¿Estás leyendo este artículo desde tu celular? Probablemente así sea, los dispositivos móviles son muy útiles en nuestras tareas diarias y están tan presentes en nuestras vidas que muchas veces nos volvemos dependientes de ellos. Si consideras que tienes una adicción al celular, quizá padezcas de nomofobia que es la fobia o el miedo a no tener el celular. Si quieres aprender más sobre esta fobia, no dejes de leer este nuevo artículo de Supercurioso que te contaremos todo lo que debes saber.

¿Padeces de la fobia a no tener el celular?

que es la nomofobia sintomas

Antes de hablar sobre lo que es la nomofobia, veamos qué es una fobia. Una fobia, en pocas palabras, es un trastorno de la ansiedad que surge como respuesta ante un estímulo que se interpreta como una amenaza, aunque objetivamente no lo sea. Entonces, una fobia es un miedo irracional frente a objetos o situaciones que no presentan un verdadero peligro, pero que la persona interpreta como tal.

Sabemos que muchos (si no todos) utilizamos nuestro celular a diario, ya sea por trabajo, escuela o simplemente para comunicarnos con nuestros allegados. Aprovechar este tipo de tecnología para realizar nuestras diligencias no está mal, el problema llega cuando se desarrolla una adicción al celular que eventualmente puede convertirse en la fobia de estar sin él. De hecho, la palabra nomofobia viene de las iniciales de «no-mobile-phone phobia» y este trastorno se viene estudiando desde el año 2001.

La nomofobia es una de las fobias más comunes, se calcula que aproximadamente el 53% de los usuarios de teléfono móvil padece nomofobia. Si tenemos en cuenta que en España, por ejemplo, el 96% de la población tiene un celular, nos da un saldo espeluznante de personas con este trastorno ansioso. Las personas que padecen esta fobia sienten ansiedad si no tienen cobertura, pierden el aparato o se quedan sin saldo o batería. Según una encuesta efectuada por el CEETA (Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad), entre los propietarios de móviles, el 75% lo lleva al baño, el 30% no deja de usarlo aunque esté en una comida en grupo y el 9% dice utilizarlo cuando está en la iglesia. Por otra parte, según el mismo estudio, las mujeres y los adolescentes son más propensos a padecerla.  Las consecuencias de la nomofobia pueden ser graves y afectar la vida normal de quien la padece. Por todos estos motivos, es importante reconocer sus causas y síntomas para estar alertas y encontrar la solución más adecuada.

1. Síntomas de la nomofobia

fobia a no tener el celular

La mayoría de los síntomas de la nomofobia son iguales a los de cualquier otro trastorno de ansiedad o fobia. Entre los síntomas físicos están la elevación de la presión arterial y el ritmo cardíaco, sudoración excesiva, malestar, náuseas y temblores, entre otros. Además de estos, los síntomas de la nomofobia también alteran el comportamiento de la persona afectada. En primer lugar, la persona tendrá dificultad para concentrarse o actitudes agresivas por no tener el celular. A estos se suman una inquietud profunda, malestar y miedo al aislamiento.

Si cuando usas el celular te sientes en calma y el solo hecho de pensar que tu móvil puede apagarse, dañarse o que puedes olvidarlo en casa, te provoca extrema ansiedad y nerviosismo, probablemente padezcas de nomofobia. Los expertos dicen que el que padece de la fobia a no tener el celular pasa por una situación de estrés a un nivel similar al que se padece ante un acontecimiento de gran envergadura, como pueda ser un casamiento o el hecho de ir al dentista (lo que también puede tratarse de odontofobia).

Un nomofóbico es fácilmente reconocible porque:

  • Se desconecta del mundo real. Prefiere estar en el celular antes que cumplir con las obligaciones.
  • Mira constantemente su celular para ver si ha recibido algún mensaje.
  • Cree escuchar el timbre o sentir la vibración de su celular.
  • Siente la necesidad de responder inmediatamente al recibir una notificación.
  • No duerme o pierde horas de sueño por estar en las redes sociales o respondiendo mensajes.
  • No quiere ir a ningún sitio en el que no haya cobertura.
  • No apaga el celular en ningún momento.
  • Se regresa por el celular si al salir de casa nota que se le ha olvidado.
  • Está pendiente de localizar un enchufe o alguna red wifi que le permita recargar la batería y estar en línea.

2. Causas de la fobia a no tener celular

Como con cualquier otra fobia, las causas son difíciles de determinar, pues estas son particulares para cada persona. Por lo general, se refieren a experiencias traumáticas o negativas, ya sean propias o de segundas personas, que hacen que la persona perciba que estar sin el celular es algo peligroso y perjudicial.

Por otra parte, cabe resaltar que vivimos en un mundo tecnológico, por lo que despegarse de los aparatos electrónicos es un verdadero reto, sobre todo en épocas de pandemia, en las que hemos tenido que adaptarnos cada vez más al mundo digital. Igualmente, varios expertos afirmaron que la dependencia al celular se debía al aburrimiento, la soledad y la inseguridad.

3. Consecuencias de la nomofobia

consecuencias de la nomofobia

Una de las consecuencias de la nomofobia es el aislamiento social. La persona que padece de esta fobia parece desconectarse del mundo real y no interactúa con los demás, únicamente lo hace por medios digitales.

Otra de las consecuencias de la nomofobia que puede no ser muy obvia es el daño de nuestros ojos y manos. Al estar largos periodos de tiempo viendo la pantalla y moviendo el dedo sobre ella, puede ocasionar daños irreversibles sobre nuestra salud física, como deterioro en la visión y espasmos musculares. A esto se añaden los problemas que pueden traer algunas posiciones incómodas al momento de usar el celular y fuertes dolores de cabeza por el esfuerzo excesivo. El sedentarismo es otra de las consecuencias de la nomofobia, pues al estar pegados al celular, nuestra actividad física decae, lo que eventualmente puede empeorar nuestra salud y condición física.

Finalmente, estudios han demostrado que si revisamos el celular justo antes de dormir e incluso dormimos con él en la cama, nuestra calidad del sueño podría verse afectada. Esto se debe a que nuestro cerebro permanece activo antes de dormir y a que el celular sigue emitiendo ondas mientras nosotros dormimos. Lo mejor es apagar el celular antes de dormir y hacer algún tipo de actividad relajante para alcanzar un sueño más profundo.

4. ¿Cómo superar esta fobia?

Lo primero que se puede hacer para superar la nomofobia es reconocer que se padece y que se tiene una adicción, en este momento ya se puede trabajar para poder superarla. Lo mejor que puedes hacer para superar la fobia a no tener el celular es consultar con un experto. Un profesional de la salud evaluará tu caso individual y a partir de ahí podrá definir qué tratamiento es el mejor para ti.

Sin embargo, hay ciertas cosas que puedes hacer tú mismo para superar la adicción al celular. Los expertos de CEETA dicen que lo mejor es el fomentar el autocontrol, intenta dejando el celular de forma gradual al establecer horarios para su uso, puedes empezar por no revisarlo por 15 minutos y luego ir aumentando el tiempo de destoxicación. Otro consejo es silenciar las notificaciones, de esta manera concentrarse en otras tareas será más fácil y podrás desconectarte sin problema. Además, apagar el móvil por la noche es clave. Otro consejo para superar la adicción al celular es encontrando un hobby que pueda distraerte de estar pegado al celular.

Hasta aquí ha llegado nuestra aproximación a lo que es la nomofobia, esperamos te haya parecido útil y curioso descubrir de qué se trata este trastorno. Si padeces del miedo a estar sin el celular, compártelo con nosotros en los comentarios y dinos qué truco tienes para enfrentarte a tu miedo. Nosotros estaremos felices de leerte 😊 Además, para que sigas descubriendo las fobias más raras del mundo, no dejes de leer nuestro artículo: fobias de famosos, ¡te encantará!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here