Existen tantas curiosidades de los gatos como gatos mismos hay en el mundo, sin embargo, en Supercurioso queremos hablarte de uno muy especial: el gato Esfinge o Sphynx. Sabemos que lo primero al ver este encantador gato es su ineludible falta de pelo, pero debes saber que esto no es del todo cierto. ¿Quieres saber más? Quédate con nosotros, te contaremos algunas de las curiosidades que hacen al gato esfinge un ser muy especial. ¡Acompáñanos! 🙂

El gato Esfinge o Sphynx ¿Qué lo hace tan especial?gato esfinge

Mundialmente conocido como el gato egipcio, es elegante, delicado y casi mágico. Algo que debemos tener muy en cuenta es que a pesar de lo que mucha gente piensa, el gato Sphynx o gato Esfinge sí tiene pelo. Se trata de una capa de vello muy finita que podemos notar solo con acariciarlos.

Pero antes de continuar, debemos abordar su origen… Preguntémonos, ¿un gato tan particular de dónde vendría?. Pues bien, los gatos sin pelo han aparecido numerosas veces a lo largo de la historia, las modificaciones en su pelaje son producidas por las mismas mutaciones que este ha tenido a lo largo del tiempo. Los primeros gatos sin pelo -y los que se cree, fueron los antepasados del gato Esfinge- aparecieron en el mundo azteca, tal y como sucedió con los Xoloitzcuintles, los perros sin pelo.

Sin embargo, los primeros registros que se tienen del gato Sphynx datan del siglo XX en Nuevo México, en donde, de una camada de gatitos normales nacieron dos pequeños sin pelo, estos no se pudieron emparejar por lo que eran hermanos, pero años más tarde, en Canadá, una gata dio a luz a un gatito negro sin pelo, con él, empezaría la raza del gato Esfinge. Así fue como en 1971 los gatos Sphynx serían reconocidos como una nueva raza.

10 Curiosidades del Gato Sphinx que debes conocergatos sphynx

1. El pelaje

Parece ser que la «falta» de pelo en el gato Esfinge es la característica más distintiva de su apariencia, junto a sus orejas anchas, su cuerpo alargado y sus patas finitas. Pero… ¿por qué son así? ¿qué hace que tengan esta imagen tan inusual? Si bien ellos poseen un muy corto pelaje -más a manera de pelusa- lo cierto es gracias a un gen recesivo que inusualmente se manifiesta es que el gato Esfinge puede tener la apariencia con el que lo conocemos hoy en día.

2. Variantes del gato Esfinge

Cuando el gato Esfinge atrajo a tantos admiradores, algunos criaderos en Estados Unidos iniciaron una carrera para obtener la mayor cantidad de Sphynx para la venta, lo que llevó a que muchos de ellos se obtuvieran con cruces entre razas diferentes, lo que supuso múltiples variantes de la raza Esfinge. De hecho, Muchos Sphynx fueron cruzados con Devons Rex para obtener más gatos Sphynx.

3. Problemas patológicos

Se comenta que los estadounidenses son auténticos fanáticos de esta raza, y siempre buscan el gato más puro, más auténtico. No es algo fácil (como lo comentamos antes) porque al cruzar las razas, cada ejemplar puede tener numerosos problemas de salud, en especial problemas cardiacos. Por lo que se ha recomendado frecuentemente no cruzar al gato Esfinge con otra raza diferente a la suya.

4. La más reciente variante del gato Esfinge

Continuando con nuestras curiosidades del gato Sphynx, te diremos que ha aparecido una cuarta raza de gatos sin pelo, el Kohana o gato calvo hawaiano, que según dicen, es completamente calvo. Esta vertiente del gato Esfinge surgió en el año 2002 y con ella, la raza que no tiene pelo, ni siquiera pelusa. Los Kohana son los únicos gatos Esfinge sin pelo realmente. ¿Curioso, verdad?

5. Caráctergato esfinge

Tal y como reza una de las frases de gatos: «en la antigüedad los gatos eran adorados como dioses, ellos no han olvidado eso». El gato egipcio -nombrado así por su porte y elegancia- suele ser muy pacífico, cariñoso y curioso. Se dice que son muy buena compañía, son leales y amigables con otras mascotas, algunos aseguran que es muy raro que actúen de manera agresiva.

6. Sufren de frío

Una curiosidad algo obvia del gato Esfinge es que estos pequeñitos sufren de frío. Al no poseer un pelaje grueso que los proteja de las inclemencias del clima, sus dueños deben abrigarlos muy bien e incluso ponerlos cerca de algún objeto que genere calor. Si quieres adoptar un gato Sphynx, debes tener este dato muy en cuenta.

7. No son solitarios

Una de las cosas que solo sabemos los que tenemos gato es que -en general- estos pequeños son seres independientes. No obstante, con el gato Esfinge esto no sucede, ellos son animales de mucha atención y cuidados. Adoran la compañía y no les gusta sentirse solos, por ello debes saber que al adoptar un Sphynx, necesitarás dedicarle buen tiempo de tu día.

8. Alimentación

La capa de pelaje que les hace falta a estos pequeños, hace que ellos necesiten mayor cantidad de alimento. La termorregulación del gato Esfinge resulta mucho más compleja que la mayoría de razas gatunas. Debido a su poco pelo, este gato pierde con mucha más facilidad el calor, por lo que la compensación de dicho calor, debe encontrarlo el la comida absorbiendo mayor energía y nutrientes.

9. Los más charlatanes

Seguramente nos hemos preguntado alguna vez por qué los gatos ronronean o maúllan, y todo tiene una razón de ser; para el gato Sphynx, el maullar es el canal de conexión y comunicación con su humano, generalmente este amiguito se caracteriza por las grandes platicas que puede llegar a tener, te sorprenderá saber que son realmente charlatanes.

10. ¿Gato o Perro?

Para concluir nuestra lista de curiosidades del gato Esfinge, debes saber que estos pequeños son realmente activos, adoran el juego y los paseos, incluso algunos de ellos aprender a traer la pelota. Si tu intención es adoptar un gato Sphynx debes saber que él te pedirá un paseo diario y por qué no, un juego de pelota.

Otras cosas que debes conocer del gato Sphynxgatos bebes

Ya te comentamos que a mediados del siglo XX, existió una «carrera» por obtener ejemplares de la raza Esfinge. Estos pequeñitos son muy apetecidos en el mercado por su singular belleza; no obstante, a medida que las mutaciones genéticas se fueron dando, los Esfinge han llegado hoy en día a todas partes del mundo. En Europa, al primer país que llegaron fue a Holanda y posteriormente a Alemania. Aunque sean nativos de América, estos pequeñitos han cautivado corazones al rededor del mundo.

Asimismo, fue realmente en el 2000 cuando estos amiguitos lograron ser reconocidos como raza por las principales asociaciones internacionales, sin embargo, algunas de ellas lo catalogaron como un gato antiestético, débil y muy dependiente de su cuidador.

Hemos llegado al final de nuestros datos curiosos sobre el gato Esfinge, cuéntanos ¿te gustaría tener uno?. Y por si quieres seguir leyendo, no dudes en visitar nuestra entrada sobre el gato Maine Coone. ¡Te fascinará!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here