Muchas personas están aquejadas por síndromes que resultan extraños a la mayoría de la población. En Supercurioso os hemos hablado de varios síndromes relacionados con la alimentación como el de la alimentación nocturna o el síndrome de Rapunzel. En este caso os traemos el Síndrome de Pica o Alotriofagia, mucho más común de lo que imaginábamos.

El Síndrome de Pica o Alotriofagia

El síndrome de Pica o Alotriofagia es un trastorno alimentario. El paciente tiene un deseo irresistible de ingerir o lamer una serie de sustancias que no son comestibles para el ser humano, ni aportan en principio ningún tipo de nutrientes al organismo. Entre las cosas más comunes que se llevan a la boca los afectados de Pica están: yeso, tierra, tiza, virutas de pintura, cenizas, moho, almidón..., y entre las más curiosas: colillas de cigarrillos, condones, detergente o papel.

El Síndrome de Pica o Alotriofagia
Objetos hallados en el aparato digestivo de un paciente afectado por el Síndrome de Pica

El nombre de «Pica» viene del latín. En esta lengua «Pica pica» es el nombre que se le da a las urracas, y éstas tiene por costumbre ingerir sustancias que no son comestibles, además de robar. Al parecer, este síndrome no implica que se rechacen los otros alimentos, sino que además de éstos se ingieren cosas incomestibles. La Pica no tiene aún una causa conocida, pero en muchos de los casos estudiados parece existir la falta de algún elemento que necesita el organismo como el hierro o el zinc. Al proporcionar al paciente este elemento se ha reducido notablemente la alotriofagia.

El Síndrome de Pica o Alotriofagia

Hasta los 18/24 meses, no es raro que un niño sufra alotriofagia y se lo llevan todo a la boca. A partir de los 24 meses ya se considera inusual, aunque hasta los 6 años se da con relativa frecuencia. En niños mayores y adolescentes se dan casos si existen antecedentes familiares, desnutrición, son o han sido víctimas de hambrunas o tienen algún tipo de retraso o trastorno mental. Otro colectivo que puede padecer alotriofagia es el de las gestantes.  Se cree que entre el 23% y el 44% de las embarazadas sufren en mayor o menor grado el síndrome de Pica. Suele ocurrir normalmente entre el primer y segundo trimestre de embarazo y la ingesta compulsiva parece obedecer a la carencia de calcio durante la gestación, ya que suelen comer tiza, yeso o polvo de estos materiales. Sin embargo, esta conducta, no por relativamente habitual es positiva, ya que puede causar problemas durante el embarazo.

El Síndrome de Pica o Alotriofagia

Según lo que coman los afectados recibe un nombre diferente: Si comen hielo, se llama «pagofagia», tierra «geofagia», almidón «amilofagia», excrementos «coprofagia», papel «foliofagia», piedras «litofagia», etc. Los animales también sufren alotriofagia, aunque en su caso se ha comprobado que siempre es por la necesidad de un mineral determinado que falta en su dieta, necesidad de calmar problemas digestivos o también como desintoxicante.

¿Has visto algún animal comer algo que parece incomestible? ¿Crees que los antojos de las embarazadas se deben a alguna carencia y la «Pica» intenta remediarlo? Si te interesan los síndromes curiosos, quizá quieras leer el artículo: ¿No eres capaz de ser feliz? El síndrome Bovary puede ser la razón.

Imágenes: Martin KleppeMetalSlugXYoo Chung

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here