II? ¿Las vísceras del faraón?

Analizando con esmero los vasos canopos de Ramsés II

En 2007 un equipo de químicos, con Jacques Connan (Universidad de Estrasburgo) al frente, analizaron el contenido de estos vasos que tanta polémica habían provocado. ¿Qué concluyeron?

Con su análisis demostraron que los vasos contenían aceite vegetal y grasa de cerdo (ungüentos perfumados, no productos de embalsamamiento). Además estas muestras eran del 1035 d.C y el faraón murió en el 1213 a.C. Según el profesor Connan puede que estos ungüentos sirvieran para conservar cosméticos en el templo de Ramsés II, de ahí que cuenten con el nombre de este gran faraón. Así que, aunque el corazón permaneció en la momia por los siglos de los siglos, no se tuvo el mismo respeto con el contenido de los vasos canopos… ¿Dónde están el resto de órganos de Ramses II? ¿Qué ocurrió con ellos? Por el momento, seguirá siendo un misterio.

dioses momificación

Este descubrimiento hace que se despierten inquietudes alrededor de los supuestos hallazgos catalogados hasta ahora y empiece a verse como algo interesante repasar dichos descubrimientos, ya que usando la nueva tecnología, puede que se desvelen algunos misterios y errores alrededor de estos antiquísimos objetos.

¿Quién fue Ramses II? 7 curiosos datos sobre él

1. Ramsés II “El Grande” fue para muchos el faraón más importante de Egipto. Fue nombrado faraón con 25 años y gobernó Egipto durante 67 años. El suyo fue uno de los reinados más largos conocidos del Antiguo Egipto

2. Murió a los 92 años.

3. Engendró un centenar de hijos, a muchos de los cuales sobrevivió.

4. Tuvo gran obsesión por construir templos espectaculares. Entre ellos el templo funerario del Ramesseum o la ampliación del templo de Amón en Tebas.

Ramesseum
Ramesseum

5. Su construcción más importante fue una nueva capital en el norte Pi-Ramsés Aa-najtu, La Ciudad de Ramsés.

6. En cuanto a su carácter para algunos tenía una personalidad indiferente y para otros era cruel. Ponía trampas alrededor de los lugares donde guardaba sus tesoros y tenía la costumbre de colgar los cadáveres de sus enemigos en las paredes de los palacios o de las murallas. Un hallazgo reciente de muchísimos cuerpos decapitados frente a uno de sus templos lo avala, a pesar de que la decapitación no era costumbre egipcia.

7. Adquirió fama de lascivo y mujeriego, aunque posiblemente fuera algo común entre los faraones, no obstante, al ser el más conocido adquirió esta imagen. Cabe decir que, entre todas, la mujer de su vida fue Nefertari, a quien incluso dedicó el segundo templo de Abu Simbel.

Si te gustan los artículos sobre Egipto, puede que también te interese conocer a los médicos del Antiguo Egipto.

Imagen: Cargado por opacityJimmy SmithradiowoodJorgeroyan, Coyau

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here