Las 3 Tumbas de Faraones más impresionantes del mundo
4.8 con 45 voto[s]

En Egipto, podemos encontrar grandes construcciones funerarias o tumbas de faraones realmente impresionantes. Esto se debe a que los antiguos gobernantes de la civilización del Nilo creían en que había otra vida después de la muerte y tenían que preparar ese camino de la mejor de las formas posibles. Para ellos, una buena tumba era algo que tenía importancia capital. En este artículo podrás conocer las tres tumbas de algunos de los faraones más famosos del Antiguo Egipto, para ello únicamente tienes que seguir leyendo estas líneas.

Las necrópolis egipcias, la más conocida es el Valle de los Reyes en la que se encuentran la mayoría de tumbas de los faraones del Imperio Nuevo, eran las más impresionantes del mundo antiguo y todavía hoy son de los monumentos más importantes que existen. Dependiendo de la importancia del faraón enterrado en ellas, eran más o menos grandes y esplendorosas. Se podían encontrar tres tipos de tumbas según el período en el que fueran construidas: mastabas, pirámides e hipogeos. Las pirámides solían ser las más impresionantes, en el centro de ellas se ubicaba la cámara en la que descansaba el sarcófago del faraón con extremas medidas de seguridad. Estamos seguros de que te sorprenderán, ¡descúbrelas!

Tumbas de Faraones, tres maravillas que todavía se conservan

1. KV62

Tumbas de faraones

El significado de estas siglas es «King’s Valley o Valle de los Reyes», es la ubicación dónde se encuentra el sarcófago con la momia de Tutankamón que es uno de los faraones más conocidos de todo el Antiguo Egipto. Esta impresionante tumba fue descubierta por Howard Carter, en el año 1922. Constaba de 4 salas y en ellas se encontraron más de 5.000 objetos, incluida la famosa máscara funeraria de oro macizo del joven faraón Tutankamón. Quizás, esta tumba es tan importante por la momia que residía en ella y los objetos encontrados a su alrededor, más que por la decoración que era bastante usual. Este hecho se debe a que probablemente en principio esta tumba era de un noble, pero se tuvo que adaptar pronto a un faraón, lo que disparó las teorías sobre la muerte de Tutankamón. De entre todas las cámaras o salas, la más importante es la cámara del sarcófago dónde se encontró la momia del faraón.

2. Gran Pirámide de Guiza

tumbas de faraones

Fue ordenada construir por el faraón Keops, es la pirámide más grande de todo Egipto y una de las siete maravillas del mundo antiguo, siendo la única que perdura. Se calcula que fue construida en el año 2570 a. C. y es la construcción más impresionante de toda la necrópolis de Guiza. La pirámide está compuesta por dos cámaras en la planta principal y una en el subsuelo. Debido a la antigüedad de este monumento y a su fácil acceso, todo el interior de la pirámide se encontró vacío. El objeto más destacado que pudieron sacar de la pirámide de Guiza fue la llamada barca funeraria de Keops. Se encontró desarmada y llevo varios años recomponerla, era un elemento crucial en las cámaras funerarias de los antiguos egipcios ya que con ellas el fallecido podía cruzar hacia la otra vida.

3. KV7

tumbas de faraones

Esta tumba, perteneció a Ramsés II apodado el Grande. Sin duda alguna, uno de los faraones más conocidos de todo el Antiguo Egipto y del que más información se posee. Bajo el gobierno de Ramsés, se construyeron los mejores y más gloriosos monumentos o templos que han llegado hasta nuestros días. Su tumba, por lo tanto no podía ser menos. Es una de las más grandes de todo el Valle de los Reyes y los expertos aseguran que en su época de esplendor tuvo que ser una construcción maravillosa. Lamentablemente, se ha deteriorado demasiado y sus paredes están en un estado bastante deficitario. Eso, sumado a los famosos ladrones de tumbas que la han ido saqueando poco a poco nos priva de contemplar uno de los lugares de descanso eterno más llamativos de la antigüedad. La mayoría de los frescos que adornaban su tumba han sido reconstruidos y muestran preciosas escenas del Libro de los Muertos. Su momia refleja el poderoso hombre que era, a pesar de que muriera con más de noventa años en una época donde la esperanza de vida era de apenas cuarenta.

Como habrás podido comprobar, a pesar de los múltiples saqueos a los que se les ha sometido, estas tumbas de faraones todavía guardan mucha de la gloria y la belleza de su época. Son impresionantes lugares de descanso eterno, que además de ser preciosos por los objetos y decoraciones que encierran, simbolizan el poder del faraón que custodiaban.

Nos encantaría saber que te parecen estas tumbas de faraones que hemos analizado en estas líneas. ¿Cuál de estas tres te ha impresionado más? ¿Crees es las maldiciones que ocultaban muchas de estas tumbas? ¿Conocías la historia de Ramsés el Grande? ¡Déjanos tus comentarios, estamos deseando leerlos! 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here