Valora este post

Dicen, a modo de broma, que el gato Sphynx o gato esfinge es un cruce entre un ratón sin pelo y un alienígena. Hay quien siente ternura al verlos, lástima o incluso grima cuando están cerca de ellos. Ahora bien, esta raza de gato cuenta sin duda con muchos admiradores y fieles defensores.

En Supercurioso adoramos también al gato Sphynx, pero defendemos también a todo animal sin raza o pedigree, porque todos son adorables y dignos de formar parte de nuestra familia.

No obstante, en esta ocasión queremos hablarte de estas criaturas únicas y excepcionales: los Sphynx. No olvides dejarnos tus comentarios si en casa tienes a un compañero de estas características.

Sphynx o gato esfinge, un gato muy especial

Lo conocen también como el gato egipcio, es elegante, delicado y casi mágico. Algo que debemos tener muy en cuenta es que a pesar de lo que mucha gente piensa, el gato Sphynx o gato esfinge sí tiene pelo. Se trata de una capa de vello muy finita que podemos notar solo con acariciarlos.

gato sphynx, gato esfinge

Esta característica es la más distintiva de su apariencia, junto a sus orejas anchas, su cuerpo alargado y sus patas finitas. Pero… ¿por qué son así? ¿qué hace que tengan esta imagen tan inusual? Una vez más estamos ante una mutación genética natural. A pesar de que no se conoce con certeza cuál es su origen, los expertos en el gato Sphynx dicen comentan que puede ser un cruce con el gato devon rex, y de ahí, surgió esta curiosa mutación tan apreciada por criadores y concursos de belleza «gatuna».

gato sphynx

Se comenta que los estadounidenses son auténticos fanáticos de esta raza, y siempre buscan el gato más puro, más auténtico. No es algo fácil porque lo creamos o no existen muchas variantes, tantas, que en los últimos años se recomienda enérgicamente «no cruzar un gato Sphynx con un normal». ¿Por qué razón? Porque se está empezando a apreciar muchos problemas cardíacos y del sistema nervioso en estos gatitos con un linaje genético demasiado complejo. Según comentan algunos expertos «a más pureza genética» mayor salud para el animal.

gato sphynx, gato esfinge

Como curiosidad te diremos que ha aparecido una cuarta raza de gatos sin pelo, el Kohana o gato calvo hawaiano, que según dicen, es completamente calvo. Ahora bien, queda claro que muchos de nosotros adoptamos un gato Sphynx sin que nos importe demasiado su linaje. No obstante, nunca está de más cuidarlos un poco más y atender regularmente su salud por si acaso.

El gato esfinge o gato egipcio (por su porte y elegancia) suelen ser muy pacíficos, cariñosos y curiosos.

sphynx o gato esfinge, cariñoso

Un aspecto que debemos tener en cuenta en caso de adoptar un gatito de esta raza es que pasan mucho frío en invierno, así que no dudes en ponerles su cesta cerca de una fuente de calor (estufa, chimenea) o por qué no, vestirlos con algún traje diseñado especialmente para esta raza.

gato sphynx, gato esfinge

Y ahora dinos… ¿tienes también tú un gato de esta raza? Si te ha gustado este artículo sobre el gato esfinge o gato Sphynx, descubre también a los gatos Maine Coone. ¡Te fascinarán!

Imagen: Josh Norem

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here