La mitología griega es quizás una de las más ricas e influyentes. Sus historias y personajes parecen no tener fin. A través de los mitos griegos nos encontramos con los poderosos dioses que habitan el Olimpo y con criaturas tan fascinantes como las sirenas. Pero también con otras, capaces de generar un auténtico espanto. Hoy en Supercurioso te hablaremos de quienes eran las gorgonas. Quizás las ubiques con mayor facilidad si te mencionamos el mito de medusa, aquella espantosa y legendaria criatura con serpientes como cabellos. Pero resulta que eran tres en total las figuras femeninas que se identificaban como gorgonas. Acompáñanos a descubrir la historia de Medusa y sus hermanas.

¿Quiénes eran las gorgonas?

la historia de Medusa y sus hermanas

Existen infinidad de mitos griegos cortos y largos, que nos ilustran la existencia de los personajes más diversos. Pero la historia de Medusa y sus hermanas es bastante particular. Al hablar de quienes eran las gorgonas, nos encontramos con figuras clásicas que representan la fealdad, el horror y el poder del mal. Las gorgonas eran tres hermanas: Medusa, Esteno y Euríale, temibles monstruos femeninos nacidos de la unión entre el dios del mar Focis y Ceto. La palabra gorgona viene de “gorgon” que en griego significa “terrible”.

La apariencia física en la historia de Medusa y sus hermanas no siempre fue igual, al menos para una de ellas. En líneas generales se les describe con un cinturón en el que aparecen dos serpientes enfrentadas. En lugar de cabellos, cientos de serpientes brotan de sus cabezas. Podían tener además dientes de jabalí, garras de bronce y unas alas tan pesadas que no alcanzaban a volar con ellas. Aunque eran figuras que generaban un terror inmediato, se cree que los griegos utilizaban su imagen como protección contra el mal de ojo, colocándolas en las entradas de casas y templos. El motivo para ello era simple: las gorgonas podían convertir en piedra a todo aquel que las mirase a los ojos.

La historia de Medusa y sus hermanas

la historia de Medusa y sus hermanas

La historia de Medusa y sus hermanas tiene importantes variaciones. Generalmente solo conocemos a Medusa, representada con su fea cabeza inundada de serpientes. Pero no siempre fue así. De las tres hermanas, ella fue la única que nació con belleza en abundancia. Era una joven hermosa, pero a diferencia de Esteno y Euríale, no era inmortal. Todo cambió para ella cuando el despiadado Poseidón se sintió atraído por su figura y su dorada cabellera. Entonces se dispuso a violarla, en pleno templo sagrado de la diosa Atenea. Aquella, ofendida por la profanación, volcó su ira contra Medusa. Su belleza se transformó en fealdad y cada hebra de su hermoso cabello se convirtió en una horrible serpiente.

Pero al hablar sobre quienes eran las gorgonas, nos encontramos con esos dos otros seres, de naturaleza radicalmente diferente. Esteno era una gorgona salvaje y despiadada. Era dueña de un gran poder mental con el que concentraba su energía en la mirada e hipnotizaba a sus enemigos para acabar con ellos. Fue de todas, la que más materializó muertes humanas. En cambio, la hermana mayor, Euríale, es reseñada como una deidad benéfica, incluso con sentimientos maternales, y que se encargaba de la protección y control de los diversos oráculos y santuarios.

La historia de Medusa y sus hermanas parece iniciarse en unas cuevas subterráneas muy por debajo del Monte Olimpo, donde se cree habrían nacido las criaturas. Ahora bien, la racionalización de la existencia de estos monstruos femeninos se debe a un mito antiguo: al hablar de quienes eran las gorgonas, aparece la leyenda de que eran personificaciones de arrecifes ocultos en los que miles de marineros incautos y sin experiencia había terminado por naufragar a lo largo de los siglos.

Sus principales mitos

quienes eran las gorgonas

Profundizando en quienes eran las gorgonas, nos encontramos con multitud de mitos y leyendas que se les asocian. Quizás el más conocido es el de la violación de Medusa a manos de Poseidón, y su sufrimiento de un cruel castigo posterior. Pero además, nos topamos con otros que ilustran muy bien fragmentos de la historia de Medusa y sus hermanas. Veamos los más populares.

Las gorgonas y el héroe Perseo

Uno de los mitos más populares sobre quienes eran las gorgonas, es aquel en el que aparece el héroe Perseo. Éste fue engañado por el pretendiente de su madre, el rey Polidectes, que le solicitó la cabeza de Medusa para alejarlo de su reino. Su intención era que el joven muriera a manos de la gorgona, pero los planes salieron mal. Perseo, armado con un escudo-espejo pudo acercarse a Medusa y cortarle la cabeza.

Según el mito clásico, del tajo con el que Perseo le rebanó la cabeza nacieron el caballo Pegaso y el gigante Crisaor, pues Medusa había quedado embarazada tras la violación de Poseidón. Las hermanas de Medusa corrieron tras Perseo con intención de atraparlo y vengarse, pero no pudieron hacer nada ya que contaba con un casco de invisibilidad y unas zapatillas aladas. Esteno y Euríale, las gorgonas que quedaron vivas, lloraron la muerte de su hermana y su mala suerte. La cabeza de Medusa fue entregada a Atenea, que la colocó en su escudo como protección.

El mito de la sangre de las Gorgonas

Algunos de los mitos sobre quienes eran las gorgonas y hasta dónde alcanzaban sus poderes, hacen referencia a su sangre. Si se extraía sangre del lado derecho de una de las gorgonas, esta tenía, entre otros poderes curativos, la facultad de resucitar a los muertos. Si se extraía de su costado izquierdo, actuaba como un veneno, causando la muerte instantánea. Atenea regaló dos viales con sangre de gorgonas a Asclepio, el dios de la medicina, que la utilizó sabiamente para resucitar a algunos héroes y personajes mitológicos.

¿Existieron otras gorgonas?

quienes eran las gorgonas

La historia de Medusa y sus hermanas es la más conocida al hablar de las gorgonas en la mitología griega, pero al parecer, estos tres seres no fueron las únicas. Se habla también de Toosa, otra de las hijas del dios del mar Forcis y su compañera, Ceto. Toosa era una ninfa marina que tenía la constitución de lo que hoy conocemos como sirena, su torso era el de una mujer, pero en lugar de piernas tenía una cola parecida a la de un pez. Poseidón la tomó como amante y de su relación nació el gigante Polifemo que fue cegado por el protagonista de La Odisea, Ulises.

También se ha llegado a mencionar al hablar de quienes eran las gorgonas, a la temible Aix. Hija del dios sol Helios, Aix era una cabra monstruosa y verdaderamente aterradora, que no podía identificarse como macho ni como hembra. Se cree que se puso del lado de los Titanes en contra de Zeus, durante la Titanomaquia, y que terminó asesinada bajo el poder del dios supremo del Olimpo.

Y tu, ¿Habías escuchado alguna vez sobre quienes eran las gorgonas? ¿Sabías que la temible Medusa, con sus serpientes como cabello y su mirada que convertía en piedra, había tenido otras dos hermanas, incluso más horribles? Sin duda que la mitología griega está repleta de personajes y leyendas fascinantes. Si eres, como nosotros, un apasionado de este tema, no te pierdas esta selección de los mejores libros de la mitología griega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here