Pocas civilizaciones antiguas resultan tan magnéticas, misteriosas y fascinantes como la del Antiguo Egipto. Sus papiros, pirámides y esfinges han capturado la atención de generaciones enteras. Pero es quizás en sus personajes en donde hallamos la mayor riqueza. Tutankamón, Ramsés, Nefertiti y Cleopatra son algunos de ellos. Las tumbas de los faraones egipcios son monumentales e intrigantes, pero la tumba de Cleopatra presenta un verdadero misterio y discusión.

Cuando hablamos de , son varias las ideas que se nos vienen automáticamente a la cabeza. La poderosa faraona ha estado siempre asociada con una belleza monumental, un exquisito poder de seducción, un intelecto brillante y una gran capacidad para la estrategia. Entre todos los misterios de su vida, el del destino final de sus restos ha devorado el tiempo de científicos y antropólogos a lo largo de los años.

Acompáñanos en Supercurioso a conocer dónde puede estar la tumba de Cleopatra.

Índice de Contenido

La tumba de Cleopatra, ¿Dónde se encuentra?

Una de las más grandes reinas del Antiguo Egipto, tuvo una vida llena de misterios y de intrigas. Llamó la atención por sus rituales de belleza como los baños en leche, así como por sus romances con personajes tan célebres como Julio César y Marco Antonio. Pero cuando hablamos de la tumba de Cleopatra, no se esclarecen los misterios. Por el contrario, se suman otros más.

En relación con el último aposento de la Faraona, es una la hipótesis que ha dominado las explicaciones durante los últimos diez años. Y aunque así sea, otros expertos de renombre se le han opuesto, manifestando posibilidades diferentes. Acompáñanos a conocer lo que dicen los científicos sobre la localización de la tumba de Cleopatra.

El templo de Isis de Taposiris Magna

tumba de Cleopatra

Desde el año 2005 que la arqueóloga Kathleen Martínez se ha volcado en una de las búsquedas arqueológicas más fascinantes de la historia, la de la tumba de la conocida como la última faraona de Egipto, Cleopatra. Si la historia de Cleopatra es bien conocida por todos, aún existen enigmas sobre su vida, especialmente sobre dónde descansa junto a los restos de su amante.

Según la doctora Martínez, la ciudad ptolemaica de Taposiris Magna habría sido el escenario de los últimos y tortuosos días de Cleopatra. Recordemos que la historia de cómo murió Cleopatra también tiene sus propios misterios. La creencia más difundida habla de que la faraona se suicidó, provocándose la mordedura de una cobra egipcia, que fue bautizada a partir de entonces en su honor como «la Áspid de Cleopatra» Sin embargo, una parte de la comunidad científica desmiente esta idea, exponiendo la teoría de un posible envenenamiento.

El hecho es que el templo de Isis de Taposiris Magna, al que apunta Martínez como posible tumba de Cleopatra, está ubicado al suroeste de Alejandría. Se trata de un templo relativamente sencillo, en el que se supone, según esta hipótesis, que estaría enterrada la reina. Para esta arqueóloga resulta increíble que Cleopatra no eligiese un lugar tan significativo como el templo de Isis de Taposiris Magna para su enterramiento.

Al encontrarse una estela de Ptolomeo V en la que queda refrendada la advocación de este templo a la diosa Isis, se ha confirmado más aún la certeza de la investigadora de que tras el suicidio de Cleopatra, ocurrido el día 14 de agosto del 30 a C , se procedió a toda una serie de rituales religiosos que tendrían este templo de Isis como destino final de la mítica y bella reina de Egipto.

La historia de una larga investigación arqueológica

En 2010, el Doctor Zahi Hawass señaló que tras el templo de Isis de Taposiris Magna se había encontrado una necrópolis con momias de estilo grecorromano, siendo curioso el hecho de que todas ellas se encontrasen con sus rostros mirando hacia el templo.

Una postura reverencial que ha llevado a Hawass a considerar que el templo debe albergar el enterramiento de una personalidad de sangre real y de gran relevancia, posiblemente la tumba de Cleopatra VII.

Un hecho al que habría que añadir el hallazgo de varios huecos profundos dentro del templo, tres de los cuales se piensa pudieron haber sido utilizados como tumbas. Según los investigadores, estos podrían haber sido las tumbas de tres grandes personalidades, pudiendo ser dos de ellos Cleopatra y Marco Antonio.

La idea parece haber sido sustentada por el hallazgo de piezas como un busto de Cleopatra, monedas con su imagen, amuletos y la máscara de un hombre con una marca en la barbilla que guarda parecido con los retratos que existen de Marco Antonio. Estos indicios llevaron a hablar de que la localización de la tumba de Cleopatra podría haber sido finalmente develada.

Una hipótesis diferente: bajo el agua

cómo murió Cleopatra

Como ocurre con muchos ámbitos y temas, la comunidad científica no suele ser unánime en aspectos que no han sido del todo comprobados. Y la tumba de Cleopatra es otro de esos hitos históricos que aún hoy siguen levantando polémica.

La hipótesis de Kathleen Martínez se sustenta por largos años de excavación, y ha logrado la aceptación por parte de la comunidad. Pero otros expertos manifiestan su total desacuerdo con esta idea.

Uno de los que contradicen la hipótesis de Martínez es justamente uno de los egiptólogos más famosos del mundo entero. Se trata de Zahi Hawass.

Si bien sus últimas investigaciones se han focalizado en el estudio de las reinas Nefertiti y Ankesenamón, tiene una sólida idea en relación con la tumba de Cleopatra. Aunque en algún momento se sumó a la teoría de Martínez, se separó de ella, quitándole su apoyo.

Hawass ya no cree que la tumba de Cleopatra se encuentre en el templo de Taposiris Magna, a 45 kilómetros de Alejandría. De hecho, lo que defiende es que esta idea, que se ha sostenido como válida durante tantos años, se ha caído justamente gracias a la excavación.

Que estos procesos de búsqueda han demostrado que Cleopatra no está enterrada allí. Tiene entonces el egiptólogo su propia idea en relación con dónde puedan reposar los restos mortuorios de la Faraona. Expone que están en Alejandría, cerca de su palacio, en la zona que ha quedado bajo el agua.

Y tú, ¿Conocías las hipótesis sobre el posible paradero de la tumba de Cleopatra? ¿Cuál de las dos se gana tu confianza? Anímate a dejarnos tus opiniones en un comentario. ¡Estaremos encantados de leerte!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here