En Supercurioso nos encantan el café y el té, no sólo por sus aromas y sabores, sino también por sus curiosas e interesantes historias de las que ya te hemos hablado.

Sin embargo, hay muchas personas a las que no les sienta bien beber café, por ejemplo, por distintas razones (usualmente de salud).

Como pensamos en todo, decidimos traer a nuestra página unas alternativas súper saludables y estimulantes con las que podrías sustituir ese café mañanero. ¡Y las 5 bebidas son realmente deliciosas!

Chocolate caliente y jugo de naranja

¿Puede haber algo más rico que una buena y humeante taza de chocolate por la mañana? El chocolate tiene muchos beneficios para la salud, entre los que podemos contar que nos mantiene alerta y despiertos, y favorece el aprendizaje. Disminuye los riesgos de un accidente cerebrovascular, fortalece tu corazón, sientes saciedad (así que no comes tanto…), y como es tan rico en antioxidantes, tu piel se verá beneficiada.

Y si además le agregas jugo de naranja, potencias toda su capacidad regenerativa. Prepararlo es muy sencillo: exprime media naranja y ralla un poco de su corteza. Haz el chocolate (sin leche) y agrega la naranja, y si lo deseas ponle un puntito de miel o de azúcar morena.

chocolate y naranja

Sólo ten en cuenta que el chocolate debe tener un porcentaje superior al 70% de cacao para que de verdad sea saludable.

Té de jengibre

El jengibre te ofrece un efecto estimulante prolongado, mucho más que el del café. De hecho, si lo bebes con frecuencia, tu capacidad de concentración aumentará como por arte de magia. Es una raíz casi mágica, de sabor espectacular y ligeramente picante, muy común en las cocinas asiáticas. No es casual que lo pongan en los platos de sushi como “limpiador” del paladar.

Lo recomiendan siempre a los estudiantes, para despejar la mente y enfocarse en los estudios, pues es capaz de eliminar el cansancio. Además, y es un plus dentro de sus beneficios, tiene un efecto termogénico en el cuerpo, lo cual significa que posee capacidad de generar calor en el organismo y da lugar a lo que se llama homeostasis térmica (que en otras palabras, es el equilibrio térmico) en las células. En dos platos: ese calor ayuda a adelgazar.

té de jengibre

Para preparar el té, toma unos dos o tres centímetros de una raíz de jengibre y la lavas muy bien (si quieres le puedes quitar la piel), y a continuación la colocas en una tetera con agua hirviendo, deja reposar unos pocos minutos y ya, está listo.

Si quieres darle un sabor aún más exótico, agrégale unas hojitas de menta. Endulza con miel o con stevia.

Té de ginseng

¿Quién no ha oído hablar de las propiedades de esta planta china? Se le atribuyen multitud de beneficios y es utilizada por la medicina tradicional china desde tiempos inmemoriales. Y por algo es, ya que puede aumentar el rendimiento físico y mental, activar tu sistema inmunológico, retardar el envejecimiento celular, proteger tu sistema cardiovascular, incrementar el nivel de insulina, prevenir úlceras causadas por estrés, y hasta combatir la disfunción eréctil o la eyaculación precoz… ¿quieres más razones? Te las damos: también mejora la depresión y la memoria…

Como bebida resulta un extraordinario energizante. Puedes comprarlo en las tiendas naturistas y hacer el té según las instrucciones.

raices de ginseng

O comprar las raíces y hacer un té semejante al de jengibre. Endulza con canela, miel o stevia, que siempre son más saludables que el azúcar.

Miel con limón

Es tan sencillo que parece mentira. El limón es una extraordinaria fruta llena de cosas buenas para la salud. En primer lugar, la vitamina C lo convierte en un poderoso aliado de la eterna juventud, ya que por ser alcalina ayuda a mantener tu piel tersa, joven, radiante y limpia, porque elimina las bacterias que causan el acné. Además, es antibacteriano, antiviral y estimulante del sistema inmune.

La miel, por su parte, es una sustancia realmente increíble. No se echa a perder gracias a su inusual composición química, es muy ácida y muy baja en humedad, y eso significa que ni microbios ni bacterias sobreviven con ella. Ha sido utilizada para la cosmética desde tiempos muy remotos y para la salud. Entre sus muchos beneficios, tenemos que alivia la tos, mejora la memoria, mejora los problemas de caspa y de alergias, es súper nutritiva, cura heridas, metaboliza el alcohol y… ¡es una gran fuente de energía! Justo lo que en este artículo nos interesa.

miel y limón

Nada más sencillo que su preparación: en un vaso de agua tibia agrega dos rodajas de limón y una cucharadita de miel. Puedes también exprimir un limón completo. Es mejor beberlo en ayunas, tu peso lo agradecerá.

Té verde

Te hemos hablado del té azul, tan exótico y raro. El té verde es mucho más conocido en Occidente y es tan bueno como las variantes azules, rojas o blancas. Sus principales propiedades tienen que ver con su capacidad antioxidante, anticancerígena, antiestrés, anticaries…

Pero lo que nos interesa es sobre todo su efecto estimulante y energizante por la cafeína que contiene, al igual que el café, aunque con un efecto más retardado. Es muy bueno para el corazón y también para adelgazar. Le agregas limón y miel y es toda una exquisitez.

té verde

Ya sabes, si quieres dejar el café, con estas bebidas no será tan difícil. ¡Pruébalas y cuéntanos!

Lee también las 15 bebidas más raras y los tés más curiosos del mundo.

Imágenes: Pixabay

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here