En las pinacotecas y museos de arte de todo el mundo podrás verlos reproducidos innumerables veces. Él con sus alas y ella joven, bella e inocente. ¿Qué historia oculta esta pareja? La mitología tiene la respuesta: la maravillosa historia de Cupido y Psique. ¡Acompáñanos a descubrirla!

La preciosa historia de Cupido y Psique

La historia de Cupido y Psique la encontramos relatada por primera vez en la única novela romana que ha llegado íntegra hasta nosotros, la obra se titula «Metaforfosis» o «El Asno de Oro» y fue escrita por Lucio Apuleyo en el siglo II , posteriormente se hicieron otras versiones más o menos parecidas. En esencia, la historia es la siguiente:

Los reyes de un país tenían tres hijas y la más pequeña, llamada Psique, era tan bella que los hombres olvidaban hacer sus ofrendas a Venus al contemplarla. Por ese motivo la diosa, celosa, ordenó a Cupido que le disparase una flecha que hiciera que se enamorara del hombre más feo del mundo, pero el dios, accidentalmente se pinchó con una de sus flechas y quedó perdidamente enamorado de Psique.

Mitología: La maravillosa historia de Cupido y Psique
La Boda de Psique (Pre-Raphaelite, 1895) de Edward Burne-Jones

Los padres, viendo que seguía soltera, consultaron un oráculo que les dijo que debía unirse a un monstruo que vivía en lo alto de una montaña. Psique se dirigió a cumplir su destino y al llegar a lo alto del monte, «Céfiro», el viento del oeste volando la dejó en una cueva llena de joyas y ornamentos. En la oscuridad fue visitada por el supuesto monstruo que no era otro que Cupido que había sobornado al oráculo; hicieron el amor apasionadamente y Cupido le pidió que jamás encendiera una luz. El dios temía ser reconocido por las alas. Un tiempo más tarde Psique se encontró con sus hermanas y explicó que el «monstruo», su marido, la trataba estupendamente, sin embargo ellas, celosas, la convencieron de que debía acabar con él.

Mitología: La maravillosa historia de Cupido y Psique
Cupid y Psyche (1817) de Jacques-Louis David

Psique volvió a la cueva armada con una daga, pero no se decidía a matarlo. Encendió una lamparilla para observarlo mientras dormía y descubrió que era Cupido.  Asombrada, se le cayó la daga de las manos y cogió una de las flechas del dios para atacarlo,  irritada por el engaño. La joven se pinchó con ella y en un instante quedó enamorada de él. Desgraciadamente, una gota de aceite de la lámpara cayó en la espalda de Cupido que despertó y exclamó: «el amor no puede vivir donde no hay confianza». Desengañado, el dios se alejó de la cueva para no regresar.

Mitología: La maravillosa historia de Cupido y Psique
Fragmento de Amor and Psyche (1589) de Jacopo Zucchi

Psique buscó a su marido por toda Grecia y finalmente la diosa Deméter, para agradecerle el haber ordenado el grano de las ofrendas de su templo, le dijo que para encontrarlo debía visitar a la madre de Cupido, Venus. La joven se dirigió a un templo dedicado a esta diosa y Venus le propuso tres pruebas y si las superaba la ayudaría.

La primera fue ordenar grano, como en el templo de Deméter, pero en un tiempo imposible de cumplir. Cupido, que aún estaba enamorado de ella, mandó a unas hormigas para ayudarla y así pudo cumplir su cometido. Venus, furiosa le mandó una segunda prueba, debía esquilar unas ovejas que producían lana de oro. El dios del río la ayudó y le explicó como debía recolectar la lana sin exponerse al peligro de las violentas ovejas. Consiguió la lana de oro y se la llevó a Venus.

Mitología: La maravillosa historia de Cupido y Psique
Fragmento de Psyche et L’Amour (1889) de Bouguereau

Como última prueba, la diosa la obligó a bajar al Hades para hablar con Proserpina y que esta le diera un poco de la belleza que había perdido debido al sufrimiento de su hijo por la traición de la propia Psique. Debía traerla dentro de una caja. Psique pensó que la muerte era el camino más rápido para entrar en el Hades, pero cuando iba a lanzarse desde un precipicio una voz la paró, le enseñó un camino directo y le explicó cómo superar al Cancerbero y a Caronte, el barquero. La chica siguió las instrucciones y llegó hasta Proserpina que no le puso inconveniente para darle algo de belleza para Venus. Cuando estaba de regreso al mundo de los vivos, Psique abrió la caja para coger un poco de belleza y reconquistar a Cupido, pero en la caja lo que había era un vapor infernal que la sumió en un sopor próximo a la muerte.

Mitología: La maravillosa historia de Cupido y Psique
Fragmento de Psyche abriendo la caja de oro (1903) de John William Waterhouse

Cupido, que ya la había perdonado, acudió en su auxilio y le limpió el sueño de los ojos recuperándola a la vida. El dios suplicó a su madre Venus y a Júpiter, que le permitieran casarse con Psique, a lo que ellos finalmente accedieron concediendo a la chica la inmortalidad.

Mitología: La maravillosa historia de Cupido y Psique
Cupid y Psyche (1639–40) de Anthony van Dyck

¿Qué te ha parecido la historia de Cupido y Psique? ¿La conocías? Si te ha interesado este post sobre Cupido y Psique, quizá quieras leer:

10 cosas que quizá NO sabías de la mitología griega

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here