En base a los más variados arquetipos, se han construido los paradigmas sobre los que se sustenta nuestra sociedad. Héroes y villanos conviven, catalogados con la óptica absolutista del blanco y negro. Justamente en este sentido, encontramos un concepto que ha generado polémica a lo largo de los siglos. La expresión y el concepto sobre qué es una femme fatale reúne una serie de ideas que definen la feminidad desde una óptica sensual, astuta y hábil, que no sufre de culpas morales a la hora cruzar la línea entre el bien y el mal. Prácticamente todas las culturas tienen entre sus mitos y leyendas, historias que involucran a una femme fatale. Desde la antigua Grecia, pasando por las doctrinas católicas más longevas, y hasta la modernidad, el concepto sigue replicándose y haciéndose sentir en el mundo moderno.

Desde la griega Medea, descendiente de las sensuales ninfas, hasta la seductora Dalila, que representó la perdición de Sansón en La Biblia, las mujeres que son consideradas como femme fatale, reúnen algunos puntos que les son comunes. En primera instancia, se trata de féminas con una particular belleza, sensualidad y encanto que saben combinar hábilmente, para que faciliten el logro de algún objetivo en particular. Acompáñanos en Supercurioso a profundizar sobre este interesante concepto, y conocer las femme fatale más legendarias de la historia.

¿Qué es una femme fatale?

La visión más tradicional de la mujer nos presenta a un ser que tiene un rol sumiso, cándido y delicado, en el que la debilidad define y la voluntad está sometida a la del hombre. En este sentido, una femme fatale rompe de un tajo con este paradigma. El concepto se refiere a una mujer de fuerza emocional destacada, que saber hacer uso de su propia seguridad, su imagen, sensualidad y sexualidad, para el logro de sus objetivos. No es la más escrupulosa y usualmente es catalogada de villana, aunque también existen arquetipos de la femme fatale heroína.

A pesar de que encontramos a lo largo de la historia, muchas mujeres que coinciden con estas características, se cree que la formulación del concepto femme fatale apareció apenas en el siglo pasado, de la mano del escritor George Bernand Shaw. Lo cierto es que este término se vino forjando desde principios del siglo XX, de la mano de artes como la literatura y el cine. En la literatura aparecieron personajes de mujeres libres en su sexualidad, adúlteras como Madame Bovary o Ana Karenina.

El cine también rescató antiguos personajes de mujeres fuertes, independientes, seguras de sí mismas, que con su voluntad e inteligencia guiaron imperios y desataron importantes acontecimientos: Cleopatra, Pandora, Mata Hari y otras vehementes mujeres modernas aparecieron en la pantalla. Acompáñanos en este recorrido por las personalidad de las mujeres más enigmáticas y sensuales de la historia, que responden al concepto de femme fatale.

Las femme fatale más destacadas de la historia

1. Lilit, la primera femme fatale

La mujer independiente

Lilit es una figura mítica judía, que por consiguiente se vuelve importante para los cristianos y para occidente en general. Cuenta la leyenda que ella fue la primera esposa de Adán, antes que la misma Eva. Lilit no fue hecha de la costilla de Adán, así que su existencia no dependía de él. Era fuerte, autónoma e independiente, y no obedecía a su esposo. Un día decidió irse del Edén y abandonar a su marido. Lilit es representada como una mujer hermosa, libre y con una sensualidad a flor de piel. Aquí te dejamos un artículo donde descubrir a esta increíble figura mítica: Lilit, ¿figura del mal o precursora del femenismo?

2. Cleopatra, la sensual Faraona

Qué es una Femme Fatale

La sociedad del Antiguo Egipto estuvo marcada por las existencias de grandes personalidades. Ramsés, Kéops o Tutankamón, son faraones egipcios que han capturado la atención de la humanidad por milenios. Pero entre ellos destaca una bella mujer que se gana el lugar de una de las femme fatale más legendarias de la historia. Se trata de la sensual Cleopatra (aquí te contamos quién fue Cleopatra y a qué se debe su importancia). Al cumplir tan sólo dieciocho años subió al tronó y se coronó como la líder de un majestuoso imperio. Desde allí demostró sus exuberantes cualidades. No sólo era una mujer sumamente sensual, que alimentaba sus ritos de belleza con exóticas costumbres como bañarse en leche o maquillarse de manera asombrosa.

Además, Cleopatra era una mujer astuta, hábil y muy inteligente, que sabía cómo comportarse en los diferentes escenarios políticos para conseguir siempre lo que deseaba. Justo por esto, sus romances legendarios pasaron a la historia. La faraona se involucró sentimentalmente con dos de los hombres más influyentes de la historia, Marco Antonio y Julio CésarSi te interesa su historia, te invitamos a conocer estos datos sobre Cleopatra desconocidos y cómo murió Cleopatra.

3. Rita Hayworth, la épica Reina de Hollywood

Qué es una Femme Fatale | Rita Hayworth

Hermosa, encantadora, talentosa y fuerte, esa era Rita Hayworth. La actriz encarnaba personajes femeninos que implicaban seducción y peligro. Lo cierto es que, en principio, Hollywood quiso poner a las femme fatale en pantalla para darle una lección de moral a los Estados Unidos y al mundo occidental. Una femme fatale siempre termina mal, es despiadada y fuerte, por lo tanto, un ideal indeseable para la mujer.

Sin embargo, la intención original resultó en un estruendoso fracaso, pues las mujeres se encantaron con estos personajes. Estas figuras incluso están conectadas a muchas reivindicaciones feministas, que muestran a la mujer como independiente, fuerte, capaz y protagonista de la historia. Este ideal fue lo que logró encarnar Rita Hayworth en pantalla: una mujer con sus propios objetivos, que sabe usar sus armas de seducción para cumplir con sus objetivos personales, sin importarle que los hombres con los que se vincula terminen en perdición.

4. Marlene Dietrich, la femme fatale de la canción

Qué es una Femme Fatale | Marlene Dietrich

No podemos terminar esta pequeña selección de las femme fatale más famosas de la historia, sin incluir a la diva, actriz, cantante y figura del espectáculo Marlene Dietrich. La artista alemana fue contra varios tabúes y estereotipos, actuando contra ellos. Su sexualidad era ambigua, vistiendo muchas veces de varón o teniendo conexiones con la naciente comunidad gay de su época, pleno siglo 1900.

Aunque tuvo muchas conquistas, se le veía como una mujer solitaria. Esto también define la esencia de una femme fatal, una mujer que no necesita de un hombre ni de hacer familia y ser madre, para alcanzar sus objetivos en la vida. El perfil transgresor de Marlene Dietrich fue inmortalizado por su personaje de Amy Jolly en “Marruecos” donde aparece vestida de forma masculina y besando otra mujer.

La fuerte Dietrich no dejó su carrera al alcanzar la madurez, como obligaba Hollywood a sus más épicas divas, cuando dejaban atrás la juventud. Ella siguió cantando, bailando, manteniendo su éxito, incluso superando un cáncer. Solo un accidente en un escenario de Sidney, a los más de 70 años, hizo que abandonara el mundo del espectáculo.

Hasta acá ha llegado nuestro acercamiento a qué es una femme fatale, y nuestra selección de quiénes son las figuras más representativas de esta vehemente definición de mujer. Nos gustaría que nos dejaras algunos comentarios ¿Qué otra mujer te parece símbolo de femme fatale? ¿Te gustaría leer más sobre esta expresión? Esperamos leerte 😊 Y si te identificas con el poder de la mujer y sus luchas por la igualdad a lo largo de los siglos, no te pierdas esta selección de las mejores frases sobre feminismo. ¡Inspiración para el empoderamiento femenino!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here