Cada año, pequeños y adultos esperamos con ansias la llegada de diciembre. Entre las Curiosidades de la Navidad encontramos fiestas antiguas y universales, pero si algo la distingue es que está repleta de símbolos, desde el tradicional árbol de Navidad hasta la llegada de Papá Noel. Pero, aunque no lo creas, en el idilio propio de la fecha también tienen lugar personajes oscuros, siniestros monstruos navideños que saben ganarse el terror de todos. Es el caso del protagonista de la leyenda de Krampus, un oscuro demonio que ensombrece el ánimo de los pequeños con sus formas aterradoras. Acompáñanos en Supercurioso a descubrir la historia de este peculiar personaje.

La Leyenda de Krampus, el demonio de la Navidad

leyenda de Krampus

Quizás hablar de demonios de la Navidad sea poco usual. Generalmente estamos más familiarizados con los regalos, con la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos, las ricas comidas típicas y la música tradicional. Pero la leyenda de Krampus rompe con el esquema de bondad y belleza de la Navidad para sembrar el terror. Se trata de un demonio de la Navidad, un horrible y oscuro ser con un aspecto muy parecido al de Satanás. Con cuernos, pelo oscuro, barba de chivo y filosos colmillos, Krampus es conocido como el anti San Nicolás.

Esta figura se desplaza con una cadena, campanillas y muchas varas de abedul, con las que se dispone a azotar a los niños malos, hasta que se conviertan en buenos. Algunas versiones de la leyenda de Krampus también refieren que el demonio arrastra consigo a los niños malos hasta el inframundo, en donde se dispone a devorarlos en carne viva. Aunque de origen muy antiguo, Krampus es uno de los demonios navideños cuya figura se ha preservado en el tiempo, convirtiéndose incluso en objeto de culto. Conozcamos un poco más sobre su origen.

¿Cuál es el origen de la historia de Krampus?

demonios de la navidad

La historia de Krampus es muy antigua, y se remonta a las tradiciones folclóricas de la zona alpina de Alemania y Austria. Su nombre se deriva del vocablo alemán krampen, que significa garra. Sobre su origen, se cree que esta bestia legendaria es hija de Hel en la mitología nórdica. Su papel en las celebraciones navideñas alemanas sigue siendo importante. Al ser creado para contraponerse al bondadoso San Nicolás, la sola mención al nombre de Krampus genera terror en los más pequeños.

Cuenta la leyenda de Krampus que el demonio navideño aparece una vez al año, la noche del cinco de diciembre, conocida como Krampusnacht o noche de Krampus. Durante esta jornada se encarga de buscar a los niños malos, azotarlos duramente y llevarlos consigo a su oscura guarida. La noche del seis de diciembre es la llegada de San Nicolás en estos países, y entonces los pequeños que hayan sobrevivido al Krampusnacht recibirán los tradicionales regalos y golosinas en sus zapatos y botas.

Durante muchos años la Iglesia Católica luchó contra la vigencia de esta figura. Prohibió todos los ritos y celebraciones asociadas a este demonio navideño de origen pagano. Incluso, durante la Segunda Guerra Mundial, el bando de los fascistas veía en Krampus a un personaje vil creado por los socialdemócratas. Pero a pesar de sus detractores, la leyenda de Krampus ha logrado permanecer en el tiempo, e incluso extenderse a otros territorios.

El demonio de la Navidad en diferentes partes del mundo

leyenda de Krampus

Aunque antigua, la historia de Krampus permanece viva, con algunas modificaciones. Tanto en Alemania y Austria, países en los que se encuentra el origen de este demonio navideño, hasta otras naciones como Eslovenia, Hungría y la República Checa, han incorporado este personaje y lo mantienen en su cultura popular. Uno de los rituales asociados a la celebración de la noche de Krampus, es que los hombres se disfracen como demonios y, un tanto enceguecidos por el alcohol, vaguen por las calles persiguiendo y aterrorizando a la gente, en lo que se conoce como Krampuslauf, una especie de carrera de Krampus.

Incluso, en Austria el demonio navideño se ha convertido en una fuente de dinero. Son muchos los empresarios que ha tenido la iniciativa de comercializar la figura de Krampus a través de chocolates, figuritas e incluso cuernos de colección. Pero no solo en aquellas latitudes se mantiene con vida la leyenda de Krampus. En países muy lejanos como Estados Unidos, esta tradición ha empezado a cobrar importancia. Comunidades influenciadas por la cultura pop, y con deseos de encontrar formas poco tradicionales para festejar diciembre, se han sumado a la moda de las fiestas de Krampus.

Otros demonios navideños, además de Krampus

demonios navideños

Y si bien la leyenda de Krampus es la gran protagonista cuando hablamos de aterradoras criaturas que ensombrecen la navidad, ¡no es la única! Las celebraciones asociadas al nacimiento de Jesucristo tienen también una faceta amplia, sombría y menos conocida. Acompáñanos a ver algunos de los demonios navideños más aterradores de la historia.

El Perchten

Si de demonios navideños se trata, Austria parece ser toda una autoridad en la materia. Como parte de su folclore encontramos no solo la leyenda de Krampus, sino también al Perchten, un siniestro demonio que viaja acompañado de un séquito de espíritus malignos. Este ser visita las casas de las familias entre el 24 de diciembre y el 6 de enero. Si se encuentra con que la familia fue buena y trabajadora, les recompensa regalándoles una moneda de oro. Pero si, al contrario, fueron holgazanes, los castiga abriéndoles el vientre, sacándoles el estómago y rellenándoles el cuerpo con paja.

El Namahage

Y otro de los demonios de navidad más aterradores es el Namahage. Se trata de un Yokai japonés que detesta a los niños mimados y mal portados. Este ser con largos colmillos, cuernos y una cara espectral, también visita las casas preguntando por los niños llorones, holgazanes o malos. A los más pequeños los reprende duramente, pero con los más grandes de ensaña, pelando en carne viva las plantas de sus pies.

Los Kallikantzaros

Los Kallikantzaros son pequeños y malévolos demonios o duendes, que encontramos como parte de la mitología del sudeste de Europa. Estas desagradables criaturas están condenadas a pasar todo el año viviendo bajo tierra. Solo les es permitido salir a la superficie durante doce días en navidad. Lo que cuenta la leyenda al respecto es que cualquier pequeño nacido durante esos doce días en que los Kallikantzaros están en libertad, corre el riesgo de convertirse en uno de ellos.

La Leyenda de Krampus y curiosidades | En vídeo

Tanto la leyenda de Krampus como las historias de otros demonios de la navidad resultan totalmente alucinantes. No todos saben que las fiestas más alegres y dulces del año, pueden tener también una faceta tenebrosa, oscura y aterradora. Pero si te has quedado un poco asustado con tantos espectros, libérate del terror y vuelve al ánimo festivo con esta selección de las más lindas frases sobre la Navidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here