La llegada de diciembre trae consigo las increíbles y queridas fiestas navideñas, y con ellas un desfile de platos típicos de la época de Navidad. Entre ellos, se da la tradición, en Nochebuena, de comer pavo al horno, el cual nunca puede faltar en la cena (y además es muy saludable). Sin embargo, se sabe muy poco del génesis de este platillo y de por qué se come el pavo en Navidad. Algo bastante curioso teniendo en cuenta que es costumbre en varios países de América y Europa. Por eso, acompáñanos en Supercurioso a conocer más del origen del pavo navideño.

Origen de la cena navideña

Origen de la cena navideña

Es ideal conocer primero el origen de la cena de Navidad o de Nochebuena. Si bien hoy es muy común ver como en América y en Europa se celebran las fiestas navideñas con una cena en familia, acompañada de un árbol lleno de luces y colores donde reposan regalos de Papá Noel a sus pies, se trata de una tradición del Reino Unido popularizada hace 200 años.

Hay que remontarnos hasta el siglo XIX, cuando la Navidad se transformó en una costumbre celebrada por la mayoría de los británicos. Todo, a raíz de una ilustración de la Reina Victoria junto a su familia posando alrededor de un árbol navideño.

No pasó mucho para que todos los hogares del Reino Unido copiaran esta tradición, la cual en realidad proviene de Alemania, país de origen del Príncipe Alberto, esposo de la Reina.

Poco a poco, la época decembrina pasó a ser un tiempo de fiesta y el escenario perfecto para estar en familia en un ambiente lleno de platos exquisitos, bebidas, canciones alegres y muchos regalos especiales. En definitiva, la excusa perfecta para reunirse y pasarla bien jugando, bailando y contando grandes anécdotas del pasado. Todo eso representa el verdadero significado de la Navidad.

¿Por qué se come el pavo en Navidad? Conoce la historia del pavo navideño

Por qué se come el pavo en navidad

En Navidad, el pavo está muy presente en las cenas de varios países de América y Europa. La tradición es prepararlo al horno para degustarlo en la cena de Nochebuena, donde generalmente se acompaña de ensaladas, arroz, papas sancochadas o puré de manzanas.

De igual forma, también se da el caso que algunas familias eligen otras alternativas teniendo como base la carne de pollo o de cerdo. Sin embargo, el pavo siempre termina siendo el personaje principal de la tradicional cena de Navidad. Incluso, también forma parte del banquete del Día de Acción de Gracias, que forma parte de la cultura de Estados Unidos y Canadá.

La historia del pavo navideño se remonta a la época de los aztecas. Posteriormente, la costumbre de comer este plato en temporada navideña se llevó a Europa de la mano de los conquistadores españoles.

Es preciso aclarar que los aztecas no celebraban la Navidad como tal, al igual que gran parte de las culturas prehispánicas. Sus fiestas eran en honor al solsticio de invierno, el cual daba inicio a un nuevo ciclo. A estas celebraciones se le conocían como Panquetzalizlit, donde se conmemoraba el triunfo del dios Huitzilopochtli sobre la diosa de la luna. Durante estas épocas ya se consumía el pavo, aunque no era un plato típico de las celebraciones.

Para entender más el por qué se come el pavo en Navidad, hay que mencionar que el ave fue introducida a los españoles durante la Conquista. En ese entonces, fue renombrada como gallina de Indias, y luego con el nombre que se le conoce hoy en día (pavo), dado las similitudes que guarda con los pavos reales que eran populares en Asia.

¿Por qué se escogía esta ave entre las demás?

Cena de navidad

El origen del pavo navideño y su inclusión no es por casualidad. La tradición navideña de consumir este plato en América y Europa es porque es una de las aves más grandes entre todas las especies. Además, el tiempo para que engorde es bastante menor en comparación a otras aves.

Tanto es así que su peso puede alcanzar los 10 kilos, convirtiéndolo en el plato ideal para llenar todas las bocas de una cena navideña. Incluso, parte del pavo llega a sobrar y dura varios días después de Nochebuena, lo que permite preparar otras recetas a base de pavo. Gracias a eso, tiene un lugar especial en la historia de la Navidad en general como uno de los platos principales de muchas culturas.

Receta pavo de Navidad: ¡Ideal para tus fiestas!

Receta pavo navideño

Ahora que ya sabes por qué se come el pavo en Navidad, probablemente tengas muchas ganas de prepararlo. Debido a la extensa historia que posee, y que ha formado parte de muchas culturas, hoy en día existen muchas formas de hacer este plato.

Muchas familias optan por implementar un toque propio para que la receta sea más personal y degustarla de la mejor forma. Otras, optan por seguir la tradición y las recetas más comunes, lo que no tiene nada de malo. Aquí te traemos una receta pavo de Navidad sencilla que puedes hacer.

Ingredientes

  • 1 pavo de entre 4-5 kg. Preferiblemente hembra o pava.
  • 1 barra de manteca de cerdo
  • Agua
  • Sal al gusto
  • 50 ml de vino dulce
  • 1 cebolla

Adicional a esto, el origen del pavo navideño nos dice que para el relleno es preciso contar con: 300 gr de panceta, 1 manzana, 4 rebanadas de pan duro, ciruelas pasas, orejones y un vaso de caldo de ave.

Preparación

Partiendo de un pavo bien limpio, lo primero es inyectar los 50 ml de vino dulce usando una jeringa en distintas zonas de la pechuga y de las patas. Luego de esto, procedemos a salarlo tanto por dentro como por fuera según nuestro gusto, para posteriormente engrasarlo con la manteca de cerdo.

Mientras tanto, encendemos el honor para que se precaliente a 220° y procedemos a preparar el relleno. Para comenzar, colocamos en agua las ciruelas pasas y orejones para que al picarlas en trozos sea más fácil. Por otro lado, la panceta fresca la cortamos en pedazos pequeños y la unimos al resto de los ingredientes en un bol, incluyendo el pan para que se bañe con el caldo.

Teniendo esta mezcla, añadimos las manzanas en gajos y procedemos a rellenar el pavo con todo esto. Al finalizar, lo mejor sería coser la abertura del pavo con hilo de cocina para evitar que el relleno se escurra mientras se hornea. En cuanto a la duración en el horno, se debe calcular 45 minutos por cada kilo de pavo aproximadamente.

Ahora que ya conoces porque se come el pavo en Navidad, te invitamos a prepararlo en los próximos días, e incluso, en cualquier otra ocasión especial, como en Año Nuevo, ¿por qué no? ¡Déjanos en los comentarios tus opiniones sobre este exquisito plato navideño!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here