Valora este post

La ciencia nunca dejará de sorprendernos, y más si se pone a investigar las conductas de los borrachos. Nadie puede negar la utilidad de estas investigaciones de cara a la prevención del alcoholismo o a tratar con alguien cuando se ha bebido alguna copa de más. Lo más curioso son los nombres que les han dado los psicólogos de la Universidad de Missouri a los cuatro tipos de borracho que ha definido, nombres relacionados con la literatura o el cine.

4 clases de borracho científicamente probadas

1. Mary Poppins

Este tipo de bebedor, cuando está sobrio, pasa por ser una persona extrovertida cuando está sonria, pero que se vuelve más dulce y divertida tras beber alcohol.

Los psicólogos de la Universidad de Missouri aseguran que este grupo de bebedores refleja casi a la perfección la personalidad del clásico personaje de Disney en la película de 1964, en la que Julie Andrews dio vida a la famosa niñera de los Banks.

2. Ernest Hemingway

La fama de bebedor del escritor es innegable. El propio Hemingway aseguraba ser capaz de «beber cualquier mierda de whiskey sin emborracharse», y ese es precisamente el rasgo que defina a los bebedores Hemingway. No se percibe ningún cambio de personalidad en su conducta cuando han bebido. Los investigadores aseguran que es el grupo más numeroso, sobre el 40%. Probablemente no tengan las mismas habilidades literarias que Hemingway, aunque esperemos que no acabasen como él.

3. El Profesor Chiflado

Murphy dio vida en el cine a este famoso científico que tenía una segunda personalidad adulterada, y eso es precisamente lo que les pasa a este tipo de bebedores.

Son personas introvertidas, pero dejan atrás sus inhibiciones cuando empiezan a beber, y sacan a relucir su lado más llamativo y sociable.

4. Míster Hyde

Aunque parezca similar a la del Profesor Chiflado, esta categoría es radicalmente diferente. Como el doctor Jeckyll, son personas normales y corrientes; pero cuando beben sacan al Hyde que llevan dentro, su otro yo diabólico, y entonces se vuelven «menos responsables, menos intelectuales y más hostiles».

Para llegar a esta conclusión, los investigadores de la Universidad de Missouri han contado con la participación de 374 estudiantes de una universidad del medioeste de los Estados Unidos. Sus autores confían en que gracias a esta investigación se puedan mejorar y personalizar los tratamientos de alcoholismo, adaptándolos a cada personalidad. Por cierto, ¿qué tipo de bebedor sois vosotros?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here