Valora este post

Los búnkers han existido a lo largo de la historia y en muchos puntos del planeta. Su función originaria era militar y servían para protegerse de los bombardeos. Aunque con el tiempo también han tenido usos civiles. Algunos de esos lugares son búnkers secretos y ocultos a los que actualmente ya se puede acceder. Nuestra pregunta es: ¿te atreverías a adentrarte en algunos de ellos?

Estos Búnkers secretos han servido para proteger a algunas personalidades importantes de los peligros de la guerra. Lo interesante es que algunos de esos lugares que anteriormente estaban prohibidos, se pueden visitar hoy en día porque están abiertos al público. Así que si eres un amante de la historia y te apetece adentrarte en estos maravillosos y misteriosos búnkers, te vamos a dar algunos datos al respecto.

Algunos ejemplos de Búnkers secretos

Búnkers secretos

El Greenbrier

Este búnker está situado en las montañas Allegheny de West Virginia. Se trata de un complejo de lujo que ha dado cobijo a 26 líderes estadounidenses desde 1778. En la década de 1950 el gobierno convirtió este complejo en lo que se llamó Centro de Reubicación de Emergencia, que estaba destinado a albergar a todo el Congreso en el hipotético caso de que ocurriera un desastre.

Se descubrió su existencia en 1992 y fue desmantelado. Hoy en día está abierto al público y podrías visitarlo si quisieras.

Museo Nuclear Búnker

Es increíble descubrir que bajo el ajetreo y bullicio de las calles de Praga se encuentra un búnker hardcore cuyo objetivo era mantener a salvo a personas de las explosiones nucleares durante la Segunda Guerra Mundial y durante la Guerra Fría. Hoy en día se ha convertido en un museo lleno de equipos de la era soviética. Se ofrecen visitas guiadas que te adentrarán por los fantásticos túneles abandonados y los tesoros de máscaras antiguas, cascos aderezados por interesantes historias.

Hack Green

Este lugar se encuentra en Nantwich, en el Reino Unido y se utilizó para operaciones militares durante la Segunda Guerra Mundial. Fue construido en la década de 1950 pero no fue hasta 1980 que se volvió a prueba de explosiones. El gobierno regional lo nombró uno de los 18 lugares al que acudir en caso de guerra nuclear. A día de hoy pueden visitarse sus instalaciones de descontaminación y descubrir una exhibición pública de armas nucleares, probablemente la más grande de Europa.

Kelvedon Hatch

Este refugio fue construido como parte de la red de defensa aérea del Reino Unido. Llegó a albergar a 600 militares pero ahora es un museo que se suele utilizar para diferentes proyectos.

Torre de Broadway y Búnker nuclear

El destino de esta maravillosa torre fue albergar a la realeza, literalmente hablando. En 1798 el 6º Conde de Coventry, George William, usaba esta torre como vigilancia. También fue el hogar de Sir Thomas Phillips, que sin duda era un gran coleccionista de libros y manuscritos de historia. En las Guerras Mundiales, el Royal Observer Corps usó la torre para detectar aviones enemigos, y durante la Guerra Fría, se construyó un búnker nuclear por debajo de un campo cercano. Se cerró en 1991, pero se puede visitar en cualquier momento.

Búnkers secretos

Hotel Nacional de Cuba

El Hotel Nacional de Cuba fue utilizado tanto por Fidel Castro y Che Guevara para prepararse para un posible ataque aéreo durante la Crisis de los Misiles de Cuba. Antes de que eso ocurriera, el lugar era utilizado por personajes famosos como Frank Sinatra o Winston Churchill. Hoy en día puede visitarse ya que está abierto al público. Su visita te trasladará a un tiempo lejano donde podrás sentir la tensión de la Guerra Fría.

Hospital en la Roca

El siguiente búnker está situado en Budapest, Hungría. Está compuesto de largas extensiones de cuevas y túneles y está situado justo debajo del emblemático Castillo de Buda. En sus orígenes, durante la Segunda Guerra Mundial, este lugar era un hospital militar. En 2008 se abrió al público y hoy en día puedes visitarlo.

Búnker 42

El búnker 42 está ubicado en Moscú, Rusia, y fue refugio de Joseph Stalin y del gobierno de la URSS en caso de un ataque nuclear. Otro uso de este lugar fue como centro de comunicación para bombarderos estratégicos en Rusia.

Hoy en día es un lugar con un gran numero de atracciones turísticas como por ejemplo un museo, un restaurante y también un centro de conferencias. Podrías elegir entre numerosos tours turísticos donde los guías podrían mostrarte objetos únicos de la Guerra Fría.

Este ha sido nuestro viaje por algunos de los búnkers secretos de la historia, muchos de los cuales, a día de hoy, pueden visitarse. ¿Qué te parecen? Te atrae la idea de hacer un increíble viaje para descubrir alguno de estos lugares? ¡Cuéntanos cual es tu opinión!¡Estamos deseando leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here