Al revisar qué es una fobia, nos damos cuenta de que los casos son infinitos, pues pueden presentarse frente a cualquier objeto o situación. Algunas son fobias más comunes, como la aracnofobia (miedo a las arañas) o la cinofobia (miedo a los perros) Pero, entre las fobias más raras del mundo, encontramos asuntos como la querofobia (miedo a ser feliz), la escopofobia (miedo a ser observado) y la amaxofobia (miedo a conducir). Dentro de esta categoría, hay una en particular que llama la atención por la terrible forma en la que puede afectar nuestra salud, se trata del miedo a dormir o somnifobia. 

Si quieres saber más, acompáñanos en Supercurioso, que hoy nos metemos entre las sábanas, para descubrir qué es la somnifobia, sus causas, síntomas y consecuencias. Y es que dormir poco tiene un sinfín de efectos negativos para tu bienestar y calidad de vida.

Descubre qué es la somnifobia

Qué es la Somnifobia

Luego de un día cargado de actividades, movimientos y responsabilidades, nada es más placentero que llegar a casa, darse una ducha y lanzarse a la cama a disfrutar de unas cuantas horas de descanso profundo.

Sin embargo, dormir bien es un acto que parece vedado para las personas que sufren de la fobia hacia el sueño. Al hablar de qué es la Somnifobia, nos referimos a una patología que también es conocida como clinofobia u onirofobia, que impide a las personas que la padecen, conciliar un sueño tranquilo, profundo y reparador.

Concretamente, el miedo a dormir genera en quien lo padece la sensación de que dormir representa un riesgo. Tan es así que, al llegar el momento del descanso, estas personas sufren de grandes dosis de ansiedad y estrés, estos ataques incluso pueden derivar en crisis de pánico. Lo interesante de la fobia es que no está asociada con sueños o pesadillas. Es decir, la fuente del miedo a dormir no está en lo que ocurre en el sueño, sino en las ideas que la persona se hace anticipadamente sobre él.

Las personas que sufren de la fobia al sueño también suelen percibir otras patologías asociadas, como el miedo a ser hipnotizados. En resumen, se trata de un temor a perder el estado de conciencia y el dominio de sí, generándose una sensación de vulnerabilidad.

1. Causas y síntomas del miedo a dormir

Cuando hablamos de qué es la Somnifobia nos encontramos con una patología que resulta sumamente nociva para la calidad de vida. Sus causas pueden ser multifactoriales: desde asuntos vinculados a la predisposición genética, a la ansiedad, hasta experiencias negativas o traumas no resueltos. El hecho es que la persona que padece de miedo a dormir suele exteriorizarlo a través de síntomas como los siguientes:

  • Las personas que sufren de miedo a dormir suelen tener un malestar muy intenso e incapacitante durante las últimas horas del día. Su ansiedad se incrementa de forma notoria cuando se aproxima el momento de la noche. Incluso se agudiza cuando empiezan a sentir cansancio físico y sueño.
  • En casos más intensos, las personas con fobia a dormir pueden exasperarse o angustiarse en demasía ante la sola idea de dormir, aun cuando la noche esté todavía lejos.
  • También es común en quienes padecen de miedo a dormir, la experimentación de síntomas físicos como temblores, aceleración del pulso y la presión, náuseas, mareos o respiración acelerada.
  • También se cuentan como síntomas que definen qué es la Somnifobia, la recurrencia de pensamientos catastróficos sobre lo que puede pasar si la persona se queda dormida. Esta angustia se combina con una necesidad imperiosa de «escapar» al momento del sueño.

2. Las consecuencias de no dormir bien

miedo a dormir

El sueño es una de las funciones más importantes del cuerpo. Mientras dormimos, nuestro cerebro y organismo siguen trabajando, desarrollando diferentes procesos. Incorporar información nueva, recargar energías y sentirnos descansados, es parte de lo que se genera en nuestro cuerpo cuando dormimos de forma reparadora, entre siete y ocho horas cada noche.

Pero las personas que sufren de miedo a dormir padecen de los efectos negativos de la ausencia de sueño. Entre las principales consecuencias de no dormir bien, se cuentan las siguientes:

  • Cuando hablamos de qué es la Somnifobia, nos enfrentamos a una patología que daña el sueño, y por tanto nuestro humor y relaciones. Las personas que duermen mal, suelen desarrollar estados de ánimo volátiles. Están más irritables y esto afecta a sus vínculos interpersonales.
  • Cuando no dormimos bien, también tenemos un caldo de sustancia idóneo para el desarrollo de sentimientos de ansiedad e incluso depresión.
  • El hecho de dormir mal también puede afectar la salud física, aumentando el riesgo de desarrollar patologías como la presión arterial alta, enfermedades del corazón, enfermedades del riñón, e incluso obesidad y diabetes tipo dos.

3. ¿Cómo tratar la Somnifobia?

Aproximarnos al concepto de qué es la Somnifobia puede resultar bastante desesperanzador para quienes la padecen. Siendo el descanso uno de los placeres más valiosos de la vida, no poder hacerlo de forma espontánea resulta todo un dolor de cabeza. Pero existen técnicas y métodos que pueden ayudarnos a dormir mejor y a superar el miedo a dormir y recuperar un descanso profundo.

  • La terapia de exposición sistemática

El principal aliado para el tratamiento de la Somnifobia y otros tipos de fobias, es la terapia psicológica. En ella, el profesional puede guiar a su paciente con diferentes herramientas, hasta ir reduciendo progresivamente los síntomas. Una de las técnicas más comunes y efectivas es la de la exposición sistemática. Se trata de someter a la persona al estímulo fóbico. Acercarlo a un contexto en el que, en un entorno seguro y controlado, el paciente pueda aproximarse a su fuente de ansiedad.

Para ello se utilizan ejercicios de visualización guiados por el psicólogo. Incluso se ha ensayado también la utilización de contextos más reales, sumando herramientas de realidad virtual. En estos ejercicios, el profesional va ajustando los niveles de dificultad a medida que el paciente evoluciona, hasta el punto en el que la fobia se reduce a una molestia insignificante.

  • Las terapias de relajación

Comprender qué es la Somnifobia y superarla es un proceso que no se materializa de un día para otro. Sin embargo, aplicando los métodos correctos y con la constancia indicada, los resultados que se obtienen son notables. Las terapias de relajación se suman a los métodos de solución del miedo a dormir. A través de diferentes técnicas, se lleva al paciente a un estado de relajación profundo, que involucra ejercicios de respiración y de toma de conciencia. Con ello se logran reducir los niveles de angustia de la persona a medida que se acerca el momento de dormir.

  • La reestructuración cognitiva

Y otra de las técnicas terapéuticas que combaten de manera eficiente el miedo a dormir, es la reestructuración cognitiva. Básicamente, se trata de abordar los temores irracionales de la persona, cambiando sus ideas sobre ellos. Por ejemplo, alguien que tema que mientras duerme sus órganos se detendrán, puede abordarse desde este punto de vista, haciéndole ver cuán improbable es que sus angustias se vuelvan realidad. Llevándolo a cuestionar y desmontar sus propias creencias limitantes, favoreciendo así una nueva perspectiva sobre su fobia.

Y tú, ¿Conocías sobre el miedo a dormir? ¿Alguna vez lo has experimentado? ¿O sabes de alguien que lo padezca? Déjanos todas tus opiniones en un comentario. ¡Estaremos deseando leerte! Y, si quieres seguir con el tema, te invitamos a que no te pierdas esta rara selección de las fobias de famosos más extravagantes, ¡Para alimentar tu espíritu súper-curioso!

Más allá del miedo a dormir, otras fobias que pueden interesarte

fobiasAhora que concluimos con nuestro artículo sobre la fobia a las inyecciones o víboras, queremos dejarte con esta selección de fobias. ¿Tienes alguna de ellas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here