Valora este post

El extraordinario avance en nuestro conocimiento sobre la genética humana en los últimos años ha permitido detectar y entender por qué algunas personas son más resistentes a enfermedades o a condiciones ambientales hostiles. Ahora sabemos que estas ventajas biológicas se deben a pequeñas mutaciones genéticas que pueden producirse a través de miles de años, o en menos de un siglo.

A continuación media docena de mutaciones genéticas que pueden hacer al ser humano más poderoso y resistente.

6 mutaciones genéticas que te hacen MÁS PODEROSO

1. ¿Una mutación mortal que da inmunidad contra el paludismo? Pues sí, la anemia falciforme es una enfermedad hereditaria que consiste en una deformación de los glóbulos rojos y que puede tener consecuencias fatales. La enfermedad surge cuando en una persona se presentan dos genes portadores de la anemia, pero si sólo tiene uno este amigo podría no ser atacado por la anemia y ser resistente al paludismo, una enfermedad que afecta a millones de personas y anualmente mata a unas 600.000.

6 mutaciones genéticas que te hacen más poderoso

Aunque este gen se presenta en humanos con ascendencia africana, en el estudio de esta mutación podría hallarse una de las curas contra esta enfermedad.

2. La anemia falciforme puede aparecer en 4 de cada mil afrodescendientes, sin embargo, hay otras mutaciones genéticas en este grupo humano que muchos desearíamos tener, como la de la ausencia del gen PCSK9. La ausencia de este gen permite comer toda clase de alimentos que normalmente aumentan el colesterol, como las frituras y alimentos ricos en grasas, sin que el cuerpo se vea afectado.

6 mutaciones genéticas que te hacen más poderosoLos laboratorios de las grandes farmacéuticas llevan una década desarrollando un fármaco que inhiba las propiedades de este gen, para que podamos aprovechar esta ventaja debida a una mutación genética.

3. Hay otro gen que podría protegernos de la misma manera que el PCSK9, por ausencia. La falta de la proteína CCR5 bloquea el paso del virus del VIH a las células de tu cuerpo, es decir, te proporciona cierta inmunidad o resistencia a esta terrible enfermedad que tanto daño ha hecho desde la década de los 80 del siglo pasado. Sin embargo, esta clase de mutaciones genéticas no te da inmunidad absoluta, pues ha habido casos de enfermos y hasta muertos entre poseedores de esta rara ventaja genética, que sólo puede encontrarse en un 1% de humanos caucásicos y en proporciones mucho menores en otros grupos.

4. No todas las mutaciones genéticas se dan por ausencia, como las tres anteriores; por ejemplo, entre los afrikáner (surafricanos de origen holandés) la presencia de una mutación del gen SOST, heredada de uno de los progenitores, puede garantizarte una densidad ósea que no cesará con los años, es decir, una garantía contra la osteoporosis. Este gen controla la esclerotina, una proteína que regula el crecimiento óseo, pero tiene un pequeño problema: cuando lo recibes de ambos padres puedes sufrir de esclerostosis, un trastorno asociado al crecimiento excesivo de los huesos y que puede conducir a una muerte prematura.

5. Otra de esas mutaciones genéticas curiosas encontrada en pobladores asiáticos es la que se da entre los moken, también conocidos como “gitanos de mar” y que viven en las costas e islas de Birmania y Tailandia. Los  niños  moken  pueden  ver  perfectamente bajo el agua –como los demás vemos en la superficie– debido a una mutación genética que favorece una adecuación del ojo cuando se encuentran sumergidos. Esta adaptación humana a la vida en el mar se pudo replicar con niños de otras etnias e incluso europeos, lo que indica que se trata de una habilidad que pueden desarrollar todos los seres humanos, si lo hacen desde la infancia.

6. El cuerpo humano también ha desarrollado una resistencia especial a las bajas temperaturas a través de mutaciones genéticas presentes en culturas tan disímiles como los inuit, que pueblan el círculo polar ártico, y los aborígenes australianos.

6 mutaciones genéticas que te hacen más poderoso
Los inuit

Ambos pueblos han desarrollado adaptaciones orgánicas que no pueden ser replicadas ni siquiera por pobladores de otra cultura que han compartido por varias generaciones las mismas condiciones ambientales.

La naturaleza humana es extraordinaria en su capacidad para transformarse y generar resistencia a males como la osteoporosis, el paludismo o el VIH con apenas algunas mutaciones genéticas, pero, seamos honestos, seguro que sigues dándole vueltas a esa mutación que te permitiría comer impunemente toda clase de frituras y alimentos con alto contenido de grasas, y seguir gozando de buena salud. Sería genial, ¿no es así?

Siguiendo con el tema genético, te recomendamos La maldad como rasgo hereditario.

Imágenes: Bill Toenjes, -Dj Lu- Juegasiempre, Dean Sebourn, GAC | AMC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here