Sí, existe el síndrome de Amok, una patología capaz de sacar lo peor de ciertos individuos hasta tornarlos, incluso, en los más temibles asesinos. Podría estarle pasando a alguien que conozcas ahora mismo. Quizá alguien que ves en la universidad o en el colegio, en el trabajo o en tu edificio. Le podría pasar a cualquiera, y todo esto se podría desencadenar cuando menos lo esperes. Terrible, ¿no?El síndrome de Amok no es un tema que debas tratar con desdén y, antes de que ocurra alguna desgracia, deberías informarte de qué es y por qué ocurre. Es por ello que en Supercurioso nos pusimos a investigar todo respecto este terrible síndrome, que se cuenta entre las enfermedades mentales más extrañas. Acompáñanos a conocerlo.

El síndrome de Amok, la patología que crea asesinos en serie

síndrome de Amok

El síndrome de Amok es un síndrome cultural. Bien, pero, ¿qué significa esto? Pues conviene que empecemos por explicar qué son los síndromes culturales. Un síndrome en general es un conjunto de síntomas y signos que se manifiestan juntos, sin ninguna causa conocida, a diferencia de las enfermedades, que suelen tener una causa biológica conocida o identificable.

Un síndrome cultural es, por lo tanto, aquel que se da en un contexto cultural en concreto, como el síndrome del impostor. Cabe destacar que es cierto que en esta sociedad tan globalizada algunos de estos síndromes están perdiendo su característica principal, la de pertenecer a un contexto específico.

Un ejemplo es el síndrome de Hikikomori, el cual está perdiendo su condición únicamente japonesa y se empieza a encontrar en lugares como Europa y Latinoamérica. Descrito esto, pues, pasemos ahora a averiguar qué es el síndrome de Amok.

1. ¿Qué es el síndrome de Amok?

El síndrome de Amok se manifiesta como un ataque de furia incontrolable que, a la hora de desatarse, no distingue inocentes de culpables. Es común encontrarlo dentro de las noticias norteamericanas en esos tiroteos que se desatan sin razón aparente en los colegios, centros comerciales o cualquier espacio público. ¿Ya comienzas a identificarlo? Sí, esos tiroteos masivos de los que suelen hablarse en los noticieros responden, la mayoría de las veces, al síndrome de Amok.

Etimológicamente hablando, la palabra Amok se entiende como Acometer furiosamente en batalla. La persona que padece este síndrome siente una ira y rabia intensa que le lleva a acometer contra toda persona o animal presente, para después intentar suicidarse.

Esta persona, cuando está en pleno ataque agudo, no conoce el diálogo ni razones, y la única forma de detenerla suele ser inmovilizarlo. De no hacerlo, seguirá atacando a todo lo que se cruce a su paso.El episodio puede venir acompañado de una sintomatología variada, que comúnmente incluye depresión, amnesia, ideas paranoides y agotamiento.

En sus inicios, el síndrome de Amok se asociaba a casos ocurridos exclusivamente en Malasia. Sin embargo, con el paso del tiempo este síndrome ha venido «desculturizándose», esto es, separándose de su contexto inicial para presentarse en otros escenarios. Y es que, a fin de cuentas, estos casos responden más a una situación cultural específica que a límites geográficos concretos. Pero, ¿qué define entonces al síndrome de Amok? ¿En qué contextos se da y por qué? Vamos a averiguarlo.

2. Causas del síndrome de Amok

enfermedades mentales

Sin duda alguna que el síndrome de Amok despierta terror, por su enorme potencial para hacer el mal. Pero, ¿Qué es lo que genera este padecimiento mental? ¿Cuáles son las causas que lo impulsan? Pues, los autores que lo han estudiado, especialmente en la población malaya, lugar en el que se origina, defienden que el síndrome constituye una respuesta a la frustración y a la humillación. De acuerdo a las creencias religiosas de esta población, se expuso también la teoría de que se tratase de posesiones espirituales o demoníacas.

La realidad es que parece tener un predominio del componente psicológico. En este sentido, se han hecho aproximaciones al perfil general de la persona que padece el síndrome de Amok. Suele tratarse de seres en su mayoría varones, con una personalidad tímida, introvertida y poco expresiva.

Es común que hayan atravesado por situaciones traumáticas a lo largo de sus vidas, que se les han vuelto insoportables. La violencia en el seno de la familia, o los largos episodios de hostigamiento o de bullying, aparecen también como una constante entre las personas que padecen del síndrome de Amok. Estas sensaciones y sentimientos negativos suelen acumularse en la psique de la persona, dando lugar a brotes de violencia que pueden terminar en ira homicida.

3. Síntomas del síndrome de Amok

El hecho de que se presente un brote de ira homicida en una persona que padece de síndrome de Amok, no es algo que pase de la noche a la mañana. El individuo va mostrando una serie de síntomas y cambios en su comportamiento, que nos pueden avisar que algo anda mal con él o ella. Eso si, es fundamental la atención, la observación y la compañía.

En concreto, este síndrome se pone de manifiesto con síntomas como la depresión moderada o severa, el aislamiento y un alto nivel de fatiga. Cuando una persona atraviesa un estado de crisis, suele estar desconectada de la realidad, en un plano secundario. En este sentido, es importante tener en cuenta que el sujeto que padece el síndrome, no necesariamente tiene que tener alguna predisposición psiquiátrica.

4. Tratamiento del síndrome de Amok

El síndrome de Amok es un fenómeno extremadamente poco prevalente, por fortuna. Pero esto implica que no existe ningún tratamiento para curarlo. En el momento en que se presenta un brote de ira, lo indicado es contener físicamente a la persona, inmovilizándola y evitando que le haga daño a otros. Pero quizás lo más importante es la prevención, en la que juega un papel vital el hecho de construir una salud mental integral. Para ello, es necesario desde las familias desarrollar relaciones basadas en el respeto, el reconocimiento y el cariño, minimizando o eliminando las fuentes de violencia.

5. Casos reales

casos reales sindrome amok

Son varios los casos reales de tiroteos, masacres y agresiones, que se han asociado con la presencia del síndrome de Amok. Entre ellas se destaca, por ejemplo, la Masacre de Columbine. Ocurrió en abril de 1999, cuando dos estudiantes entraron a las instalaciones del Columbine High Scool. Mataron a quince personas, hirieron a más de veinte, y terminaron por suicidarse.

La Masacre de Virginia Tech es otro episodio en el que se puso de manifiesto en síndrome de Amok. Ocurrió en el año 2007, año en el cual el sujeto protagonista de la tragedia, asesinó a 32 personas para luego suicidarse. Un caso similar, pero de nuevo en una escuela, fue la Masacre en la Escuela Primaria Sandy Hook. En el año 2012, un adolescente asesinó a veinte niños y siete adultos, poco antes de suicidarse.

Otros síndromes extraños

Además del síndrome de Amok, existen otros trastornos y afecciones que resultan verdaderamente curiosas. Conoce a continuación algunas de ellas.

Y tu, ¿Conocías el aterrador síndrome de Amok? ¿Sabes de otros casos reales? Anímate a dejarnos tus opiniones en un comentario. ¡Estaremos deseando leerlas!

16 Comentarios

    • Por así decir, es genética, el nombre de la característica es trisomía 21, cuando en el par de cromosomas 21 aparece un cromosoma extra, tiene varias causas, por ejemplo, según y tengo entendido, uno tiene una mayor probabilidad de que su hijo nazca con tal característica al planear tenerlo a una edad ya avanzada por ejemplo pasados los 40 o 45 años, hay una gran posibilidad de que el feto se desarrolle así.

  1. Una cosa, síndrome son los signos y síntomas con un cuadro clinico caracteristico pero que tiene un origen multiple, ya sea biologico o psicologico 🙂

  2. Entonces un desadaptado es fabricado desde su hogar o entorno en condiciones ostiles…mmm
    entonces nuestra sociedad esta fabricando asesinos en serie.

  3. Disculpen la pagina tiene una ventana de publicidad que inutiliza la pagina desde los navegadores de celular, no puedes permanecer ni 3 segundos en la pagina para cuando otra se abre en su lugar para que pongas tu telefono etc.. PUBLICIDAD MOLESTA

  4. Asesino en serie es un asesino que mata continuente a ciertas personas con características en común, no alguien que se vuelve agresivo y comienza a atacar a todos.

    • Entiende lo de asesino en serie como una forma de atraer a los lectores. El término para esto sería más bien asesino en masa. De todas formas asesino en serie tengo entendido que no es eso que mencionas. No tienen porque tener las victimas características comunes.
      Un saludo amigo.

      • En sí, este síndrome pudiera crear un asesino en masa o un asesino itinerante.
        Para que un asesino pueda ser catalogado como «serial» las víctimas no necesariamente deben de tener características comunes, pero sí debe de existir un periodo de «enfriamiento» entre cada una de ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here