Dormir es una de las actividades más importantes del día para mejorar nuestro bienestar y tener una buena salud. El descanso es fundamental para que al día siguiente rindamos correctamente, pero, no obstante, hay mucha gente que sigue teniendo problemas para conciliar el sueño. Por eso, en este artículo te hemos preparado unos trucos para dormir. Y si son los sueños lo que no te deja pegar ojo, te recomendamos que leas los artículos de significado de sueños para descansar mejor.

Trucos para dormir: conoce cómo dormir rápido

Trucos para dormir blanco

1. La cama: ese lugar sagrado

En primer lugar, si quieres saber como dormir rápido, debes tratar la cama como si se tratara de un templo: resérvala solo para dormir y mantener relaciones sexuales. Es decir, evita leer, ver la televisión o consultar el móvil o la tablet, jugar a la consola…

Tu cuerpo debe relacionar este lugar con un sitio de reposo, en el que uno solo se acuesta y se duerme. Así, al meterte en la cama tu mente ya estará propensa a quedarse dormida.

Además, también es importante que tengas en cuenta la comodidad para ayudar al cuerpo a relajarse. Así, la almohada tiene que ser cómoda, como el colchón, y las sábanas, limpias y de un color claro, sereno (los estridentes, como el rojo, no ayudan a conseguir el estado de relajación que necesitamos).

2. La habitación

También es muy importante que no solo la cama, sino también la habitación, lleven al descanso y al relax. Los colores suaves y fríos en las paredes también te ayudaran a entrar en un estado de tranquilidad. Además, a la hora de acostarse intenta que haya poca luz, poco ruido (por ejemplo, evita dormirte con la tele o la radio encendida) y que la temperatura sea algo fría, de unos 20º (los expertos dicen que el descenso de la temperatura de nuestro cuerpo ayuda a conciliar el sueño, de hecho, es uno de los trucos para dormir más útiles).

3. Rutinas que evitan que concilies el sueño

Trucos para dormir sábanas

Ahora que ya hemos hablado del espacio ideal para dormir, hablemos de aquellas rutinas que pueden afectar a tu sueño de manera negativa.

En primer lugar, es muy recomendable que no veas pantallas un rato antes de irte a dormir, ya que estas evitan la secreción de melatonina, cosa que hace que tardemos más en quedarnos dormidos. Como pantallas cuentan la televisión, los móviles, tablets…

También es muy recomendable que no ingieras estimulantes a partir de media tarde como café, bebidas con gas o azúcar, tes o alcohol, ni que cenes mucho o muy tarde. En cambio, uno de los trucos para dormir más habituales pasa por tomar una infusión relajante.

Finalmente, tampoco es recomendable hacer siestas. Es mucho mejor mantenerse despierto hasta la hora de acostarse para que luego no nos cueste tanto conciliar el sueño.

4. Rutinas que ayudan a conciliar el sueño

Otros consejos para dormir incluyen las rutinas que podemos hacer a diario para relajarnos unas horas antes de acostarnos y preparar el cuerpo para el descanso.

El cuerpo se rige mucho por rutinas, con lo que la mayoría de trucos para dormir incluyen estabilizar todo lo posible tu vida y adaptar al cuerpo a una serie de rituales. Por ejemplo, es importante que hagas ejercicio (aunque no antes de acostarte).

Como hemos dicho antes, la temperatura de la habitación también es importante, pero también lo es la de tu cuerpo. Puedes tomar una ducha caliente antes de acostarte para que el cambio de temperatura sea más acusado y el sueño venga más fácilmente. También hay expertos que aconsejan mantener los pies calientes con unos calcetines para conseguir un equilibrio de temperatura óptima entre los pies y el resto del cuerpo.

Una actividad intelectual ligera antes de irse a dormir también es muy recomendable. Prueba a leer un libro (aunque, como decíamos, no en la cama).

Finalmente, pero no por ello menos importante, intenta acostarte y levantarte temprano y si es posible, a la misma hora. Así acostumbrarás al cuerpo a hacer la misma actividad cada día, lo que facilitará su propensión a quedarse dormido.

Trucos para dormir ventana

5. Y si aun así es imposible…

Si no hay manera de que Morfeo te visite, hay otros trucos para dormir que pueden irte de maravilla. Si llevas mucho rato dando vueltas en la cama, por ejemplo, puedes levantarte y hacer algo durante un rato, como leer o beber un vaso de agua (evita las pantallas).

Además, un truco muy útil es el conocido como la técnica 4-7-8. Esta técnica consiste en colocar la punta de la lengua contra la parte interior de los dientes delanteros y mantenerla ahí mientras se respira. Entonces, debes respirar profundamente por la nariz durante cuatro segundos. Luego, aguanta la respiración durante siete segundos. Finalmente, exhala lentamente durante ocho segundos. Haz estas respiraciones durante un rato para dormirte en un pispas.

¿Cómo lo consigue? Muy sencillo: con la técnica 4-7-8 introducimos más oxigeno en el organismo, lo que provoca que este se relaje y que, por tanto, disminuyan los niveles de estrés. Además, respirando así te concentras en la respiración y eliminas los pensamientos que pueden provocarte ansiedad y evitan que te duermas.

Esperamos que estos trucos para dormir te hayan resultado útiles y que te sirvan para conciliar el sueño un poco mejor. Dinos, ¿te cuesta dormir? ¿Tienes alguna técnica para conciliar el sueño que quieras compartir con nosotros? Recuerda que puedes contarnos todo lo que quieras, para hacerlo ¡solo tienes que dejarnos un comentario!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here