«Morir, dormir… tal vez soñar«. A esta frase de Shakespeare en «Hamlet«, tal vez debían haberle añadido un «y apagar la luz». Las personas necesitamos de oscuridad para conciliar un sueño profundo y adecuado. Y es que dormir a oscuras no solo tiene beneficios, es también una necesidad.

Bien es cierto que a menudo podemos sumirnos en una breve y placentera siesta en horas diurnas, pero —habitualmente— el verdadero descanso requiere de una ausencia total de luz.

¿Por qué?, te preguntarás, ¿Es un capricho de nuestro cerebro? ¿O quizá una costumbre socialmente adoptada, en la que está pautado el dormir solo cuando es de noche? En este artículo de Supercurioso te contaremos el por qué dormir a oscuras es tan importante y cuáles son sus beneficios.

Índice de Contenido

1. Dormir a oscuras: Una necesidad primordial para el descanso

dormir a oscuras

Es habitual que pasemos más de una noche despiertos. Salimos de fiesta, trabajamos o, simplemente, nos quedamos mirando la televisión, leyendo o navegando por internet sin darnos cuenta de que las horas se suceden unas tras otras. Hacerlo de vez en cuando no es perjudicial, pero si lo repitiéramos día tras día, nuestra salud física y mental se resentiría.

No se trata de preferencias o costumbres adquiridas, en absoluto. Se trata de una necesidad biológica, y la culpable de todo esto es una hormona: la melatoninaDurante el día, esta sustancia no está presente en nuestro organismo: solo es segregada a través de la glándula pineal cuando estamos suspendidos en una oscuridad absoluta. Justo cuando el sol cae…

De esta forma, entre los beneficios de dormir a oscuras, se cuenta que incentiva que la melatonina comience a actuar y permite el inicio de nuestro ciclo de sueño, favoreciendo un sueño más profundo y reparador.

2. Beneficios de dormir a oscuras

Siguiendo esta línea, entre los múltiples beneficios de dormir a oscuras se encuentran:

  • Disminución del riesgo de interrupción del sueño. Despertarse para revisar un dispositivo electrónico, dejar la televisión encendida o mantener una lámpara prendida, confundirá a nuestro cerebro, haciéndole creer que aún no es momento de dormir. De esta manera, dormir a oscuras facilita que el cuerpo pase por todas las fases del ciclo, asegurando un sueño reparador.
  • Equilibrio del ritmo cardiaco. otro de los beneficios al dormir a oscuras es que le damos al cuerpo la oportunidad de cumplir con todos sus ciclos de manera normal. La forma en la que funciona el corazón depende, en gran medida, de los cambios en el entorno. La oscuridad es la encargada de favorecer su adecuado funcionamiento, mientras el resto de su organismo descansa.
  • La oscuridad previene la depresión y el estrés. Otro de los grandes beneficios de dormir a oscuras se vincula al beneficio anterior. Mantener el equilibrio del ritmo cardiaco estimula, a su vez, la conservación del equilibrio mental. Esto, de la mano con que el sueño ininterrumpido, permite que la mente descanse de la forma correcta, facilitando la gestión de emociones y el descubrimiento de las estrategias para afrontar el día a día.

Si bien estos beneficios de dormir a oscuras son, en realidad, una necesidad, debemos hacer una breve aclaración. Más allá de los beneficios de dormir a oscuras, existen luces especiales para dormir. Nos referimos a la luces que suelen usar algunos niños por temor a la oscuridad.  

Este tipo de luces pueden calmar transitoriamente la ansiedad del niño, pero a la larga puede tener consecuencias para su salud, concretamente, puede provocar miopía en edad adulta. Y de cualquier forma, se mantiene el principio mencionado: A más luminosidad en la habitación, menor será la producción de melatonina, con lo que se dificulta la posibilidad de conciliar el sueño.

3. ¿Qué pasa si no dormimos a oscuras? ¿Es malo dormir con la luz encendida?

dormir a oscuras

Además de que la luz tiene la capacidad de interrumpir drásticamente nuestro ciclo de sueño, sus implicaciones van mucho más allá. La exposición nocturna a la luz implica problemas de salud importantes como el riesgo a sufrir depresión, de diabetes o de algunos tipos de cáncer.

De la mano con lo anterior, la luz lleva a que el sueño sea mucho más ligero. Esto puede conllevar a la aparición de micro-despertares que alteran al cerebro y a la mayoría de procesos corporales. La luz encendida genera, entonces, toda clase de distracciones para dormir, derivando, muchas veces, en el insomnio, una falta grave de sueño.

El riesgo de las luces artificiales durante la noche

es bueno dormir una siesta

Morir, dormir, tal vez soñar, apagar la luz… y el móvil!

Como ya sabes, la producción de melatonina es uno de los beneficios de dormir a oscuras. Si cuando llega la noche pasamos largo tiempo envueltos en las llamadas luces artificiales, su liberación también queda bloqueada.

Y en cierto modo ahí reside el verdadero problema: ¿cómo detener nuestra vida cuando cae la noche? Nuestros quehaceres y nuestras obligaciones nos empujan a esas calles repletas de luces de neón y de farolas… En casa necesitamos de luz artificial para cenar, para seguir trabajando… para continuar con el motor de nuestra existencia cotidiana con familiares y amigos.

Los científicos nos advierten que las luces que son especialmente dañinas para la glándula pineal son las ondas cortas de luz, o la luz azul. Ya sabes, las producidas por la televisión, el ordenador o el móvil.

Nuestro sistema inmunitario se debilita y aparece el insomnio, las depresiones y algunas enfermedades. De hecho, existe un dato curioso: cuando la luz eléctrica se extendió por el mundo, empezamos a cambiar nuestro ritmo de vida, manteniéndonos despiertos durante muchas más horas en la noche, con este tipo de luz artificial. ¿Las consecuencias? La depresión aumentó, como nunca antes había ocurrido.

Si no dormimos por la noche, si pasamos muchas horas ante el ordenador, al día siguiente nos sentiremos cansados. Si lo hacemos de modo habitual y nos dedicamos a dormir durante el día, podríamos acabar enfermando y sufriendo terribles cambios de humor.

Los efectos negativos pueden ser contrarrestados si se vuelve a los ciclos nocturnos de sueño y evitando, en la medida de lo posible, la luz artificial. Además, de ello, está demostrado que podemos incluso aumentar de peso. Un auténtico fastidio.

Así que, más vale tenerlo en cuenta. Sé regular en tus ciclos de sueño, descansa por la noche… y deja a un lado el móvil, aunque te envíen un WhatsApp a altas horas de la madrugada. Seguramente cuando lo abras y leas el mensaje, tardes un buen rato en volver a conciliar el sueño debido a ese tipo de luz.

Con esto concluimos el artículo. Cuéntanos si ya conocías los beneficios de dormir a oscuras. ¿Has dormido con la luz encendida? No te olvides de que el buen descanso es primordial para nuestro bien estar. Sin más que añadir, nos despedimos. Te esperamos en un próximo artículo supercurioso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here