La responsabilidad de ser padres es algo que, solo hasta un tiempo atrás, podemos decidir con libertad. Hoy en día, tenemos a nuestro alcance múltiples métodos anticonceptivos que nos permiten tener una vida sexual responsable. Es sencillo conseguirlos y su uso, casi siempre, es efectivo. En Supercurioso, te hemos contado algunas curiosidades del sexo, pero, en esta ocasión, queremos hablarte sobre la historia de los métodos anticonceptivos ¡Acompáñanos a descubrirla!

Historia de los métodos anticonceptivoshistoria de los metodos anticonceptivos

La historia de los métodos anticonceptivos no solo es un fiel reflejo de nuestra evolución social y médica, sino que también nos muestra ese increíble camino en el que podemos elegir ser padres o, simplemente, yacer con nuestra pareja sin preocupaciones.

No creas que, en tiempos pasados, nuestros ancestros no había pensado en ello. Muchos de ellos crearon rudimentarios métodos, técnicas que, al parecer, no eran del todo efectivas, pero que buscan regularizar los casos de embarazos. Creemos que conocer el origen de aquellos antiguos métodos anticonceptivos resulta no solo interesante, sino ilustrativo de las innovación y eficacia de los actuales. Sin lugar a dudas, la próxima vez lo verás con otros ojos, comprendiendo el maravilloso ingenio de nuestros antepasados Veamos la historia de los métodos anticonceptivos por épocas.

1. Prehistoria

Muchos nos hemos preguntado cómo era la vida en la prehistoria y, poco a poco, hemos tenido respuesta. Según muchos expertos, en el paleolítico no se sabía con seguridad de dónde venían los niños. Se pensaba que los espíritus de los bebés vivían en ciertas frutas y que el consecuente embarazo llegaba tras consumir esa fruta «excepcional», cualquiera que esta fuese. Además, se creía que, otras veces, era por causa del viento, la lluvia o por la espuma de mar, que era especialmente «potente».

Sea como sea, al final, alguien pareció descubrir cuál era el origen de la maternidad y cómo evitarlo. De ahí que tengamos la representación más antigua de un auténtico condón. Esta fue pintada en una cueva de Francia hace ya más de 12.000 años. ¿Cómo era? Se trataba de una tela, seguramente, hecha con las tripas de algún animal.

2. Egipto, Grecia y Roma

Dice la historia que Cleopatra usó varios métodos anticonceptivos sin que Marco Antonio lo notara… Y es que los egipcios ya estaban muy habituados en el uso de estos métodos. De ahí que todas sus muestras en los papiros de Kathoun, Petrie, o Ebbers, se hablara de una especie de tapón vaginal, realizado con hilaza de acacia o con una loción hecha a base de estiércol de cocodrilo y miel, que actuaba de barrera para los espermatozoides. ¿Era efectivo? Lo desconocemos, pero sin duda parece muy ingenioso.

En Roma, Sorano de Éfeso ilustró a la población con un trabajo sobre la anticoncepción, basándose en una teoría de Hipócrates sobre los días fértiles e infértiles de las mujeres. La historia de los métodos anticonceptivos muestra cómo los soldados y la población, en general, recurrían a las tripas y a las vejigas de los animales para evitar las enfermedades venéreas, siendo así los primeros condones de la historia. De hecho, decía la leyenda, que fue un rey de Creta quien enseñó a los romanos esta idea, ya que él usaba vejiga de cabra para evitar la concepción.

3. Edad Media: años de oscuridadhistoria de los metodos anticonceptivos

Hace un tiempo, dedicamos un artículo a los métodos anticonceptivos en la antigüedad, allí descubrimos que, por ejemplo, en China, era habitual que las mujeres tomaran mercurio o plomo para evitar la maternidad. Estos recursos rudimentarios, efectivamente, conseguían que, se evitara el embarazo, pero también ocasionaban la esterilidad completa, en la mayoría de los casos. Por otra parte, era muy probable que  acabaran muriendo a muy temprana edad.

Si en Oriente eran aficionados al envenenamiento, en Europa se inclinaban más por la hechicería y la superstición. Las mujeres solían llevar los testículos de una comadreja anudados al muslo o un paño empapado en sangre menstrual, amuletos muy habituales entre la plebe. Aquí debemos pensar en la influencia que tuvo la religión al prohibir todo tipo de método.

4. Renacimiento

El renacimiento fue la época de invención y crecimiento intelectual en el arte y la ciencia. Fue en este momento que la historia de los métodos anticonceptivos dio un giro radical. Un médico italiano, llamado Gabriel Fallopio, fue el primero en idear un método profiláctico con auténticos fines para controlar la natalidad y evitar, de paso, la sífilis. Se trataba de un preservativo elaborado a base de lino. Si bien no fueron los primeros condones de la historia, ¡este método funcionó!

5. Barroco

Más tarde, en 1717, después de que Carlos I tuviera varios hijos ilegítimos, se le recomendó que usara la técnica creada por un tal Doctor Condom. En cuanto a esto, se dice que los condones más antiguos se encontraron en los cimientos del castillo Dudley de Inglaterra, datando de la época en que las fuerzas de Cromwell y los soldados del  Carlos I se hallaban envueltos en aquella mítica guerra de la historia británica.

Asimismo, en el siglo XVIII, el famoso filósofo, aventurero y legendario, Giacomo Casanova, fue quién más hizo publicidad a la figura del «condón». Era básico para su vida diaria, y así lo dejó reflejado en sus escritos, recomendando a sus amigos los beneficios de lo que él llamaba «el capote inglés».

6. Ilustración

En la historia de los métodos anticonceptivos, estos se hicieron populares en la época de la ilustración, cuando finalmente se sustituyó la piel de animales y los tejidos finos por la goma obtenida del árbol Herves Brasiliensis y solventes a base de petróleo. Más tarde, en Estados Unidos se empezó a trabajar con el látex de goma procedente del sudeste asiático. Fue en esta época también cuando el Doctor Hasse desarrolló el primer diafragma, mientras el ginecólogo alemán F.A Wilde creó el primer capuchón cervical. Como te puedes dar cuenta, en este periodo se dieron numerosos avances en la historia de los métodos anticonceptivos.

Respecto a los espermicidas, tan habituales en la sociedad del Antiguo Egipto, estos fueron evolucionando hasta llegar a un aceptable rigor médico y sanitario en el Londres de 1885, cuando empezaron a comercializarse con total normalidad.

7. Siglo XX y la actualidad

Con el siglo XX, los avances en materia anticonceptiva discurrieron al mismo tiempo que la sociedad, ¡la era moderna había llegado! Se necesitaban nuevas técnicas, más o menos aceptadas, según la apertura o la censura de los distintos órdenes religiosos, políticos y sociales. De ahí que las novedades avanzaran entre el anillo metálico, creado por Ritcher, en 1909, y popularizado por Grafenberg, en los felices años 20. Luego se avanzó hasta llegar a la comercialización de la píldora anticonceptiva, en 1960. Esto favoreció la figura de la mujer y su liberación, logrando separar, finalmente, la procreación de la sexualidad. Un momento histórico, sin duda.

Esperamos que la historia de los métodos anticonceptivos haya saciado tu curiosidad. No te pierdas, las enfermedades más extrañas del mundo.

9 Comentarios

  1. los datos de super curioso son realmente sorprendentes algunos temas tenia le teoria pero acabo de comprobar mis sospechas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here