3 Perros mitológicos de distintas culturas | Temidos y adorados
4.7 con 37 voto[s]

Las distintas mitologías que coexisten en las culturas actuales y anteriores tienen muchos puntos en común. Uno de ellos es la figura de los perros mitológicos, este animal ha tenido un gran significado a lo largo de la historia en varias civilizaciones. Algunos han sido temidos y otros muchos adorados, el carácter o la personalidad de estos dependen de cada pueblo. A lo largo de este artículo, te vamos a presentar a los perros mitológicos más curiosos de todas las civilizaciones.

Xólotl, Cerbero y Argos son los tres perros mitológicos que vamos a analizar en profundidad y con los que podrás comprender mejor lo importantes que eran estas criaturas para los habitantes de antiguas civilizaciones. Cada uno de estas distintas bestias o seres realizaban una función muy concreta, unos eran temidos y otros venerados. Si quieres descubrirlos, únicamente tienes que seguir leyendo estas líneas. ¿A qué esperas para conocerlos al detalle?

3 perros mitológicos de distintas culturas | Sus características más sorprendentes

1. Xólotl

perros mitológicos

Dios del ocaso, de los espíritus, dios del fuego, la mala suerte y de los gemelos en la mitología tolteca. Cuentan las leyendas que protege al Sol cuando viaja por el Inframundo durante toda la noche, esta historia se asemeja bastante al viaje que Ra hace para explicar las fases del día.

Esta deidad azteca, le tenía un miedo terrible a la muerte y se escapaba continuamente de sus manos. Para evitar los sacrificios, Xólotl se transformó varias veces sin éxito hasta que finalmente le atraparon y le dieron muerte. Este perro mitológico da nombre a la raza denominada tradicionalmente como «perro pelón mexicano» o xoloitzcuintle en honor a esta deidad azteca. Nombre traducido literalmente como perro monstruoso, ya que Xólotl era el acompañante de los muertos durante su camino al inframundo.

2. Argos

perros mitológicos

Quizás, este perro mitológico no sea tan conocido como los otros dos que vamos a analizar. Aparece en la Odisea, el gran poema épico escrito por Homero. En esta obra, Argos es el perro de Odiseo que a su vez es el protagonista de la historia. Aparece al final de la aventura, cuando el protagonista llega a casa después de pasar veinte largos años en alta mar. Para evitar a sus enemigos, Odiseo entra de nuevo a su país disfrazado de mendigo con el objetivo de lograr que no le reconocieran. El fiel y admirable animal, ya muy viejo y débil, reconoce a su antiguo amo después de pasar veinte años sin verle, demostrando así el cariño que le tenía al héroe. Éste al ver al perro tan enfermo se conmueve y llora su estado. Argos termina muriendo a los pies de su amo, contento de haber podido verlo una última vez antes de morir. Este bello ejemplo es uno de los más antiguos acerca de lo fuerte que puede ser una relación entre el hombre y su mascota.

3. Cerbero

perros mitológicos

Probablemente, el Can Cerbero sea uno de los perros mitológicos más conocidos. De aspecto terriblemente monstruoso, ya que según cuenta la leyenda tenía tres enormes cabezas y una cola formada por una serpiente. Este perro era propiedad, nada más y nada menos que de Hades, dios del antiguo Inframundo griego. El animal tenía una clara función que nunca debía dejar de hacer y era la de ser el guardián de las puertas del inframundo, no debía dejar salir o entrar a nadie.

Esta escalofriante leyenda, no parece ser nueva, ya que en la mitología nórdica ya existía un perro llamado Garm que tenía una misión similar a la de Cerbero.

Cerbero aparece en numerosas aventuras, en las que se enfrenta a héroes tan importantes como el mismísimo Heracles, Orfeo o Hermes. En algunas de ellas sale victorioso e impide que sus enemigos accedan al inframundo, mientras que en otras es burlado de una manera u otra.

Una de las curiosidades que quizás no conozcas, es que las cabezas de eran conocidas como veltesta, tretesta y drittesta o cabeza izquierda, tercera cabeza y cabeza derecha.

Nuestros seguidores más futboleros también conocerán, que al portero o guardameta de un equipo se le suele denominar cancerbero ya que es el guardián de la portería.

Gracias a este artículo, habrás podido conocer en profundidad a algunos de los perros mitológicos más importantes. Uno de ellos era todo una deidad, Argos demostró a su dueño un ejercicio de fidelidad a prueba de bombas, mientras que Cerbero era el inquebrantable guardián del inframundo que estaba a las órdenes de Hades.

Como siempre, nos encantaría que nos dieras tu opinión acerca de estos perros mitológicos. ¿Cuál de estas tres historias te ha conmovido más? ¿Aprecias similitudes entre Xólotl y Ra? ¿Desearías tener un perro que fuera tan fiel como Argos lo era a su amo? ¿Es Cerbero el monstruo más terrible sobre el que has oído hablar? ¡Estamos deseando leer tus comentarios, anímate a escribirnos!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here