Zeus era el dios principal de los que habitaban en el Olimpo. Tras vencer a su propio  padre, Crono, que había devorado a sus hermanos, se repartió con los varones el gobierno de los reinos de su progenitor. A Poseidón le correspondieron los mares, a Hades el inframundo y él se quedó con la Tierra. Como en el caso de la mayoría de los dioses, los mitos de Zeus reflejan una insaciable necesidad de conquistas con las que mantener relaciones amorosas, tanto fueran mujeres como varones. A pesar de ser el más importante de los dioses del Olimpo, no siempre lo tenía fácil y debía recurrir a metamorfosearse para conseguir su objetivo. Las metamorfosis de Zeus resultaban toda una aventura en la que el poderoso dios casi siempre salía victorioso. Acompáñanos en Supercurioso a descubrir las mejores transformaciones de Zeus para sus conquistas amorosas. Y si quieres, ¡Disfrútalas también en vídeo!

Cuando hablamos de quien es Zeus, nos encontramos con la figura más poderosa y omnipotente de toda la mitología griega. Las transformaciones de Zeus sencillamente hacen despegar nuestra imaginación, y es que el dios no rechazó convertirse en diversos animales, diferentes mortales e incluso se convirtió en fenómenos atmosféricos para sus lances amorosos. Recorridos pasionales muy originales, que seguro te sorprenderán. ¡Empecemos!

Índice de Contenido

Las 10 más increíbles transformaciones de Zeus por amor

1. Un águila, por el amor de Gampínedes

Transformaciones de Zeus

Iniciamos este recorrido por las transformaciones de Zeus para conquistar a sus amantes, con el único varón del que se tiene constancia de que el dios se enamorara. Se trataba de Gamínedes, un joven príncipe hijo del rey Laomedonte de Troya. Su belleza era tal que encandiló a Zeus, al punto de decidir transformarse en un águila. Una vez convertido en este animal, el dios cogió al joven con su pico y lo raptó, conduciéndolo al Olimpo, donde lo convirtió en su amante. Para premiarlo por su buena voluntad, Zeus lo nombró copero de los dioses y le concedió la inmortalidad.

2. La usurpación de identidad, por Alcmene

Y una de las más terribles metamorfosis de Zeus, fue la que ejecutó para hacerse con la conquista de Alcmene. Ella era una hermosa mujer, esposa del rey Anfitrión. Pero el hecho de que estuviese casada no impidió al dios prendarse de ella y querer llevarla al lecho. Entonces, esperó a que su marido partiera a un viaje y tomó la forma de éste. Así logró acostarse con Alcmene, y de aquella relación amparada por la mentira nacería uno de los hijos de Zeus, Heracle.

3. Lluvia dorada, por el amor de Dánae

dioses del Olimpo

La tercera de las transformaciones de Zeus de la que os hablaremos es la de Dánae. Ella era la única hija de Acrisio, rey de Argos. Su padre la encerró en una cámara de bronce sin puertas ni ventanas, tan solo con un pequeño orificio en el techo por el que entraba la luz solar. El encierro tenía la finalidad de que no pudiera concebir, pues un oráculo le había anunciado que sería asesinado por su propio nieto. Zeus, que se había enamorado de ella, entró por el agujero del techo en forma de lluvia dorada y la dejó embarazada. Cuando nació Perseo, Argos no quiso matarlos directamente para no provocar la ira de Zeus y los encerró en una caja de madera, arrojándolos al mar. Allí fueron salvados por Poseidón que los dejó en la isla de Serifos.

4. Una ardilla, para su encuentro con Maia

Las metamorfosis de Zeus no conocían de límites, y se daban fácilmente en animales para ganar los favores de sus objetos de deseo. La siguiente en nuestra lista de amantes es Maia, la mayor de las siete Pléyades. Una noche, en una cueva secreta, al abrigo de las miradas de los otros dioses, yació con Zeus, que según algunos mitos se había transformado en un roedor semejante a una ardilla, posiblemente para llegar al lugar sin ser visto. De esa relación nació Hermes.

5. Un toro blanco, por la entrega de Europa

metamorfosis de Zeus

El mito de Europa es uno de los más interesantes cuando profundizamos en las correrías y metamorfosis de Zeus para el amor. La mujer que da nombre al continente era la princesa hija de Agenor y Telefasa, reyes de Fenicia. Un día estaba paseando en un prado cercano a una playa, cuando apareció ante los ojos y se convirtió en el objeto de los deseos de Zeus. Entonces el dios no dudó en modificar de nuevo su apariencia para conseguir el amor de la chica. Se transformó en un toro con la piel de un color blanco resplandeciente y con los cuernos en forma de luna creciente y se mezcló con los animales del rebaño del rey. Europa lo vio y quedó fascinada por su belleza. Se acercó y descubrió que era tan dócil como un pequeño colibrí, así que subió a su lomo. Entonces Zeus arrancó a correr hacia el mar, y nadado llegó hasta la isla de Creta, de la que Europa de ahora en más, sería soberana.

6. Un cuco, para violar a Hera

Bien sabemos que la diosa Hera era la hermana y esposa de Zeus. Pero su relación empezó de una forma bastante oscura, justamente con una de las más ruines transformaciones de Zeus. El dios se transformó en un pequeño cuco para acercarse a ella. Una vez hubo conseguido estar entre sus brazos, aprovechando el amor de Hera por los animales, volvió a tomar su propia forma y la violó. Hera, avergonzada por lo sucedido, accedió a casarse con él.

7. Un cisne, para yacer con Leda

metamorfosis de Zeus

La quinta de estas transformaciones de Zeus fue la utilizada para yacer con Leda, la esposa del rey Tindáreo de Esparta. Zeus aprovechó que la mujer paseaba junto a un río y se transformó en un cisne. Fingió ser perseguido por un águila y se refugió en sus brazos,  seduciéndola. Esa misma noche Leda se acostó con su esposo. El mito cuenta que Leda puso dos huevos. De uno nacieron Helena y Pólux, que eran hijos de Zeus y por tanto inmortales y del otro Clitemnestra y Cástor, que eran mortales y los vástagos del rey Tindáreo.

8. Io como ternera, para escapar de los celos

Y además de las transformaciones de Zeus, hechas sobre su propia apariencia, en ocasiones tuvo que aplicarlas para salvar a sus amantes. Fue el caso de Io, sacerdotisa de Hera. La joven en principio rechazó los avances amorosos de Zeus, pero su padre la echó de casa para que no cayera sobre él la ira del dios. Finalmente Io accedió a convertirse en amante de Zeus, pero fue descubierta por la celosa Hera. Entonces el dios, para protegerla de su esposa, la convirtió en una ternera blanca.

9. Un pastor mortal, para seducir a Semele

dioses del Olimpo

La siguiente de las metamorfosis de Zeus que te presentamos es la de Semele. Esta era una joven que se convirtió en amante de Zeus. Para seducirla, el dios tomó la forma de un pastor mortal. Hera, celosa, advirtió a la joven que estaba teniendo relaciones con el propio Zeus y que debería pedirle que se le mostrara tal como era en realidad. La joven, que estaba embarazada y sabía que su amante no le negaría nada, se lo pidió. Zeus en principio se negó, pero ante la insistencia de Semele, se mostró en todo su esplendor y la chica quedó inmediatamente calcinada. Zeus consiguió salvar a su hijo, al que cosió a su pierna para que terminara la gestación. Ese bebé fue Dioniso, que pasado el tiempo bajó al inframundo y rescató a su madre, llevándola a vivir con los dioses en el Olimpo.

10. Asteria como codorniz, para huir de Zeus

Y cerramos este recorrido por las transformaciones de Zeus, con la historia entre el dios y Asteria, quien era hermana de Leto, la madre de Apolo y Artemisa. En este caso no fue Zeus el que se transformó, sino que cuando el dios intentó violarla, Asteria se convirtió en una codorniz para poder escapar de él.

Y tu, ¿Conocías estas metamorfosis de Zeus para sus conquistas amorosas? ¿Sabes alguna más? ¿Qué te parece la forma de conducirse de los dioses del Olimpo? ¡Esperamos tus comentarios! Si quieres saber más sobre las relaciones amorosas en la mitología griega, te invitamos a leer nuestro post sobre las violaciones de Poseidón. Al parecer el dios de los mares también gustaba en forma serial de los abusos. Y si lo que quieres es un conocimiento profundo sobre todos los mitos y leyendas que componen esta mitología, no te pierdas esta selección de los mejores libros de la mitología griega.

18 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here