El universo del arte es tan infinito y variopinto que para cada estilo, cada gusto y cada personalidad, hay un artista y una obra que les refleje. Las pinturas más hermosas del mundo han atravesado la historia de la humanidad, convirtiéndose en referencias de la cultura y reflejos de cuánta grandeza y creatividad puede albergar el alma humana. Ejemplos de ellas se nos ocurren millones: La Mona Lisa, El Nacimiento de Venus, El beso, Las Meninas, La Dama de armiño… todas han sido iconos inolvidables del arte. De sus creadores es mucho también lo que hay para decir. Pero en esta ocasión en Supercurioso nos hemos querido concentrar en las curiosidades de La Noche Estrellada, una de las grandes obras maestras del célebre Vincent Van Gogh. Acompáñanos a conocer los mejores datos curiosos de La Noche Estrellada.

Los mejores datos curiosos de La Noche Estrellada

1. Pintada en un centro psiquiátrico

curiosidades de la noche estrellada

La vida de Vincent Van Gogh no fue en absoluto simple. De hecho, el pintor sufría de epilepsia, delirios y alucinaciones que le llevaron a ser internado en un hospital psiquiátrico, sin que se diera con la causa de sus males. Uno de los más increíbles datos curiosos de La Noche Estrellada es que fue pintada justamente desde la ventana de un cetro de reclusión psiquiátrica.
Van Gogh estaba viviendo en el asilo Saint-Paul-de-Mausole y las vistas desde este lugar fueron la inspiración para este paisaje. De hecho, en una carta que envió a su hermano Theo, relató sobre la obra: «Esta mañana he visto el campo antes de amanecer desde mi ventana, con nada más que la estrella de la mañana, la cual era muy grande».

2. La villa pintada no existe

Otra de las curiosidades de La Noche Estrellada, que más ha llamado la atención, es la existencia de una pequeña villa, un pueblecito que aparece al fondo de la pintura y que parece hacer referencia a la provincia de Saint-Remy. Aunque se creyó así por muchos años, los historiadores e investigadores del arte han demostrado que no puede tratarse de esa región, pues es físicamente imposible que Van Gogh la viera desde su ventana. Creen entonces que el artista puede haberse inspirado en su Holanda natal.

3. Una simbología de muerte

Seguimos con los datos curiosos de La Noche Estrellada, para contarte que, aunque parezca una pintura luminosa y de potentes colores, esconde una simbología oscura y asociada a la muerte.
De hecho, dicen que los árboles que se reproducen en el cuadro son cipreses, vinculados a los cementerios. El mismo Van Gogh dijo en una de sus frases célebres que: «Mirar a las estrellas siempre me pone a soñar. ¿Por qué, me pregunto, no deberían los puntos brillantes del cielo ser tan accesibles como los puntos negros del mapa de Francia? Así como tomamos el tren para llegar a Tarascon o Rouen, tomamos la muerte para llegar a una estrella».

4. Otros cielos estrellados

Otra de las curiosidades de La Noche Estrellada es que no se trata de la única entre las pinturas de Van Gogh que abordan la temática de los cielos llenos de estrellas. De hecho, para el pintor este paisaje parece haber funcionado como un elemento recurrente. Antes de esta obra, la más famosa, hubo otras que reflejaron la curiosidad y la pasión de Van Gogh por el cielo nocturno. Entre ellas se destacan obras tituladas como Noche estrellada sobre el Ródano y Terraza de café por la noche.

5. Una obra que no enorgulleció al autor

Y sin duda que entre los más insólitos de los datos curiosos de La Noche Estrellada, contamos que esta, que fue una de las más célebres pinturas de Van Gogh, no fue capaz de despertar su orgullo. Quizá te sorprenda saber que ni siquiera fue el famoso cuadro de los Girasoles. De hecho, todas las pinturas que creó en el tiempo que pasó en el asilo de Saint-Remy, las consideró como despreciables o de poca calidad.

Incluso, sobre La Noche Estrellada llegó a decir que simplemente «No le decía nada». Las únicas pinturas que el autor consideraba realmente buenas, puedo justamente las menos famosas: El Campo de Trigo, La Montaña, La Huerta, Los Árboles de Olivo con Colinas Azules, El Retrato y La Entrada a la Cantera.

6. La estrella es el planeta Venus

Si te has detenido un instante a admirar la belleza de esta extraordinaria pintura, seguro apreciarás la hermosa estrella que domina la escena. Pues estudiando el cuadro, el historiador Albert Boime descubrió que la estrella no es sino el propio planeta Venus. El día en que fue pintada La Noche Estrellada, el 9 de junio de 1889, en el cielo este planeta podía apreciarse con claridad, dominando el cielo. Van Gogh lo llamó en su obra como la estrella del amanecer.

7. La Noche Estrellada nunca fue vendida en vida

Otro de los datos curiosos de La Noche Estrellada, es que su propio autor no alcanzó jamás a venderla. Es algo común que le ha ocurrido a cientos, miles de artistas a lo largo de los siglos. Una vez que fallecen, sus obras adquieren un valor diferente y superador. Pero con esta, quizás la más emblemática de sus obras, no alcanzó a ganar dinero.

De hecho, se cuenta que el pintor solo vendió en vida dos cuadros. El primero fue uno que llevó por título Viñedo Rojo, que fue comprado por la coleccionista de arte Anna Boch por la suma de 400 francos en 1890. Sobre el segundo, su hermano Theo cuenta que existió y se vendió a una coleccionista británica, pero no hay referencias concretas sobre la obra ni sobre la identidad de la compradora.

8. Su cuñada, su mejor representante

Y cerramos este encantador viaje por las curiosidades de La Noche Estrellada, contándote que fue su cuñada quien hizo las mejores labores como representante, luego de la muerte del artista. Luego de la muerte de Theo, hermano de Vicent, ella heredó La Noche Estrellada y el resto de sus obras. Entonces, se dedicó a manejar la correspondencia y la publicidad de los cuadros, promocionando el arte de su c,uñado y ayudando a impulsarlo a la fama. La primera venta que se hizo de La Noche Estrellada fue al poeta francés Julien Leclerq, quien se lo vendió al artista postimpresionista Émile Schuffenecker. Seis años después, Johanna lo recuperó para entregarlo a la Galería Oldenzeel, en Rotterdam.

Y tú, ¿Conocías estos datos curiosos de La Noche Estrellada? ¿Has visto de cerca alguna de sus copias? Sin duda que una de esas obras que no pasan jamás desapercibidas. Si te ha gustado este tema, no te pierdas en artículo en el que te contamos sobre otras curiosidades de cuadros famosos, y ¡Sumérgete en el arte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here