Muchos conocen el famoso busto de la reina Nefertiti expuesto, hoy en día, en el Neues Museum de Berlín. Su extraordinaria belleza es lo que ha dado a conocer a su modelo, pero, es importante decir que Nefertiti fue algo más que eso. La esposa del faraón Akhenatón es una de las figuras más interesantes y enigmáticas del Antiguo Egipto y por eso le dedicamos este artículo Supercurioso.

¿Quién era Nefertiti?

Nefertiti, busto

Para empezar debemos saber que el nombre completo de Nefertiti, «Neferu Atón Nefertiti», significa «Bondad de Atón, la bella ha llegado«. Esto hace que muchos historiadores especulen a partir de la posibilidad de que fuera extranjera, quizás procedente del reino de Mitani (la actual Siria), aunque no se ha podido probar.

Nefertiti fue desposada por Akhenatón y reinó sobre Egipto durante la dinastía XVIII. La relación entre ella y su esposo destaca entre todas las representadas durante el Antiguo Egipto, ya que, a diferencia del resto de los faraones, esta pareja aparecía en muchas ocasiones ilustrada en escenas de intimidad y muy cercanos a sus hijas.

Escena intimidad Akhenaton, Nefertiti e hijas
Escena intimidad de Akhenatón, Nefertiti e hijas

Estas ilustraciones demuestran que, de algún modo, Akhenatón y Nefertiti tenían una relación especial. De hecho, Nefertiti disfrutaba del título de reina consorte, es decir, podía gobernar en lugar de su esposo si fuera necesario. Un privilegio muy poco común entre las reinas de aquél periodo histórico.

La revolución religiosa de Nerfertiti y Akhenatón

Nefertiti

Tan distintos del resto eran estos faraones que cambiaron la religión politeísta egipcia que todos conocemos -y que hemos comentado en algunos de nuestros artículos, como cuando hablamos de Anubis, el dios momificador –  por una monoteísta, que únicamente adoraría a Atón, el dios Sol. Esta nueva fe se llamaría, posteriormente, amarnista. ¿Por qué este nombre? Esta denominación se debe al cambio de capital que dictaron Nefertiti y su esposo. Ambos trasladaron la capital de Tebas a la ciudad de Amarna, que simbolizaría el comienzo de la era bajo el poder de Atón.

Cuando Amarna estuvo fundada, Akhenatón insistió en subrayar  la importancia de Nefertiti en este nuevo centro de Egipto. De hecho,  en varios  textos conservados  el propio Akhenatón reconoce seguir la mayor parte de sus consejos y la equipara consigo mismo al hablar de ambos como constructores del «Horizonte del Sol», es decir, la ciudad de Amarna.

Los reyes tardaron muy poco en construir la ciudad y empezar a reinar desde ella. Los actos públicos eran muy importantes y los realizaban de forma espectacular. En estas ceremonias era cuando más se notaba su diferencia respecto a anteriores gobernantes: los faraones se besaban en público y, en ocasiones, Nefertiti llegaba a conducir su propio carro de caballos – algo muy fuera de lo común.

Caída de Akhenatón

Nefertiti, Ofrenda

Un cambio tan extremo no podía ser bien recibido en la antigua capital, Tebas. El clero de la antigua religión politeísta (de Amon) y los nobles, en seguida se opusieron a la revolución de Akhenatón y Nefertiti. Además, el pueblo tampoco estaba asumiendo bien los cambios. Los gobernantes y súbditos de Egipto en otras regiones empezaron a batallar entre ellos y  se perdieron las colonias en Siria. Para acabar de empeorar la situación, una de las hijas de Nefertiti y Akhenatón murió poco después. En las representaciones de su tumba se muestra claramente el dolor de la pareja y sus otras hijas. Poco después, tras 14 años de reinado de Akhenatón, el nombre de la reina Nefertiti desaparece de los textos y, por lo tanto, de la historia.

La misteriosa desaparición de Nefertiti

Rostro roto de Nefertiti

¿Cómo un personaje tan importante en el Egipto amarniense puede esfumarse sin dejar rastro? Hay varias teorías al respecto:

– Las primeras y más antiguas hablan de una muerte repentina, quizás por una plaga u otro tipo de muerte natural.

– Otras, defienden que se trató de un fallecimiento violento, tras el que Akhenatón pudo prohibir que se mencionara más el nombre de Nefertiti.

– También se especula sobre un cambio de la opinión pública respecto a la esposa del faraón, que provocó la desaparición de su mención en los monumentos.

La misteriosa desaparición de la hermosa reina coincide con varios cambios en la familia de faraones, como la llegada de una nueva esposa de Akhenatón llamada Kiya, el cambio de categoría de una de sus hijas, Meritatón,  a «gran esposa real» y la entrada en juego de un corregente antes desconocido, de nombre «Semenjkara«.

Este personaje, reinará tras la muerte de Akhenatón, hasta la sucesión del trono a manos de Tutankhamon, el faraón de la maldición.

¿Era Semenjkara, en realidad, la reina Nefertiti?

Algunas teorías defienden que Semenjkara fuera, en realidad, Nefertiti, que hubiera tomado el título de faraón en masculino y «desposado» a su hija Meritatón como gran esposa real. De esta forma, la reina Nefertiti habría gobernado hasta la llegada de Tutankhamon al poder, quien despreció las creencias monoteístas de su padre y devolvió la capital de Egipto a Tebas y a la tradición que lo precedía.

Las teorías coinciden en que Nefertiti debió perecer en tiempo de Tutankhamon, víctima de un cambio ideológico y un relevo generacional del esposo al que tanto había amado. Cabe destacar, sin embargo, que la momia de Nefertiti sigue sin encontrarse. ¿Qué debió ocurrir con tan inteligente y hermosa mujer? Por el momento, sólo hay teorías.

Si te ha interesado este artículo sobre la Reina Nefertiti, quizás quieras saber más sobre el significado de los colores en el Antiguo Egipto.

Imágenes: Lionel MartinezSantiago AtienzatutincommonMCAD LibraryJean-Pierre DalbéraFrank M. Rafik

17 Comentarios

  1. Holaaa me encantan sus articulos sobre todo lo que tenga que ver con las antiguas civilizaciones en especial la egipcia… saludos.

  2. Hola muy interesante artículo. No se si te parecerá bien pero cuando citas «quizás por una plaga «O» otro tipo de muerte natural.» en realidad se escribe : «quizás por una plaga «U» otro tipo de muerte natural. es una acotación para mejorar los artículos.

    Sigan subiendo más articulos son muy buenos.

  3. Me parece muy interesante el artículo y pienso que de esta manara, leemos algo al día, y así aprender de diferentes temas.

    Felicidades!

  4. Hola el articulo está muy bueno me interesa mucho todo sobre nefertiti sigan haciendo artículos como este son interesantes y buenos ?☺

  5. […] Nefertiti, la “Gran Esposa Real” de Amenofis IV, faraón de la XVIII dinastía, no le dio ningún hijo varón, pero sí seis hijas. Sus nombres fueron: Meritatón, Meketatón, Anjesenamón, Neferneferuatón-tasherit, Neferneferura y Setepenra. La gran importancia de estas princesas, hijas de Nefertiti, queda constatada por su frecuente aparición en pinturas y relieves de ese reinado. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here