Asco incontrolable, fobia, amor o deseo desmedido hacia algo… las manías pueblan el comportamiento humano, desde comerse las uñas hasta no salir de casa sin haber revisado veinte veces las hornillas de la cocina. En su acepción coloquial más aceptada, una manía es una aversión o deseo obsesivo por algo o alguien. Por supuesto, cuando los niveles llegan a extremos, se habla de fobia o incluso de enfermedad mental. Aunque algunas pueden llegar a ser muy incómodas e incluso afectar nuestro comportamiento en sociedad, la realidad es que casi todos hemos tenido manías extrañas, al menos por algún breve período de nuestra vida. Incluso, ya en Supercurioso te contamos una vez sobre las más increíbles manías de famosos (¡Que tampoco se salvan de ello!) Pues, en esta oportunidad queremos hablarte sobre las manías raras más extravagantes del mundo. ¡Acompáñanos a conocerlas!

Las 20 manías extrañas que debes conocer

1. La Onomatomanía

Manías raras. Supercurioso.

Iniciamos este recorrido por las manías raras con la onomatomanía. Se trata de una molesta obsesión por repetir ciertas palabras en tu cabeza. ¿Te ha pasado alguna vez que repites un vocablo una vez, y otra, y otra, y otra? Pues ya sabes cómo se llama. Cuando se agudiza puede resultar un problema, pues te impide la concentración en lo que estés haciendo o incluso en las conversaciones, por estar siempre pensando en esa molesta palabra.

2. La Clinomanía

No es que esté mal quedarse en cama cada tanto para disfrutar de un día de descanso y pocas obligaciones. Pero cuando esto se agudiza puede transformarse en una de las manías extrañas más incapacitantes. Recibe el nombre de clinomanía y se define como el ansia de quedarse en cama, voluntariamente, y no levantarse. Por supuesto, este trastorno puede ser síntoma de depresión.

3. La Aboulomanía

La siguiente de las manías raras es también de las más curiosas. Puede resultar hasta cómico ver a alguien incapaz de decidirse por cuál jugo ordenar, si de fresa o de naranja. La aboulomanía tiene que ver con la imposibilidad de tomar decisiones triviales, que aparentemente no afectan gran cosa. Pero para un aboulómano cada decisión es importante… De cierta manera, se parece a una de las fobias más comunes: la decidofobia o el miedo a tomar decisiones.

4. La Doromanía

¿A que no adivinas? La doromanía es la obsesión por dar regalos. Quizá si eres de los que reciben los presentes, no te parezca algo grave. Pero esta compulsión puede salirse de control, resultando financieramente peligrosa para el que da, pues puede dejarlo en la ruina.

5. Demonomanía

Sí, ésta es una de las manías extrañas más terribles. Es la creencia firme de que se está poseído por el demonio. Puede generar problemas mentales serios, y la persona actúa como si de verdad estuviese poseída, imitando el comportamiento de películas emblemáticas, como El exorcista, o El exorcismo de Emily Rose.

6. La Xenomanía

manías extrañas. Supercurioso.

Y seguimos con las manías raras, hablándote ahora de una bastante peculiar. Seguramente que habrás escuchado de la xenofobia, el odio visceral e injustificado hacia los extranjeros. Pues, en contraposición, aparece la xenomanía, que es la obsesión intensa por todos aquellos que vienen de países distintos al nuestro. ¿Dos caras de un mismo trastorno, social e individual?

7. La Eremiomanía

La tranquilidad, la paz, la serenidad, son algunas de las condiciones más anheladas por el ser humano, en contraposición con las situaciones de angustia o de estrés. Pero hay personas que sin duda se van a los excesos, desarrollando una verdadera manía. Se trata de la eremiomanía, que se define como un deseo incontrolable por la calma. Las personas afectadas pueden llegar a ser verdaderamente intolerantes en busca de esa “calma” tan necesaria para ellas.

8. El Cartacoethes

Destacada entre las manías extrañas aparece el cartacoethes. Nuestro cerebro está entrenado evolutivamente para reconocer caras en todas partes. Pues bien, el cartacoethes es una compulsión incontrolable por ver mapas donde sea, en cualquier mancha del piso o del techo, o incluso en la comida. ¿Te ha sucedido alguna vez?

9. La Gamomanía

Son muchas las leyendas románticas que nos llenan de esperanzas y de fe en el amor. Pero algunos de estos comportamientos azucarados pueden llegar a convertirse en manías raras. Es el caso de la gamomanía, un desorden psicológico en el que el afectado se obsesiona por pedirles a las mujeres que se casen con él. Es peligroso muchas veces porque el gamómano suele terminar como polígamo, a veces sin intención de engañar a nadie.

10. La Enosimanía

Esta manía afecta sobre todo a las personas muy religiosas. Es la creencia de que todo lo que se hace es un pecado imperdonable. En la religión católica, por ejemplo, se observa en quienes continúa y diariamente se confiesan. Se conoce también como “sufrir de escrúpulos”.

11. La Fotomanía

La Fotomanía

Ésta es de las más sencillas e inofensivas entre las manías extrañas. Se trata de un deseo irresistible por la luz. ¿Los pintores la tendrán? Muy probablemente sí.

12. La Glazomanía

¿Eres de aquellos que adoran hacer una lista para ir al mercado? ¿O una lista con las tareas pendientes del día? ¿O una lista con los compañeros de trabajo que asistirán a la reunión de fin de año? ¿Crees que se te va un poco la mano con estos listados? Pues puedes padecer de glazomanía, un interés obsesivo y desmedido por hacer listas. Sin duda, puede resultar muy práctico. Otras veces, hasta molesto.

13. La Hidromanía

A primera vista, esta es una de las manías raras que suenan hasta positiva. Después de todo, ¿A quién le viene mal un buen baño o un lavado de manos constante? Pero todo en exceso se vuelve nocivo. Tal como su nombre indica, la hidromanía define a aquellas personas cuya obsesión por el agua sale de lo normal, para volverse patológico.

14. La Tricotilomanía

Avanzamos en las manías raras con una que puede ser un verdadero problema para la salud. Se trata de la tricotilomanía, un terrible trastorno que se caracteriza por el deseo de arrancarse el pelo compulsivamente. Generalmente, quienes lo padecen arrancan los cabellos de su cabeza, aunque puede ser de cualquier parte del cuerpo. Se asocia con un trastorno obsesivo-compulsivo para el que se debe buscar ayuda psicológica inmediata.

15. La Crematomanía

Avanzamos en nuestro listado de manías raras con la crematomanía. La realidad es que casi todos solemos siempre querer un poco más de dinero del que ganamos, sea para cubrir nuestros gastos con más holgura o para darnos ciertos gustos especiales. Pero cuando ese deseo se transforma en una obsesión desmedida, puedes estar sufriendo de crematomanía e insano, un deseo obsesivo por el dinero.

16. La Farmacomanía

Farmacomanía

Otra de las manías raras con la que debemos tener cuidado es la farmacomanía. Generalmente todos tenemos medicamentos en casa, para solventar en caso de un dolor de cabeza o una indigestión. Pero hay algunas personas que van un paso más allá, convirtiendo sus hogares en verdaderas farmacias, e incluso tomando pastilllas de manera «preventiva», sin que tengan ningún dolor o problema de salud real.

17. La Katisomanía

Y entre las manías extrañas, con la katisomanía, puede que muchos se identifiquen. Si vas a tu trabajo o actividades diarias en transporte público, lo más seguro es que prefieras ir sentado durante todo el trayecto. Pero cuando te obsesionas de manera compulsiva con mantenerse sentado todo el día, incluso sin estar cansado, puedes estar padeciendo de esta manía.

18. La Tasalomanía

Somos muchos los que adoramos el mar, la visión de las olas rompiendo sobre la costa, el aire marino tan característico… pero hay otros para los que todo aquel escenario idílico se transforma en una auténtica obsesión. Sumamos a la lista de manías extrañas la talasomaía, que se define como una fascinación intensa y desmedida por el mar, que leva a quienes lo padecen a querer vivir cada vez más cerca de él. En contraposición, los que le temen de manera incontrolable, pueden llegar a padecer algo conocido como talasofobia.

19. La Mitomanía

Todos hemos pronunciado alguna vez en nuestras vidas alguna mentira. De mayor o menor gravedad, pero realmente casi nadie se escapa de ello. Ahora bien, cuando nos convertimos en mentirosos patológicos, en personas que mienten en las situaciones más cotidianas e innecesarias, podemos estar padeciendo de mitomanía. Se trata simplemente de la obsesión por mentir, que puede generar grandes problemas. Si la padeces o conoces de alguien que la sufra, es vital buscar ayuda psicológica para tratarla.

20. La Dromomanía

man

Y cerramos nuestro viaje por las manías raras más curiosas del mundo con la Dromomanía. A simple vista puede sonar como algo que padecemos o podemos llegar a padecer todos: la obsesión o adicción por viajar. Realmente a casi todos nos gusta viajar y explorar destinos y culturas desconocidos, pero cuando llegamos a un nivel obsesivo en el que afecta el orden de nuestra vida, limitando el trabajo y las rutinas diarias, pues quizás es que se ha transformado en una manía.

Y tú, ¿Conocías estas manías extrañas? ¿Te identificas con alguna de ellas? ¿O sabes de alguien que pueda tenerlas? ¡Comparte tu opinión con nosotros! ¡Estaremos encantados de leerte. Y si te ha gustado este tema, te invitamos a disfrutar del siguiente artículo en el que hablamos sobre las fobias más raras del mundo. ¡Insólitas!

51 Comentarios

  1. Muy interesante… Lo preocupante es que me identifico con varias de ellas xD;;; 1,2,3,6 y 8 (veo el mapa de Birmania invertido, en el pecho blanco de mi perra o el mapa de Rusia en una mancha de humedad en la pared O.O).

  2. Aboulomanía,sin ninguna duda,tardo mucho en decidir sabores,helados,o cualquier cosa en la que tenga mas de una opcion. Es dificil ir a comprar conmigo,al final me doy por vencida y me voy sin nada,porque me siento presionada.
    Me ha pasado siempre,y a veces da verguenza porque no lo puedes evitar,lo lees todo por detras y sopesas los pros y contras o si lo vas a usar mas o menos,o si le gusta a la otra persona o no,si es mas sano o menos,si tiene mas grasa,si el sabor es mas intenso,si es mas grande,el precio…y al final compras uno y en la cola dela compra dices » oye,¿y si era mejor el otro?» y vas corriendo a mirar otra vez.

    • mas bien boludomania, les tengo el remedio para eso si no saben decidirse, elijan las 2 opciones, les ahorrara tiempo y esa angustia d no saber q elegir, ademas tendran doble de todo y los q no la tengamos pero estemos con kien si la tenga SE LO AGRADECEREMOS MUCHO !!!

  3. Yo me lavo demasiado las manos, para hacer todo. Estoy cocinando aunque sean cosas sencillas y me las puedo lavar hasta 10 veces. Estoy haciendo cosas en casa. Y en cuestien de una hora me las e lavado. Mas de 10. Veces. Osea que en Duermo unas 8 horas al dia. Y en las 16 h que estoy despierta, Pues sin asustar a nadie. En un dia… Hasta llegue a lavarmelas mas de 40 veces. Se me quedan secas y ásperas. Y por la noche me tng q hechar mucha crema. Es una mania. Una fobia o es una enfermedad? Me gustaría saber si es normal. O es una manía. Ya que soy muy organizada. Y maniatica de la limpieza. Y si tengo algo fuera de su sitio incluso me pongo nerviosa. Asta que no la veo bien colocada.

    • Hola, Vanessa, en primer lugar, gracias por tus comentarios. La manía por lavarse las manos se llama ABLUTOMANÍA. No soy psicóloga, pero hay que observarse y ver que esas pequeñas manías no se conviertan en obsesión. Tal vez te sientes estresada, preocupada, y una manera de manifestar esa preocupación sea lavándote las manos. En todo caso, no estaría de más que consultaras con un especialista.
      Para IDREI: la fascinación por el cabello y el vello corporal se llama TRICOMANÍA, y TRICHOTILLOMANÍA la de halarse los vellos o el cabello.
      De nuevo, gracias a todos por leer Supercurioso!

  4. Muy interesante… yo tengo una mania por frotar cualquier.cosa entre mis dedos medio e indice…. en preferencia el lobulolas orejas ya sea de personas o mascotas… Eso tambien es una mania asi?… lo hago desde siempre y muchas veces intente dejarlo ….

  5. y a la manía de acomodar mentalmente todas las palabras por silabas….yo tengo esa manía estoy pensando acomodar las palabras asi, por silabas, incluso las acomodo como si estuviera escribiendolas en hojas cuadriculadas, letra por letra en cada cuadro…que es eso???…..

    • Yo tengo una mania parecida pero la mia ea acerca de contar las letras de las palabras que digo acomodandolas en mi mente conforme el alfabeto de un teclado… Lo hago desde hace mucho tiempo… A veces es molesto pues contar tantas letras de tantas palabras que digo a diario no se ve muy bien, xq termino contandolo con los dedos de manera fisica lo mental y parezco autista..

  6. No se si esto será lo primero,pero me pasa mucho con el japonés,como me apasiona tanto cada vez que aprendo una nueva palabra o recuerdo alguna que me gusta mucho pues está todo el día en mi mente,cada semana …en fin.

  7. Tengo mania de matar pulgas. Vivo con cuatro gatos y cinco perros. Pobres animales cada vez ke se me acercan empiezo a esculcarlos y a veces no puedo dormir si veo a mi gato rascandose

  8. Yo tengo la mania de pensar en una palabra que la oigo en algun sitio e imaginarme escribirla. Si en la cabeza no me sale que es larga incluso con el dedo lo hago imaginario en la pared. Aveces es un agobio por la noche que voy y repito la misma palabra un monton de veces de distintas maneras escritas.

  9. Creo que es una manía. Me muerdo al costado de los labios del lado de adentro, he llegado a lastimarme pero no me doy cuenta de que lo hago solo que en ese lugar mi boca queda áspera. Sabrías decirme si es un trastorno? Y me gusta hacer listas para organizarme pero solo para trabajar

  10. Mi marido tiene una mania q no se su nombre, pero esta obsecionado con saber la temperatura q hace en cada estancia de la casa, tiene termometros x todos lados y los mira constantemente, tb mira la temperatura de la calle a cada hora del día.

  11. Mi tía hace tiene una obsesión por hacer listas (Glazomanía), mi hermano con el agua (Hidromanía) y yo repito ciertas palabras un millón de veces en mi mente (Onomatomanía) xD

  12. ¡Vaya!Bastante buenas,creo que después de todo no soy tan rara.
    Desde que soy pequeña tengo manías:huelo TODO,necesito tocar todo,tengo Cartacoethes y una especue de Enosimanía pues mi mente relaciona a Dios con cosas desagradables,tengo que ver todos los focos antes de salir de una habitación,tengo que cambiar las canciones antes de que acaben,tengo que encajarme las uñas entre los dedos,tengo que repetir oraciones calmantes,cuento cuando me lavo los dientes,el cabello y cuando respiro :/,uso mis dedos índice y medio para «guardarme imagenes» en la mente,ordeno todos los trastes antes y después de lavarlos,inflo los cachetes cuando como porque según yo así capturo todo el sabor,hago que el cepillo de dientes toque mi campanilla para hacer zancadas hasta que me lloren los ojos y comprobar que tengo lágrimas,y pues las manías comunes como tics en los ojos,morderme los labios,rasguñarme las encias,etc.
    Lo sé,intento controlarme. :/

  13. Hola, yo en lo personal tengo una obsesión por las dedos de las manos, Cada vez que veo unos dedos hermosos, siento una emoción satisfactoria y puedo ver los mismos dedos todo el tiempo y sigo sintiendo la misma emoción.

  14. Que curioso, suele sucederme la Onomatomanía de una forma un tanto peculiar (o no), resulta que hay veces en las que escucho una palabra, cualquiera, desde nombres hasta verbos, y al repetirla en mi mente me da la sensación de nunca haberla oído y de que es la palabra más rara del mundo, y es ahí cuando la repito compulsivamente en mi mente, como si tratara de acostumbrarme a ella, al final no lo logro, hasta que lo olvido, y cuando lo recuerdo, suelo notar lo ridículo que es.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here