¿Quién no ha soñado alguna vez con toparse con un alucinante tesoro que le cambie la suerte? Irreparablemente, todos hemos fantaseado con esa posibilidad, al menos una vez en la vida. Pero… ¿Te imaginas que pudiera ser real? Pues algunos de los piratas reales de la historia parecen haber dejado sus botines a tan buen resguardo, que no han podido ser encontrados en siglos. Los tesoros piratas perdidos han generado la intriga y hasta la obsesión de investigadores, curiosos y cazafortunas, que se han rebanado los sesos y arriesgado sus vidas tratando de encontrarlos. Muchos de ellos quizás sean tan solo leyendas, pero de otros, su existencia está comprobada. Hoy en Supercurioso te presentamos esos tesoros piratas reales y sus misteriosas ubicaciones. ¡Acompáñanos!

Los 6 tesoros piratas reales que te encantaría encontrar

1. El tesoro de la Isla de Roble

tesoros piratas reales

Iniciamos este recorrido por los más alucinantes tesoros perdidos de piratas con el de la Isla de Roble. Fue Daniel Mc Ginnis quien recorría esta isla canadiense en 1795, cuando se topó con una curiosa depresión circular en el suelo. Sobre ella había un árbol con unas ramas deformadas, como si se hubieran usado de poleas. Daniel conocía cientos de relatos relacionados con la Isla del Roble y esperanzado, comenzó a cavar con ayuda de unos amigos. Tanto cavó, que metros después tuvieron que llamar a una compañía como refuerzo de excavación.
Lo curioso es que cada pocos metros de profundidad encontraban capas de troncos que dificultaban el paso, ¡alguien quería proteger muy bien lo que había ahí abajo! Llegaron hasta los 28 metros, donde se encontró una gran piedra con una inscripción de símbolos, que un grupo de investigadores intentó descifrar. La traducción parecía decir, “doce metros más abajo, dos millones de libras se encuentran enterradas”. Animados, continuaron cavando y tras retirar otra capa más de roble, el agua comenzó a filtrarse en el hoyo inundándolo. Nunca más se intentó desenterrarlo por miedo.

2. El tesoro de las Islas Coco

El siguiente de los tesoros piratas reales es el de la Isla de Coco, y su historia es absolutamente curiosa e interesante. Corría el año de 1820, cuando al capitán inglés William Thompson le encomendaron la misión de transportar de manera intacta un tesoro de Lima a México. Se cree que Thompson lo escondió en algún lugar en las islas Coco, a 560 kilómetros de Costa Rica

Desde entonces, muchos han buscado estos cofres de Thompson, incluso Franklin Roosevelt, expresidente de Estados Unidos, que orgulloso sacó una foto con sus amigos en 1910, dando pruebas de su intento. La colección de oro, plata, estatuas y piedras preciosas, valdría hoy en día unos 269 millones de dólares.

3. El tesoro de los Cayos de la Florida

tesoros piratas perdidos

Y entre los más polémicos tesoros piratas reales, se cuenta el que fue perdido en los Cayos de la Florida. Su historia se remonta al año 1622, cuando la nave española Nuestra Señora de Atocha transportaba tesoros de América, pero fue sorprendida por un huracán frente a las costas de Florida en el camino de regreso a España, y se hundió. Una parte del tesoro fue encontrada en 1985 por el estadounidense Mel Fisher, pero siguen desaparecidos 17 toneladas de barras de plata, 128.000 monedas, 27 kilos de esmeraldas y cerca de 35 cajas de oro de iglesias.

4. Los tesoros de Ciudad de México

Sumamos a la lista de los tesoros piratas perdidos, aquellos desperdigados en la Ciudad de México. Fue en 1520 cuando los aztecas, hartos de conquistadores, quisieron venganza por la innumerable lista de injusticias que tuvieron que soportar. Así inició el duelo entre los aztecas y Hernán Cortés.  Con los indígenas al ataque, Hernán Cortés y su ejército intentaron reunir la mayor cantidad de oro posible antes de huir. Rellenaron sus armaduras de oro y el perno de sus barcos, pero muchos no llegaron a tiempo a las naves, siendo arrojados por los aztecas al lago que rodeaba Tenochtitlán. Murieron ahogados debido al peso del oro y las armaduras, dejando un gran tesoro bajo el agua que rodeaba Tenochtitlán. Lago, que actualmente está seco y es donde se erigió Ciudad de México.

5. El tesoro de la Flor del Mar

Popular entre las leyendas de tesoros piratas reales aparece la del misterio de la Flor del Mar. Orgullo de Portugal, aquel barco fue uno de los más extraordinarios de su época. Surcó los mares desde el año 1502, alucinando con sus dimensiones de 36 metros de largo, 33 de ancho y más de 400 toneladas de peso. En una de sus travesías el barco llegó hasta Malasia, en donde los portugueses capturaron un alucinante tesoro. Directo del Palacio del Sultán tomaron enormes cantidades de oro y joyas, con las que llenaron las bodegas.

Pero el regreso les tenía preparada una tragedia. Una tormenta azotó la inmensa embarcación, hasta hacerla naufragar frente a las costas de Sumatra. Se cree que en el interior de las bodegas del Flor del Mar se hundieron tesoros valorados en unos 2.500 millones de euros, así como unos 54 mil kilos de oro. ¡Alucinante!

6. La fortuna de Juan sin Tierra

leyenda de tesoros pirata

El siguiente entre los tesoros piratas reales es la alucinante fortuna de Juan I de Inglaterra, también conocido como Juan sin tierra. No todos conocen a este personaje, pero se trataba del hermano y sucesor al trono del popular Ricardo Corazón de León. Quienes han estudiado su vida coinciden en que se trató de un personaje cruel y despótico, que en virtud de ello enfrentó escaramuzas de origen francés, con la intención de derrocarle.

De hecho, en el año 1216 y luego de un año de ataques, Juan decidió refugiarse en Lynn y hacer llevar allí todas sus riquezas, incluidas las joyas de la Corona. Pero una enfermedad repentina le hizo cambiar de ruta hacia Lincolnshire, la ruta más larga y segura. La comitiva que llevaba el tesoro siguió por la ruta más corta y peligrosa. Nunca llegó a su destino. No se sabe si fue de los tesoros piratas reales perdidos en el mar o si lo robaron, pero nunca más se volvió a saber de él. Estaría ahora valorado en unos 60 millones de euros.

En definitiva, los tesoros piratas perdidos siguen siendo un extraordinario misterio, con el que aún muchos sueñan. Como dato curioso, te contamos que hoy en día si encuentras un tesoro no puedes quedártelo, ya que es patrimonio histórico, no obstante, avisando sobre tu descubrimiento, el Estado te recompensa a ti y al dueño del terreno, con el 50% de la tasación del tesoro a repartir a partes iguales, ¡Que no es poco!

Y tú, ¿Conocías estas historias de tesoros piratas reales? ¿Te imaginas a ti mismo iniciando una expedición en búsqueda de alguno de ellos? Si te ha interesado este tema, no te pierdas el artículo en el que te contamos sobre los piratas más temidos de la historia. Y si te cuentas entre las y los feministas, pues debes saber que no fueron solo nombres como el del Capitán Barbanegra los que aterrorizaron los mares, sino que también hay extraordinarias historias de mujeres piratas que bien vale la pena descubrir. ¡Nos encontramos en un próximo tema supercurioso!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here