El Lago Verde Grüner See, aparece y desaparece cada año en Estiria, Austria. No es realmente un misterio, sino un fabuloso acontecimiento de la naturaleza que cada año reúne a miles y miles de curiosos que desean disfrutar de este insólito proceso. Se trata de un idílico rincón austríaco famoso por contener un lago bastante voluble. En invierno desaparece… y en verano luce magnífico en un precioso esplendor verdoso cautivando a buceadores y turistas. ¿Quieres conocer la razón de este singular misterio?

El lago verde, Grüner See

Lo llaman sencillamente, el «Grüner See». Un mágico lugar ubicado en los siempre atractivos escenarios de Estiria, Austria. Es aquí donde se hallan también los espléndidos lagos de Salzkammergut recortando un paisaje alpino ideal para cualquier escapada. Para cualquier viaje en el que disfrutar de esa naturaleza donde se salpica la belleza más salvaje con lo pintoresco, lo misterioso con lo histórico. De hecho, en uno de estos lagos que se extienden a lo largo de la zona de Grütner See, se hila también la conocida leyenda del tesoro sumergido en las aguas de Toplizsee.

Pero leyendas aparte, la verdadera atracción de esta zona alpina de Austria es sin duda el Lago Verde. ¿La razón de su misterio? Muy sencillo: durante el invierno no hay rastro alguno del lago. En su lugar simplemente se extiende un tranquilo y bonito bosque salpicado de bancos, de rincones tranquilos poblados de la típica flora autóctona. Ideal para un picnic de fin de semana… pero con abrigos, claro. Ahí donde suelen descansar turistas y vecinos de los alrededores. Pero con la llegada de la primavera la cosa cambia.

Llega el deshielo, el deshielo de las montañas cercanas que bordean esta zona antes cubiertas de nieve. La fusión va trayendo el agua de las montañas, acumulándola masivamente hasta inundarlo todo. Absolutamente todo. Y es aquí donde aparece el increíble contraste…la magia. Mientras en invierno es un lugar ideal para pasear, en verano, uno no tiene más remedio que ponerse un traje de neopreno para poder sentarse en los bancos que ahora están sumergidos a varios metros de profundidad, ahogados en una prístina dimensión de color verde. 40 metros de profundidad para todo aquel que, cómo no, sea amante del submarinismo.

Para el resto, quedan las vistas únicas de este lago rodeado por las montañas de Hochschwab y sus bosques, un parque de gran belleza que te encantará conocer si dispones de la oportunidad. Como puedes ver, la naturaleza nos guarda siempre espectáculos increíbles.

¿Te gustaría visitar este curioso lugar?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here