Todos conocemos o hemos oído hablar de alguien que le tiene miedo o fobia a las agujas e inyecciones. Aunque a muchos nos puede parecer algo doloroso y fastidioso, a la hora de hacernos un examen o proceso médico, hay quienes padecen de este temor en un nivel mayor y desproporcionado. Se trata de una de las fobias más comunes y se conoce como tripanofobia o belonefobia. Si eres de los que le tienen terror a este tipo de elementos, acompáñanos en este nuevo artículo de Supercurioso que te diremos cómo superar el miedo a las agujas, jeringas e inyecciones.

Belonefobia, miedo a las agujas o inyecciones

que es belonefobiaAntes de hablar sobre la fobia a las jeringas, veamos qué es una fobia. Una fobia, en pocas palabras, es un trastorno de la ansiedad que surge como respuesta ante un estímulo que se interpreta como una amenaza, aunque objetivamente no lo sea. Entonces, una fobia es un miedo irracional frente a objetos o situaciones que no presentan un verdadero peligro, pero que la persona interpreta como tal.

Ahora bien, la tripanofobia es el miedo a las agujas, pero hay ciertos autores que también la denominan como belonefobia, haciendo hincapié en que está última se refiere al miedo a las agujas u otros elementos corta punzantes mientras que la tripanofobia es el miedo a las inyecciones como tal. Aunque en un principio se puede pensar que la belonefobia es justificable, pues efectivamente se enfrenta a un estímulo que puede herir, sigue siendo un trastorno o miedo irracional, ya que esta afecta la vida de quienes la padecen.

La belonefobia afecta aproximadamente al 10% de la población. Suele ser muy común en los niños, pero persiste en algunos adultos. Por lo general, esta fobia está muy relacionada con la hemofobia (miedo a la sangre) y la traumatofobia (miedo a las heridas), pero se trata de dos miedos distintos.

Como te lo mencionamos, la belonefobia no es el temor que todos podemos sentir ante algo que nos va a doler. Es un terror insuperable que hace que nuestra presión se altere de tal manera que nos desmayamos. Ahora revisaremos los síntomas, causas y tratamientos para la belonefobia, para que podamos tener claro cuando se trata de un trastorno.

1. Síntomas de la belonefobia

En la fobia a las agujas se presentan los mismos síntomas que en un trastorno de ansiedad. Así, sabes que se trata de una fobia cuando, al estar frente al estímulo, se eleva la presión arterial y el ritmo cardíaco. Esto, para luego caer en picada, lo que ocasiona que varias personas se desmayen y pierdan el conocimiento.

Más allá de los síntomas físicos que acabamos de mencionar, existen otros que se presentan de manera emocional y alteran la conducta de la persona afectada. En estos casos, se adopta una conducta de evitación, por lo que la persona hará lo posible por evitar exponerse a esta situación, sin importar que esto la afecte directamente. Por ejemplo, una persona con belonefobia puede rechazar un tratamiento médico que necesita con urgencia (como en el caso de los diabéticos), con tal de no exponerse a las agujas o inyecciones.

2. Causas de la fobia a las agujas

miedo a las jeringas

Al igual que sucede en cualquier tipo de fobia, el miedo a las agujas e inyecciones tiene diferentes causas difíciles de determinar, pues estas varían según el caso particular de cada persona. Sin embargo, se ha detectado que en la mayoría de los casos uno de los progenitores también sufría esta fobia. De hecho, varios científicos afirman que gran parte de las fobias son hereditarias.

Además del su origen genético, el Dr. James G. Hamilton, autor de un estudio sobre la belonefobia, la belonefobia podría estar relacionada con la evolución humana. Esto obedece a la lógica de que el que sobrevive es el que se aleja de los objetos que hieren y matan, como lo serían las agujas e inyecciones; por lo que esta fobia podría ser una respuesta de supervivencia.

Finalmente, en cuanto a las causas de esta fobia, se habla de traumas o experiencias negativas, ya sean propias o percibas, que hacen que aquella persona aprenda que aquel estímulo es algo peligroso o perjudicial. Por esto es que descubrir la causa de una fobia es una tarea ardua, pues es necesario que un profesional detecte la causa que muchas veces puede pasar desapercibida.

3. ¿Cómo superar la fobia a las agujas?

La forma principal en cómo superar el miedo a las agujas es yendo con un profesional. Idealmente esta persona tendrá formación en psicología, por lo que podrá ayudarte a determinar la causa de tu belonefobia y así definir qué tratamiento es el mejor para ti. Sin embargo, existen algunos consejos del personal sanitario que te contamos a continuación: 

  • Hablar con el médico:Cuando tengas que aplicarte alguna inyección, es aconsejable que antes le expliques al médico o ATS que va a pincharte o sacarte sangre que padeces de belonefobia. Posiblemente hará que te tumbes en una camilla y te tranquilizará. También puedes pedir un anestésico tópico, como el que a veces utilizan los dentistas. Esto hará que te sientas más tranquilo ante el dolor.
  • Acudir con un reproductor de música: Se ha afirmado que al estar con auriculares y escuchando tu música favorita puedes reducir la ansiedad que te provoca el miedo a las agujas. Tus sentidos se concentrarán en este estímulo y olvidarán la presencia de la inyección.
  • Hacer ejercicios de respiración: Respirar hondo y cerrar los ojos le mandará una señal a tu cuerpo para que se relaje, además al no ver la aguja podrás centrarte en algo más.
  • Masticar algo: Los expertos sugieren masticar cualquier cosa, ya sea un caramelo o un chicle. Aunque no nos demos cuenta, esta acción nos proporciona una vía de escape al ser una distracción para nuestra mente. Otras distracciones que funcionan son el recitar, por ejemplo, el alfabeto al revés o pellizcarte la pierna con la otra mano. Esto último, al producir un pequeño dolor, nos distrae y enmascara el del pinchazo.
  • Evitar las sustancias estimulantes: Es ideal no consumir, por lo menos en las 6 horas previas, sustancias que nos alteren como, por ejemplo, el café. Cuanto más relajados acudamos, mejor.
  • Acudir con alguien de confianza: Otro consejo es ir a la cita con alguien de tu confianza, un amigo o familiar, que te dé la mano durante el procedimiento. Si son niños, pueden llevar su juguete favorito o cualquier objeto o persona que refuerce su sentido de seguridad.

La Belonefobia en video

 

Hasta aquí ha llegado nuestra aproximación a lo que es la belonefobia, esperamos te haya parecido útil y curioso descubrir de qué se trata este trastorno. Si padeces del miedo a las agujas compártelo con nosotros en los comentarios y dinos qué truco tienes para enfrentarte a tu miedo. Nosotros estaremos felices de leerte 😊 Además, para que sigas descubriendo las fobias más raras del mundo, no dejes de leer nuestro artículo: fobias de famosos, ¡te encantará!

 

 

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here