Las costumbres y tradiciones del Halloween se han extendido por casi todo el mundo. Del ancestral festival Samhain con el que los celtas celebraban el final del verano en la Irlanda antigua, hoy nos topamos con una fiesta en la que los disfraces originales, las calabazas talladas y las salidas para jugar dulce o truco están a la orden del día, y desde Estados Unidos y Canadá han llegado a Europa y América Latina. La noche de brujas es sinónimo de espectros, gatos negros y películas de terror en las que se nos cuentan historias de horribles hechizos y crímenes. Pero, no pocas veces la realidad supera a la ficción. Hoy en Supercurioso nos hemos animado a investigar aquellos crímenes que marcaron una noche de brujas verdaderamente espantosa, y que nada tienen que ver con la fantasía. Acompáñanos a conocer las más terribles muertes en Halloween.

Las 7 peores muertes en Halloween. ¡Casos reales!

1. La muerte de Timothy O ‘Bryan

muertes en Halloween

Iniciamos este recuento por las peores muertes de Halloween con la de Timothy O ‘Bryan. Era la noche de brujas de 1974, y la víctima y sus amigos pedían dulces. Se acercaron a una casa cuyas luces estaban apagadas, pero con la esperanza de que hubiera alguien allí. Al no recibir respuesta fueron a la siguiente casa, todos excepto el padre de Timothy, quien se quedó allí y luego se unió al grupo sosteniendo un puñado de dulces Pixy Stix. Él repartió los dulces a sus hijos y a otros pocos niños. Timothy quería un dulce, por lo que su padre le dijo que probara los que le acababa de dar. El niño murió una hora después. El dulce contenía cianuro. Los otros niños no habían comido sus dulces todavía por lo que se salvaron.

Ronald, el padre de Timothy dijo que los dulces habían provenido de la casa que tenía las luces apagadas esa noche, pero el hombre que vivía allí no estaba esa noche en casa y tenía cómo probarlo. Ronald poseía deudas de más de $100.000 y justo acababa de comprar pólizas de seguro para sus hijos. Quería usar este dinero para cancelar sus deudas. Fue condenado a prisión y ejecutado diez años después.

2. El crimen de la familia Liske

¿Más muertes en Halloween reales? Tristemente, sí. En 2010, Devon Griffin de 16 años regresó a su casa y encontró en el piso los cuerpos de su hermano, madre y padrastro. Se creía que William Liske Jr, había sido el culpable de los asesinatos. Era hijo del padrastro de Devon, y padecía de esquizofrenia y otras enfermedades mentales. Finalmente se confirmó que él había sido el culpable. Declaró los asesinatos de los miembros de su familia y recibió tres cadenas perpetuas. Fue encontrado muerto en su celda cinco años después de entrar a prisión.

3. El asesinato de Rebekah Gay

En 2012, John D. White ingresó en la caravana de Rebekah Gay y la asesinó brutalmente, dando lugar a una de las más espantosas muertes en Halloween. El hombre golpeó ferozmente su cabeza con un mazo, antes de atar una corbata alrededor de su cuello. White planeaba tener relaciones con el cuerpo, pero estaba tan borracho que le resultó imposible. El bebé de Rebekah, de tan solo tres años, se encontraba presente cuando ocurrió este horrible hecho. White le puso su traje de Halloween y se lo llevó a su padre, confesó su crimen y fue arrestado, siendo condenado a 56 años en prisión. Se suicidó en la cárcel unos meses después de la sentencia.

4. Los «Toolbox Killers”

Lawrence Bittaker y Roy Norris recibieron el nombre de los «Toolbox Killers” (los asesinos de la caja de herramientas) porque usaban herramientas del hogar para infligir torturas a sus víctimas. Se trataba de dos adolescentes de Los Ángeles. Los chicos se ofrecían a llevar a los autoestopistas que encontraban mientras circulaban por la autopista y los arrastraban hasta lugares remotos, donde los violaban, torturaban y mataban, para luego tirar sus cuerpos en el bosque.

Entre las muertes en Halloween ejecutadas por estos asesinos, destaca la de Shirley Ledford, en 1979. La chica tenía tan solo 16 años. Estaba haciendo autostop y terminó en el carro con estos enfermos, quienes la torturaron con sus herramientas, la forzaron y después mataron. Los hombres fueron arrestados y sentenciados a muerte por un gran número de asesinatos.

5. El asesinato de Nine French

Nine French tenía solo nueve años de edad cuando una noche de Halloween, en 1973, fue asesinada por su vecino Gerald Turner, quien obligó a la niña a entrar a su casa, la forzó violentamente y luego la estranguló. El asesino dejó el cuerpo de la niña en un camino al lado de una granja y allí permaneció hasta que el dueño del terreno lo descubrió. Turner fue condenado a 38 años en prisión. Cuando salió violó su libertad condicional por poseer imágenes pornográficas en su computadora, por lo que tuvo que permanecer otros 15 años en prisión.

6. El asesinato de María Ciallella

muertes en Halloween

Otra de las peores muertes en Halloween de la que se tiene registro es la de María Ciallella. Esta joven de tan solo 17 años informó a su padre que saldría en la noche de brujas, y que estaría de vuelta en casa cerca de la medianoche. Pero no se le volvió a ver con vida. Pasaría un año y medio hasta que, en 1983, un ciudadano encontró su cuerpo cerca de las instalaciones de una cadena de comida rápida. La policía llegó a la casa de Richard Biegenwald, su esposa y Dherran Fitzgerald. Los hombres tenían un largo historial de violencia. Las investigaciones dieron con una realidad espantosa. Se señaló la ubicación de dos cuerpos más.

Luego, las pesquisas policiales llegaron hasta el patio trasero de la casa de la madre de Biegenwald, en el que desenterraron el cuerpo de María, que había sido cortado en tres partes. También se encontró el cuerpo de otra adolescente llamada Deborah Osborne, de 17 años. Lo más espantoso del caso es que, según la fiscalía, Biegenwald había matado solo porque quería ver morir a alguien. Fue apodado como Jersey Shore «Thrill Killer».

7. El asesinato de Luis Andrés Colmenares

muertes en Halloween

Y así como la noche de brujas ha extendido sus celebraciones al mundo entero, también lo ha hecho con sus horrores. La siguiente entre las muertes en Halloween ocurrió en Bogotá, Colombia. Un joven llamado Luis Andrés Colmenares asistió a la fiesta de Halloween de una discoteca, el 30 de octubre del año 2010. Dudó en ir, pero se decidió, para en ese lugar arreglar sus diferencias la chica con quien salía. Se hicieron públicas fotos de los jóvenes disfrazados, ella de Minnie Mouse y él de diablo. Unas horas después, el cadáver de Colmenares flotaba en un río.

Las pesquisas policiales investigaron a la novia del chico, a sus escoltas e incluso a su ex pareja, también presente en la fiesta. No hubo datos concluyentes que permitieran llegar hasta un culpable, pero la hipótesis a la que llegó su familia, luego de contratar a un investigador forense, fue que el joven fue asesinado de una brutal paliza, y solo después fue arrojado su cuerpo al río.

Las muertes en Halloween nos demuestran que el horror, la maldad y lo macabro tiene en la realidad un escenario bastante más prolífico que en la fantasía. Si eres de los que se interesa por este tema, no te pierdas el artículo en el que te contamos la verdadera historia de la noche de brujas o nuestra genial selección de las mejores frases de Halloween.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here